Reportaje

¿Qué sueles hacer en el coche y no sabes que está prohibido?

Tráfico de la Guardia Civil subraya la importancia de descansar y de prevenir posibles riesgos en los viajes. El uso del móvil conlleva una multa de 200 euros y en los positivos por alcohol puede llegar a 1.000 euros

Tráfico en la operación salida, este viernes, en Córdoba.

Tráfico en la operación salida, este viernes, en Córdoba. / MANUEL MURILLO

Pilar Cobos

Pilar Cobos

Con la llegada del verano se incrementa el tráfico en las carreteras de Córdoba (provincia de paso) y, como consecuencia, los siniestros viales. El jefe del subsector de Tráfico de la Guardia Civil, el capitán Francisco Sillero, explica que la mayoría de los accidentes son provocados por distracciones e infracciones, y recuerda algunas claves que contribuyen a la seguridad de los conductores y acompañantes como el descanso, el cuidado de los vehículos y otras medidas preventivas.

El subsector tiene unos 170 agentes en la provincia y en momentos clave como la primera operación salida, iniciada ayer, «intentamos reforzar los servicios lo máximo posible», explica. Además, llama a los conductores a no bajar la guardia, porque «muchas veces tenemos asumido que no pasa nada, pero yo siempre pongo el mismo ejemplo: ¿Si no pasa nada, por qué llamas a tu madre para que sepa que has llegado bien?».

El conductor

En su opinión, «estar descansado es lo principal» cuando se sale a la carretera. Junto a ello, es importante no consumir sustancias como alcohol, drogas o medicamentos contraindicados para esta actividad.

Se recomienda parar cada dos horas, aprovechando las estaciones de servicio o áreas de descanso, «sobre todo», si viajan menores, mayores o mascotas.

En este sentido, es aconsejable que alguien viaje junto al niño en la parte de atrás para distraerlo o atenderlo, e incluso intentar viajar cuando el pequeño duerme. Esta población es «la más débil» en caso de siniestro y se debe utilizar el sistema de retención infantil hasta que miden 1,35 centímetros. Para el resto de los ocupantes, «el cinturón de seguridad es el elemento quizás más antiguo y que más seguridad ha demostrado», subraya.

Las mascotas

En cuanto a los animales de compañía, el jefe de Tráfico de la Guardia Civil detalla que, «de momento, lo que hay son recomendaciones», pero en ningún caso deben ir sueltos dentro del coche. Así, «la combinación ideal» sería utilizar un transportín que vaya sujeto dentro del maletero y precisa que no debe colocarse sobre los asientos porque, en caso de siniestro, saldría disparado. Las mascotas pueden viajar, asimismo, en el asiento sujetas con arneses o ubicando el transportín en los pies del asiento trasero.

En autovía, sin triángulo

Francisco Sillero recuerda que «el número de atropellos de gente que ha sufrido una avería o un siniestro ha subido exponencialmente en los últimos años» y, por esto, desde el verano pasado no es obligatorio utilizar los triángulos de emergencia en autovías y autopistas (sí en vías de doble sentido). Hasta enero de 2026, se puede usar tanto este elemento como la luz V16 y a partir de esa fecha solo se empleará la luz. Este sistema, además, permite a los agentes geolocalizar el vehículo averiado.

Además, es aconsejable llevar más de un chaleco reflectante y se pueden portar otros elementos como mantas térmicas, que sirven tanto para proteger del frío como del calor (dependiendo del lado que se use).

Respecto a la revisión y el mantenimiento del vehículo, este responsable destaca diferentes elementos como la comprobación del estado y de la edad de los neumáticos, los líquidos de freno o el refrigerante.

Calzado y gafas

Los conductores deben adoptar las medidas necesarias para mantener la atención y la libertad de movimiento. De esta forma, al ser consultado por algunos falsos mitos sobre lo prohibido en carretera, el jefe del subsector de Tráfico aclara que un conductor podría llevar chanclas, aunque lo recomendable sería optar por otro calzado (incluso llevarlo como repuesto) que , por ejemplo, no se resbale cuando se pisa un pedal. Tampoco sería una infracción, por ejemplo, viajar sin camiseta.

En cambio, el conductor que necesita gafas debe llevar unas de repuesto. Es más, en caso de que se haya operado para corregir el problema y no las necesite, debe portar un certificado médico que le retire esta restricción.

Maletas, armas o drogas

Los viajeros no deben portar ningún elemento como el equipaje o bolsas dentro del vehículo, sino que deben colocarse en el maletero y la guantera.

Francisco Sillero detalla, asimismo, que no se puede llevar droga ni otras sustancias u objetos prohibidos. En el caso de las armas, están prohibidas las navajas mariposa o las automáticas, pero sí se podría llevar una pequeña navaja, por ejemplo, en caso de que sea necesaria en una actividad como la jardinería.

En caso de accidente, el 112

«En caso de siniestro, lo primero que hay que intentar es que no ocurra otro siniestro», destaca el jefe del subsector de Tráfico. En esta línea, alude a la necesidad de mantener la seguridad de los ocupantes del vehículo y señalizar si no implica un riesgo. Además, se debe llamar al 112 Andalucía («hay gente que lo primero que hace es llamar a su familia y demás», comenta), porque este servicio coordina a todos los efectivos de emergencias y geolocaliza el vehículo.

Multas

El teléfono móvil es una de las principales distracciones cuando se viaja en carretera y, por ello, su uso está sancionado con la retirada de tres puntos del carné si se hace a través de un soporte instalado en el coche o de seis puntos cuando se manipula con la mano (también se sanciona cuando el vehículo está parado en un semáforo). En ambos casos, la multa es de 200 euros. Esta es la misma cuantía que se impone, por ejemplo, cuando se arroja una colilla al exterior o se conduce con el codo apoyado en el marco de la ventana.

Si el conductor da un positivo en alcohol de hasta 0,50 miligramos por litro de aire espirado, la sanción será de 500 euros, pero si excede esta medida llega a 1.000 euros (más la retirada de puntos). Cuando se hayan consumido otras drogas, la multa es de 1.000 euros. En los excesos de velocidad, las multas llegan a los 600 euros, mientras que un turismo que circule sin seguro se enfrenta a una sanción de 1.500 euros.

Suscríbete para seguir leyendo