ARRU

Vecinos del Santuario denuncian "el calvario" para cobrar la segunda parte de las ayudas para ascensores

Reprochan tener que presentar una documentación complicada que no fue necesaria para percibir la primera mitad de la subvención

Pisos del barrio del Santuario.

Pisos del barrio del Santuario. / A. J. GONZÁLEZ

Diario CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

La asociación vecinal Santuario ha denunciado "el calvario", principalmente administrativo, que están viviendo algunos vecinos para cobrar la segunda parte de la subvención concedida por la Junta de Andalucía para la instalación de ascensores y la eliminación de uralita de los edificios, una ayuda que llegó tras la declaración del barrio Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU). Los vecinos han explicado que ya el año pasado empezaron las obras y que, al inicio de las mismas, la Junta les ingresó la primera parte de la subvención (el Ayuntamiento puso su parte correspondiente a principios de este ejercicio).

Con las obras acabadas, explica la asociación, la segunda mitad de la subvención no ha llegado todavía. La razón, aseguran los vecinos, que ahora la Junta exige dar de alta la cuenta corriente de la comunidad de propietarios, "algo que en ningún momento nos habían exigido para la subvención", apostillan. Tras presentar por certificado electrónico varios documentos y de acudir a varias delegaciones para presentar la documentación de forma presencial, la asociación vecinal dice que "empieza el calvario".

El "calvario" al que hacen referencia los vecinos es que para dar de alta a una comunidad de propietarios se necesita una documentación "complicada" que tendrían que hacer a través de un administrador. Entienden estos vecinos que las administraciones "nos quieren obligar" a contratar a esa tercera persona para poder tener la documentación en regla.

Lo que no entienden en el Santuario es por qué la primera parte de la subvención se les abonó "sin problemas" y se preguntan "por qué tenemos que presentar continuamente documentos a una administración que ya los tiene". Además, advierten que este problema, que se produce desde hace más de un mes, está generando retraso en el pago a las empresas encargadas de hacer las obras y explican que lo que pasa ahora en una comunidad de propietarios va a pasar en el resto que tengan concedida la misma ayuda.

La respuesta de la Junta

Fuentes de la Consejería de Fomento preguntado a este respecto han explicado que esta incidencia del segundo "se ha debido a que algunas comunidades de propietarios (dos de ellas) no habían facilitado una cuenta bancaria diferencial según recogen las bases reguladoras", algo que es necesario para "velar que el dinero llegue correctamente a los beneficiarios".

Ese problema, detallan las mismas fuentes, no ocurrió con el primer pago, ya que ese 50% de la subvención se otorgó al Ayuntamiento (como entidad colaboradora), independientemente de que tuvieran o no las comunidades de propietarios dada de alta su cuenta. Sin embargo, a la hora de realizar los segundos pagos de la subvención, el programa de la Junta no permitía generar el documento contable de pago porque está ajustado a lo dispuesto en la convocatoria

Al vez que se producía ese fallo en dos expedientes, la Consejería de Fomento asegura que se puso en contacto con esas comunidades de propietarios para que dieran de alta la cuenta y percibieran el dinero. "Confiamos en que puedan resolver esas circunstancias y desde la Consejería de Fomento se les ofrecerá toda la ayuda y asesoramiento necesario para que se pueda resolver estas incidencias", finalizan las fuentes consultadas.