Día Mundial de la Sequía

Córdoba reduce el consumo de agua un 3% y asegura reservas para varios años

Emproacsa estima que el suministro está garantizado por dos anualidades aunque no llueva, y Emacsa mira al futuro con optimismonPese a la mejora, las empresas hacen un llamamiento al consumo responsable

El embalse de San Rafael de Navallana, tras las lluvias de primavera.

El embalse de San Rafael de Navallana, tras las lluvias de primavera. / A. J. González

Cristina Ramírez

Cristina Ramírez

La situación hídrica actual de Córdoba capital y provincia, que acumulan 3.130 hectómetros de agua en sus embalses, es «positiva», con un panorama muy distinto al que había hace justo un año. Así lo explican, con motivo del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se celebra hoy, las empresas públicas Emproacsa y Emacsa, que gestionan el agua de gran parte de los municipios de la provincia (la primera) y la capital (la segunda). Sin ser demasiado optimista, el gerente de Emproacsa, Manuel Martín, estima que con estos recursos la provincia tiene el suministro de agua garantizado durante al menos dos años, independientemente de las precipitaciones. Por su parte, el presidente de Emacsa, Jesús Coca, no se atreve a hacer una estimación concreta, aunque sí asegura que «hay agua para un largo periodo de tiempo». A este panorama más halagüeño contribuyen tanto las lluvias de esta primavera como la reducción del consumo, que ha caído un 3% de media, según las estimaciones de ambas empresas.

Gracias a las campañas de concienciación y a las medidas de eficiencia aplicadas por ambos entes, se ha conseguido que descienda el consumo. Emacsa, por ejemplo, tiene un gasto doméstico medio de 120 litros por habitante al día y de 130 litros para todos los usos. El consumo, según fuentes de la empresa municipal, ha descendido entre un 3 y un 5%. Emproacsa, por su parte, detectó el año pasado un gasto medio de agua de 99 litros al día para uso doméstico y de 140 litros al día en todos los usos.

El embalse de San Rafael de Navallana, tras las lluvias de primavera.

El embalse de San Rafael de Navallana, tras las lluvias de primavera. / A. J. González

Asimismo, en el primer trimestre de 2024, el consumo medio por habitante para uso doméstico cayó hasta los 80 litros al día (un 2,86% menos que el mismo trimestre del año anterior) y, teniendo en cuenta todos los usos, a 112 litros, lo que significó un 1,45% menos que el año anterior.

Jesús Coca detalla que dentro de los umbrales que marca la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) «estamos en una situación de normalidad», lo que, a su juicio, «es una gran noticia porque no estábamos en esta situación desde hace casi dos años». En cuanto a la estimación de recursos, añade que «dependen de muchos factores» como «la sequía, el calor o la transpiración». Lo que sí asegura es que «hay tranquilidad» al respecto. Es más, en abril, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, vaticinó que la ciudad tendría suministro de agua garantizado durante seis años.

Por otra parte, Martín estima que, teniendo en cuenta el volumen de los tres pantanos que abastecen de agua a los municipios a los que distribuye agua Emproacsa (Iznájar, Martín Gonzalo y Sierra Boyera), «para dos años tenemos agua si no lloviera nada y haciendo un uso prudente» de la misma. El gerente de la empresa provincial ha querido ser muy cauto, ya que considera que «transmitir un mensaje de abundancia es peligroso». También añade que influyen «muchos factores», incluido el desembalse de Iznájar para la dotación de riego a la agricultura. Ambos responsables instan a no bajar la guardia, ya que, puntualizan, la sequía no es algo «puntual» ni «coyuntural», sino «estructural» en Córdoba.

Las empresas públicas de gestión del agua aplican medidas para hacer la red más eficiente

Para ello, desde las empresas trabajan para hacer sus sistemas más eficientes con distintas medidas. Emacsa señala que una de ellas es la renovación la 97% de la red de abastecimiento con la que consigue, según informan fuentes técnicas, que la media de fugas sea «muy baja», en torno al 10%. También trabaja en distintos proyectos de regeneración de aguas residuales para su reutilización. De hecho, Coca ha recordado que mantienen conversaciones con la CHG para poder utilizar tres hectómetros cúbicos de los 30 que regenera la empresa para regar parques y jardines de la ciudad. Emproacsa, además de a las mejoras de la red, apela al control de los niveles de los pantanos para ver cómo evoluciona la situación. Como ha explicado Martín, hace unos días celebraron un comité de sequía y dentro de un mes tendrá lugar el siguiente para determinar las actuaciones a acometer, en función de la situación. En el último comité de sequía se aprobó dejar de aplicar los recargos por consumo excesivo de agua.

Medidas de ahorro: cada gota cuenta

Reducir la cantidad de agua que se utiliza

El presidente de Emacsa y el gerente de Emproacsa instan a no bajar la guardia y hacer un consumo responsable del agua. De esta forma, ambos entes aconsejan cambiar los hábitos de vida porque «la sequía ha llegado para quedarse». Así, sugieren no descongelar los alimentos bajo el grifo; reparar los grifos que gotean y no dejar estos abiertos mientras se lavan los platos, se limpian los dientes o los alimentos; y cambiar la ducha por el baño.

Aprovechar y reutilizar los recursos hídricos

Además de intentar gastar la cantidad justa y necesaria de agua, apelan a aprovechar aquella que sea posible. Por ejemplo, mientras se espera a que salga del grifo agua caliente, se puede llenar un recipiente con el agua fría, que se puede utilizar, por ejemplo, para fregar o regar las macetas. Para riego, aconsejan elegir el sistema adecuado. Recomiendan también cubrir las piscinas para evitar su evaporación y favorecer el mantenimiento de las mismas. 

Aplicar medidas de ahorro dentro del hogar

Emacsa y Emproacsa aconsejan aplicar medidas para el ahorro en el hogar. Por ejemplo, si la cisterna es ecológica, pulsar dos veces para que la descarga no sea completa. En caso de que no lo sea, colocar dentro una botella llena de arena. Además, si un grifo gotea, repararlo cuanto antes, ya que se pueden perder más de 30 litros de agua al día. Otra recomendación es cerrar la llave de paso si se emprende un viaje de varios días, para así evitar las posibles fugas.

Suscríbete para seguir leyendo