Tribunales

El juzgado cita como investigado a un comandante de la Guardia Civil de Córdoba en la causa de los contratos amañados

Instrucción trata de esclarecer la presunta comisión de los delitos de cohecho, falsedad documental y prevaricación por parte de los investigados

Cuartel de la Victoria, sede de la Comandancia de la Guardia Civil en Córdoba.

Cuartel de la Victoria, sede de la Comandancia de la Guardia Civil en Córdoba. / CÓRDOBA

Noelia Santos

Noelia Santos

El Juzgado de Instrucción número 6 de Córdoba ha citado como investigado a un comandante de la Guardia Civil de Córdoba dentro de la causa que se instruye por supuestos amaños de contratos de obras en cuarteles del Instituto Armado de la provincia. Así lo han confirmado fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) a Diario CÓRDOBA y lo han hecho saber también desde la Asociación de Suboficiales de la Guardia Civil (Asesgc), ambas personadas en la causa que se investiga. De momento, en la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba afirman no tener constancia de este hecho.

Según ha podido saber este periódico, el citado comandante acudió a declarar como testigo del caso, pero durante sus declaraciones la jueza decidió incluirlo en la causa como investigado. Serían, por lo tanto, ya dos guardias civiles los investigados dentro del procedimiento, el comandante y el sargento detenido (y puesto en libertad con cargos) en el inicio de la investigación, además de varios empresarios que también podrían estar implicados en el caso.

Supuesto amaño de contratos

Los hechos que están siendo investigados se remontan a principios del año 2022 y abarcan hasta la actualidad. La propia Comandancia de Córdoba, tras detectar presuntas irregularidades en la concesión de contratos de obras a ejecutar en cuarteles de la provincia, puso el caso en conocimiento de la Fiscalía. El Ministerio Público instó al Instituto Armado a abrir una investigación desde su Servicio de Asuntos Internos (SAI).

El caso se destapó en marzo de este año, cuando agentes del SAI se desplazaron de Madrid a Córdoba para detener al sargento, que se ocupaba de labores de mantenimiento y asumía cuestiones relacionadas con las contrataciones para actuar en instalaciones de la Benemérita.

Imagen de archivo de una gente de la Guardia Civil.

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil. / CÓRDOBA

En estos momentos, Instrucción 6, que asumió el caso, trata de esclarecer la presunta comisión de los delitos de cohecho, falsedad documental y prevaricación por parte de los investigados.