TRIBUNALES

Mujer con educación Primaria y en paro, la víctima de violencia machista atendida en el SAVA

Laura Fernández asegura que "lo preocupante no es tanto el perfil de las personas que se atienden, sino de las que no se atienden", en alusión a víctimas de otros estratos sociales

Una mujer protesta contra la violencia de género en una imagen de archivo.

Una mujer protesta contra la violencia de género en una imagen de archivo. / EFE

Pilar Cobos

Pilar Cobos

El Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía (SAVA) atendió el año pasado a 1.247 víctimas de violencia de género en Córdoba (un 37% más anual), de las que un 98% son mujeres y el 2% restante, hombres. En este grupo sobresalen 40 menores de edad, de los que 11 tienen menos de 12 años.

La coordinadora del SAVA en Córdoba, Laura Fernández, explica que algunos niños y adolescentes pueden ser víctimas de lesiones y testigos de violencia ejercida de padres a madres, además de otras situaciones por las que también pueden ser considerados víctimas directas de esa violencia machista. 

En el caso de los adultos, el perfil mayoritario de las personas asistidas es el de mujeres de 30 a 44 años de edad, solteras, con educación Primaria y desempleadas, que sufren estos delitos a manos de su pareja o expareja. Sin embargo, Laura Fernández aclara que no existe un perfil de víctima o victimario en ningún tipo de delito, salvo en aquellos donde influye el sexo de la persona.

De este modo, respecto a la violencia machista señala que «lo preocupante de ese dato no es tanto el perfil de las personas que se atienden, sino de las que no se atienden. Aquí hemos atendido a mujeres de todo tipo», explica, apuntando como ejemplo a las «mujeres empoderadas socialmente». «Cuando vienen, normalmente, han pasado un proceso mucho más largo que otras víctimas, porque viven en un ámbito donde habitualmente no se pide ayuda», afirma. 

Suscríbete para seguir leyendo