Educación

UGT califica de "crimen educativo" el desarrollo del curso escolar que ahora finaliza

El sindicato amenaza con convocar huelga a principios de curso que viene si no se cumplen los compromisos adquiridos por Educación

La Junta responde que "la educación pública dispone de la mayor inversión de la historia"

Atención a medios de miembros de UGT en Córdoba.

Atención a medios de miembros de UGT en Córdoba. / CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

El secretario provincial de Enseñanza de UGT Servicios Públicos (UGT SP) de Córdoba, Juan Carlos Varo, ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa en la que ha explicado los motivos por los que este sindicato no se ha unido a las manifestaciones que han convocado otros sindicatos y, a su vez, ha expuesto las principales reivindicaciones que en materia de Educación defiende. UGT ha asegurado que, de no cumplirse los compromisos adquiridos por Educación, podría convocarse una huelga para principios del próximo curso.

Varo ha acusado a la Junta de Andalucía de lo que calificó como “crimen educativo” ya que, según ha señalado, “en Andalucía han cerrado 600 clases en centros públicos el presente curso, 90 de las cuales han sido en la provincia Córdoba, a lo que se suma que el próximo curso se cerrarán varios centros públicos completos, dos de ellos en la capital cordobesa, el CEIP Duque de Rivas y CEIP Alfonso Churruca”, centros sobre los que, ha afirmado, “el próximo curso no tendrán la atención adecuada como la han tenido en sus centros, con comedor propio, atención a la diversidad o un ratio por aula adecuado, y sin tener en cuenta el entorno educativo”.

Según ha destacado el secretario ugetista, “Educación para la Junta no es una inversión, sino que lo ven como un gasto que tienen que ajustar para que le salgan las cuentas”. Varo ha acusado a la Consejería de Educación de ser “un galimatías de instrucciones con falta de previsión” y ha advertido de que Andalucía es la única comunidad autónoma en la que “aún no ha desarrollado el currículum de FP adecuándolo a la Ley, por lo que el profesorado se encuentra a ciegas, sin saber si los módulos que impartía en primer curso tendrá que volver a impartirlos en segundo, con las consecuencias educativas que eso tendría para el alumnado”.

Contratación de nueva plantilla

Por otra parte, UGT asegura que el sindicato está trabajando para eliminar la tasa de reposición con el fin de que “no se limite la contratación de nueva plantilla, lo que imprimiría fluidez y calidad al sistema educativo, pues aliviaría la presión a la que se somete al cuerpo docente en todos sus niveles por la baja tasa de reposición existente”.

Varo ha criticado el sistema Sipri, con el que la Consejería de Educación gestiona las sustituciones del profesorado, y ha denunciado su “oscurantismo por ser poco claro y transparente” y “la falta de sustituciones en periodos que, presumiblemente pueden ser cortos pero que para el tiempo de docencia en los centros son periodos largos y necesarios de cubrir, lo que merma seriamente la calidad en la enseñanza”.

Climatización de aulas

El secretario de Enseñanza de UGT ha criticado, asimismo, las medidas tomadas hasta el momento por la Junta de Andalucía para la climatización de las aulas, algo que calificó como “insuficiente” y resaltó que actualmente no se cumplen, a pesar del aislamiento de los tejados de algunos centros, las temperaturas adecuadas en las aulas tanto en invierno como en las épocas de mayor calor.

"La mayor inversión en la historia"

Por su parte, la Junta, tras las críticas de UGT, ha recordado que "la educación pública andaluza dispone de la mayor inversión de la historia" en este curso escolar 23-24, con "un incremento de 2.500 millones en los últimos cinco años, un 43% más que en 2018, hasta casi 8.900 millones de euros. La educación pública disfruta del mayor presupuesto y de la mayor plantilla docente pública en este curso, con casi 108.000 maestros y profesores, casi 7.000 docentes más que en 2018, gracias a los acuerdos firmados con los sindicatos de la mesa sectorial".

En relación a las plantillas, y pese a la bajada de la natalidad (90.000 alumnos menos en toda la comunidad), la Junta de Andalucía insiste en que va a convocar "14.000 plazas para funcionarios docentes de carrera en los años 2025 y 2026, que, unido a los procedimientos ya realizados entre los años 2019 y 2023 y a la que se realizará el próximo mes de junio con 2.826 plazas (de estabilización, según la normativa estatal firmada acordada con los sindicatos y el gobierno de España), suponen un total de casi 40.000 plazas de oposiciones para funcionarios docentes convocadas por el Gobierno de Juanma Moreno de la mano de las organizaciones sindicales, una cifra histórica".