Ayuntamiento de Córdoba

La noria de la Albolafia se somete a un plan de choque y a una rehabilitación en dos fases

Urbanismo acometerá ahora una primera actuación de limpieza que cuenta con un presupuesto de 48.000 euros y dos meses de plazo, para iniciar más adelante una recuperación integral del espacio con un coste de 1 millón

La noria de la Albolafia será sometida a un plan de rehabilitación

Ramón Azañón

Irina Marzo

Irina Marzo

El Ayuntamiento de Córdoba llevará a cabo una actuación de urgencia en la noria y el molino de la Albolafia, que se encuentran en estado de abandono y suciedad desde hace meses. El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha anunciado esta actuación que acometerá la Gerencia de Urbanismo con un presupuesto de 48.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses. Esta intervención será la primera fase de un proyecto más ambicioso que incluirá la rehabilitación del conjunto catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y cuyo coste ascendería a 1 millón de euros. La intención, entonces, es que, al igual que se hizo con el molino de San Antonio, se construya un pequeño museo de interpretación que permitiera incluso poder visitar la Albolafia. El alcalde ha señalado el horizonte del 2025 para el inicio de esa intervención de mayor calado.

Bellido ha situado esta intervención en la misma línea que se han llevado a cabo las restauraciones de la Puerta del Puente, el Alcázar o el retablo de Lineros, y ha expresado su deseo de que esté lista de cara a la celebración del Congreso de Ciudades de Patrimonio Mundial que albergará Córdoba a la vuelta del verano. "Paso a paso vamos restaurando parte de nuestro patrimonio", ha garantizado el primer edil.

Actuación de choque

La actuación que acometerá Urbanismo cuenta ya con proyecto y con los permisos de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía y Medio Ambiente, por lo que solo quedaría el de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para comenzarla, según ha explicado hoy el presidente de la Gerencia, Miguel Ángel Torrico. Esta primera actuación será un plan de choque que contemplará labores de limpieza del entorno, el desbroce de la maleza, la limpieza del interior del molino, operaciones puntuales de conservación de la sillería, la colocación de morteros de cal y, lo más importante, pruebas para saber qué materiales se podrán poner en la rehabilitación posterior para la restauración de la rueda (que en cualquier caso por el caudal actual del río no podrá volver a girar)y del molino, y para la impermeabilización de la sala de molienda.

Rosa Lara, arquitecta de la Gerencia Municipal de Urbanismo y coordinadora de los trabajos de gestión del Patrimonio Histórico, ha explicado que también se harán catas arqueológias para conocer la salud del monumento y se elegirán cuáles serán los mejores materiales a emplear en la segunda fase.

Historia de los dos molinos

La zona del río Guadalquivir donde se encuentra la noria de la Albolafia ha sido zona de molinos desde antes de la llegada de los musulmanes a Córdoba, pero hay que esperar a la época almohade para que estos molinos llevaran agua a través de un azud al Alcázar. La arquitecta ha repasado el origen industrial de la Albolafia que se remota al siglo XIII ; que en el el siglo XIV llegó a tener dos molinos en funcionamiento: el molino de las Escalonias y el de la Albolafia hasta que el primero se derruyó en 1910. Asimismo, ha hecho mención a la intervención llevada a cabo en 1965 por el arquitecto Félix Hernández, que reconstuyó la noria tal y como la conocemos y recuperó parte de los acueductos que llevaban el agua a la huerta del Alcázar. También ha recordado el famoso episodio en el que la reina Isabel la Católica, en una de sus estancias en Córdoba, mandó parar la noria por el ruido que hacía.

Por qué no puede volver a girar

La restauración de la noria de la Albolafia no permitirá en cualquier caso que la noria vuelva a girar. Fundamentalmente, porque el caudal del río Guadalquivir en la actualidad no lo permitiría, y además porque al parecer la noria no está "bien dimensionada" con sus 16 metros de diámetro y sus 6.600 kilos de madera de teca, y habría que reforzarla. Aunque tras la intervención de una escuela-taller en los años 90 se hizo el milagro y la noria estuvo girando un tiempo, los arquitectos de la Gerencia asaeguran que ya no sería posible a menos que se acometiese una reforma de mucho mayor calado como la recuperación del azud.

Aspecto actual de la noria de la Albolafia, en una vista desde el Puente Romano de Córdoba.

Aspecto actual de la noria de la Albolafia, en una vista desde el Puente Romano de Córdoba. / RAMÓN AZAÑÓN

Pendiente desde el mandato anterior

En el mandato anterior quedó pendiente el arreglo de uno de los símbolos de Córdoba que aparece en su escudo desde el siglo XIV. Cuando Laura Ruiz era delegada del Casco cuando anunció ya en 2020 la limpieza, la mejora de sillares y la iluminación del molino de la Albolafia con el objetivo de echar a andar de nuevo la noria, que funcionó brevemente, y por última vez, en los años noventa. Sin embargo la actuación no llegó a realizarse. Su sucesora en el cargo, María Luisa Gómez Calero, desechó aquella idea y dijo que la reforma iba a estar supeditada a la recuperación del paseo bajo de la Ribera (que va desde el Alcázar hasta Medina Azahara siguiendo el curso del río).

Después el alcalde encargó en marzo del 2023 a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) el proyecto de reforma de la noria de la Albolafia tras los trabajos de mejora ambiental que la Junta de Andalucía llevó a cabo en los Sotos de la Albolafia. Finalmente se hará ahora y tendrá dos fases.

Aspecto actual de la noria de la Albolafia en Córdoba.

Aspecto actual de la noria de la Albolafia en Córdoba. / RAMÓN AZAÑÓN