La campaña comienza este sábado

Salud intensificará la vigilancia del virus del Nilo en Córdoba y otras ocho localidades

El nivel de riesgo más alto en la provincia existe en Alcaracejos, Peñarroya y Montalbán y más moderado en la capital, Fuente Obejuna y Palma del Río

Los casos de leishmaniasis han aumentado mucho en 2023 y representan casi el 38% del total de los que hubo en la comunidad andaluza

Mosquito transmisor del virus del Nilo Occidental, en una imagen de archivo.

Mosquito transmisor del virus del Nilo Occidental, en una imagen de archivo. / Córdoba

M.J. Raya

M.J. Raya

La Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía inicia este sábado 1 de junio su campaña de control de mosquitos portadores del virus del Nilo, que se desarrolla de forma paralela al PEVA (Plan Estratégico Andaluz para la Vigilancia y Control de Vectores Artrópodos con incidencia en Salud). El PEVA está destinado a reducir la incidencia de patologías transmitidas por vectores artrópodos, tales como garrapatas, mosquitos, pulgas o piojos, las cuales están reemergiendo, entre otras causas, por el cambio climático.

La campaña de control de mosquitos portadores del virus del Nilo se prolongará hasta noviembre e incluye a 127 municipios andaluces con 5 niveles de riesgo, de los que 9 se localizan en Córdoba. Salud Pública lleva a cabo esta labor, en colaboración con las diputaciones provinciales, CSIC y con los ayuntamientos, señala el responsable de esta dirección de la Junta, Jorge del Diego. 

Este año, el primer caso de fiebre del virus del Nilo se detectó en Lebrija en abril, tras las intensas lluvias de la Semana Santa. Por eso, al ser la única ciudad con un caso en 2024 ocupa el nivel 5 de riesgo, el más alto. 

Fumigación contra el virus del Nilo en la provincia de Sevilla, en imagen de archivo.

Fumigación contra el virus del Nilo en la provincia de Sevilla, en imagen de archivo. / María José López / Europa Press

Niveles de riesgo

La instrucción de la Consejería de Salud para poner en marcha las actuaciones del programa de vigilancia y control integral de vectores de la Fiebre del Nilo Occidental, relativas a protección de la salud, establece que el nivel de riesgo 4 se da cuando hay evidencia de circulación del virus del Nilo en el municipio en mosquitos, aves y caballos en la temporada actual o en los años 2022 y 2023 a menos de 1,5 kilómetros del núcleo de población o, al menos, un caso en humanos en la temporada 2022/2023. En este nivel hay en Andalucía 23 pueblos, de los cuales 3 de Córdoba, Alcaracejos, Montalbán y Peñarroya-Pueblonuevo. En Montalbán se registró en octubre de 2022 el primer caso de este virus en una persona en la historia de Córdoba. Cuando se está en el riesgo 4 , si hay casos en humanos, los servicios sanitarios autonómicos refuerzan la información a los profesionales sanitarios, especialmente en atención primaria, así como la vigilancia epidemiológica. Se controla la mortalidad de equinos y aves silvestres y se realizan controles en explotaciones equinas situadas en un radio inferior a 1,5 kilómetros de núcleos urbanos, precisa del Diego.

En el nivel 3 de riesgo, se encuentran en esta campaña 37 municipios andaluces, 2 en Córdoba, Fuente Obejuna y Palma del Río. En el nivel 2, se contabilizan 32 pueblos, ninguno de Córdoba, y en el nivel 1, hay 34 municipios, de los que 4 en Córdoba (la capital, Puente Genil, Aguilar y Lucena). 

Dengue y malaria

Durante 2023 se declararon en Andalucía casos importados, confirmados y probables de dengue (47); de malaria (116), o autóctonos como leishmaniasis (77) o fiebre del Nilo occidental (2), que causaron en total tres muertes en la comunidad autónoma (ninguna de ellas en Córdoba) a pacientes, en la mayoría de los casos, con patologías previas, una por leishmaniasis (varón de 81 años), una por malaria (mujer de 68 años) y una por FNO (mujer de 84 años).

En la provincia

En concreto, según los datos de la Junta, en Córdoba se registraron 5 casos de malaria en 2023, frente a ninguno en 2020 y sendos que hubo en 2021 y 2022. La provincia con más casos fue Almería en 2023, con 54, y la que menos Jaén, con 2. 

En cuanto al dengue, en 2023 hubo un único caso en Córdoba, frente a los 3 de 2022 , mientras que en 2020 y 2021 no hubo ninguno. Las provincias con más casos de dengue en 2023 fueron Málaga, con 16, y Cádiz, con 12. Por su parte, Córdoba sobresalió a nivel andaluz en casos de leishmaniasis en 2023., ya que acaparó casi el 38% de los casos de la región, 29 de un total de 77. La cifra de Córdoba es la más alta de los últimos cuatro años, pues en 2020 hubo 4 casos; en 2021, 7, y en 2022, 15.

Jorge del Diego explica que la leishmaniasis es una enfermedad causada por un protozoo parasitario, diseminada por la picadura de un mosquito infectado, y añade que «estamos estudiando qué tipo de estrategias podemos hacer específicamente en Córdoba para ver por qué se han incrementado estos casos, que sin suponer un gran problema ni una cifra desproporcionada, puede deberse a la más intensa vigilancia».  

Del Diego recuerda que el PEVA tiene en cuenta varios factores que hay que tener en cuenta a la hora de hacer este seguimiento, como son las masas de agua (humedales), régimen de lluvias, rango de temperaturas o migración de aves. Este año la vigilancia está condicionada por las lluvias caídas en primavera y por el cada vez más adelantado calor, añade el director de Salud Pública.

Suscríbete para seguir leyendo