Medio ambiente

Dinamarca se fija en Córdoba para mejorar su gestión del agua

El embajador danés, junto con empresarios de su país y cordobeses, participan en una jornada organizada por Emacsa para el intercambio de conocimiento

Estación potabilizadora de Emacsa en la capital cordobesa.

Estación potabilizadora de Emacsa en la capital cordobesa. / Diario CÓRDOBA

Rafael Verdú

Rafael Verdú

Dinamarca cree que sus ciudades pueden aprender de la gestión del ciclo del agua que se realiza en Córdoba a través de la empresa pública Emacsa, y a su vez los representantes municipales consideran que también pueden mejorar el ciclo integral hídrico conociendo cómo trabajan los daneses. Es lo que se llama "transferencia del conocimiento", y para ponerla en marcha la sociedad de gestión hídrica local ha organizado unas jornadas en las que han estado presentes el embajador de Dinamarca en España, Michael Braad, así como el alcalde, José María Bellido, y el presidente de Emacsa, Jesús Coca.

El intercambio internacional se centra en la ciudad de Aarhus, la segunda más grande de Dinamarca y con una población prácticamente idéntica a la de Córdoba, con unos 340.000 habitantes.

La ponencia, bajo el título Eficiencia y sostenibilidad en la gestión del agua, ha contado con la presencia de empresarios cordobeses y daneses, que también pueden beneficiarse del conocimiento mutuo. Coca ha explicado que este proyecto lleva en marcha seis meses y gracias a las conversaciones las ciudades danesas han empezado a interesarse por una de las características de la red de aguas de Córdoba: su elevada eficiencia, esto es, el control de las fugas, muy por debajo de lo que marcan otras ciudades similares.

El modelo danés

A su vez, Emacsa puede ganar del modelo de gestión en Dinamarca sobre todo en lo referido a las redes de distribución, según ha explicado su presidente. "Que un país como Dinamarca, que tiene agua, tome como referencia a una ciudad como Córdoba donde no tenemos tanta es muy importante; y de eso van estas jornadas, de aprender de forma conjunta" de la mano de la Universidad de Córdoba, tal como ha explicado Coca.

El alcalde ha puesto de relieve la importancia de la "sostenibilidad", a la que también se refirió el embajador, y como ejemplo de las líneas de trabajo de Emacsa ha citado el plan para reaprovechar las aguas residuales que se tratan en la depuradora y que terminan devolviéndose al Guadalquivir. Bellido ha avanzado que las conversaciones con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para obtener el permiso para reutilizar parte de ese agua van por buen camino. La intención de Emacsa es poder usar unos cuantos hectómetros cúbicos de ese líquido (que no sirve para el consumo humano) para el riego urbano o incluso para usos industriales.

Michael Braad

El embajador danés, que ha agradecido la acogida en la ciudad, ha destacado que "el agua es importante para ambos países" y ha indicado que "esta es una gran oportunidad para compartir experiencias" acerca de "cómo gestionamos el agua en nuestros sistemas".