Tribunales

Critican la acumulación de sentencias sin ejecutar en violencia de género en Córdoba

El letrado del Penal 6, Antonio España, estima que una veintena de resoluciones se queda sin salida cada semana al no cubrirse una plaza de gestor

Este órgano espera la llegada de un nuevo juez de refuerzo tras la salida de Carolina Aranguren

Un funcionario trabaja en el juzgado de lo Penal 6 de Córdoba, en una imagen de archivo.

Un funcionario trabaja en el juzgado de lo Penal 6 de Córdoba, en una imagen de archivo. / A. J. González

Pilar Cobos

Pilar Cobos

El juzgado de lo Penal número 6 de Córdoba, competente en materia de violencia de género, acumula una veintena de sentencias sin ejecutar cada semana por la falta de un funcionario de gestión. Su letrado, Antonio España, explica que cada semana tienen alrededor de 70 sentencias para ejecutar (las propias, más las de juicios rápidos de Instrucción) y en torno a 25 no tienen salida "por la falta de personal, lo que afecta al funcionamiento normal del juzgado y a una respuesta efectiva para los ciudadanos".

En este sentido, este letrado y otras fuentes consultadas ponen de manifiesto "la falta de recursos para asumir la carga de trabajo derivada de las sentencias y los autos que se han de ejecutar, toda vez que las reiteradas solicitudes de nombramiento urgente de un funcionario que supla la vacante de una gestora han sido infructuosas". Esa plaza se encuentra sin ocupar desde finales del pasado mes de abril.

Instalaciones de la Ciudad de la Justicia en Córdoba.

Instalaciones de la Ciudad de la Justicia en Córdoba. / A. J. GONZÁLEZ

Una situación que viene de lejos

No obstante, la situación no es novedosa, ya que la falta de medios en el Penal 6 viene denunciándose desde hace años. Antonio España explica que, en parte gracias a la llegada de una jueza de refuerzo, Carolina Aranguren, en junio del año pasado, "se ha reducido la fecha de señalamiento, pero se han duplicado las sentencias y, sin embargo, no pueden ejecutarse al ritmo que se estaban ejecutando porque una plaza de gestor está sin cubrir".

Esperando de nuevo un juez de refuerzo

Con el paso de su jueza titular, María Revuelta, al Penal número 5, el penal de violencia de género está funcionando con un juez sustituto en estos momentos. Además, Carolina Aranguren también cesó su labor a principios de mayo, por lo que el Penal 6 se encuentra de nuevo a la espera de recibir otro juez de refuerzo, que podría llegar en el plazo de un mes.

Suscríbete para seguir leyendo