El hospital San Juan de Dios de Córdoba continúa con su línea ascendente tras recuperar su actividad plena en 2021, después de la pandemia del covid. De esta manera, según se desprende de la Memoria del centro correspondiente a 2022, la práctica totalidad de sus servicios experimentó cifras de crecimiento respecto al año anterior. Tal es el caso de áreas como la de urgencias pediátricas, que tuvo un aumento del 44 por ciento en su actividad, lo que la consolida como complemento fundamental al área materno infantil en la atención integral que se da a la persona desde su nacimiento.

El director gerente del centro de la orden hospitalaria, Horacio Pijuán, ha destacado que tras las buenas cifras asistenciales registradas en 2022 se encuentra “la confianza de muchas personas en nuestros profesionales, a quienes le encomiendan algo tan importante como el cuidado de su salud y todo lo que ello implica. Esto, añade Pijuán_ nos proyecta a impulsar el desarrollo asistencial y tecnológico, para seguir avanzando hacia un hospital de vanguardia con servicios cada vez más punteros en el ámbito andaluz”.

Traumatología, Ginecología, Cirugía y Oncología, especialidades más demandadas

También la actividad quirúrgica aumentó casi en un 11 por ciento en 2022, con un número de intervenciones de 14.235 frente a las 12.849 en 2021, al igual que el bloque de Urgencias que registró 84.988 pacientes atendidos. En cuanto a las consultas externas, éstas ascendieron a 142.439 en 2022, un 6,7 por ciento más que el año anterior, y continúan  creciendo las que se desarrollan en horario matutino, que ya suponen el 65 por ciento del total. A este respecto, Traumatología, Ginecología, Cirugía General y Oncología se sitúan como las especialidades más demandadas.

Más nacimientos atendidos

De otro lado, y en lo referente al número de nacimientos, este continúa en ascenso paulatino y se ha pasado de los 1.146 de 2021, a los 1.235 atendidos en 2022, mientras que las cifras de Hospitalización se situaron en 22.865 estancias en 2022.

Grandes hitos

Al margen de los datos asistenciales, y volviendo al hospital cordobés, 2022 también supuso la consecución de grandes hitos para el centro como fueron la obtención de la autorización como centro extractor de órganos y tejidos, del Servicio Andaluz de Salud.

Asimismo, durante el pasado año el centro de la Orden Hospitalaria en Córdoba implementó el trabajo en red con el Hospital Materno Infantil Sant Joan de Deu de Barcelona mediante la firma de un convenio, cuya colaboración, en materia de consultas pediátricas en patologías de alta complejidad, en cardiología, urología, traumatología y otorrinolaringología o la formación en cirugía 3D es posible gracias a la coordinación de esfuerzos y optimización de recursos sanitarios.

Apuesta por la humanización

De igual modo, en 2022 se continuó creciendo en el ámbito de la humanización, como pone de manifiesto la inclusión del Hospital en el proyecto Hospitales Humanos de Roche Farma, y los sendos reconocimientos que consiguieron proyectos como Paseos que Curan o el servicio de UCI del centro en la convocatoria de los Premios Afectivo-Efectivo y de la Fundación Hospital Optimista, respectivamente.

La apertura de la causa de canonización del Hermano Bonifacio, en su fase diocesana, supuso también un hito muy importante del pasado año, una causa que, el próximo 30 de septiembre vivirá el culmen con la celebración de su clausura en un acto jurídico y con una Eucaristía en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba.

La demanda social continúa subiendo

En lo que respecta a la demanda social, lejos de recuperar las cifras previas a la pandemia, el número de familias atendidas en nuestra Obra Social Hermano Bonifacio continúa incrementándose notablemente. En concreto, en 2022, 2.350 familias se beneficiaron de los programas sociales de esta obra, lo que supone un 43% más que el año anterior. Esto se traduce en un total de 5.357 personas atendidas, de las que 560 fueron menores.

En este sentido, el Superior del Hospital de San Juan de Dios de Córdoba, Isidoro de Santiago O.H. explicó que “al mismo ritmo que se multiplica la demanda de apoyo por parte de las familias más vulnerables, se multiplican también nuestros esfuerzos para llegar a más personas, ya que nuestro compromiso social es una de nuestras prioridades”.