Los sindicatos de la Administración de Justicia continúan con la huelga indefinida del personal de las categorías generales y especiales, que suponen el 93% de la plantilla de la Administración de Justicia y que este lunes hecho visible con una caravana de coches que ha rodeado la Ciudad de la Justicia de Córdoba primero, y que ha transitado por las principales vías de la capital cordobesa después para hacer llegar a la ciudadanía un conflicto que se alarga desde el pasado abril.

 Según informa una nota de prensa de CCOO, tras concentrarse ante la sede del PSOE y enviar sendas cartas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta Yolanda Díaz y al Ministerio de Justicia exigiendo la urgente e inmediata convocatoria para negociar las demandas de los trabajadores y trabajadoras, finalmente, el pasado viernes la ministra Pilar Llop convocó al comité de huelga a una reunión mañana martes.

 No obstante, los sindicatos decidieron mantener la movilización prevista para este lunes aunque confían en que el Ministerio deje de actuar de forma" irresponsable y abandone de una vez por todas su actitud chulesca y de desprecio no solo a los 45.000 funcionarios y funcionarias de la Administración de Justicia de cuerpos generales y especiales, sino al propio servicio público que ya está colapsado y en un auténtico abismo del que no saldrá en años".

 En este sentido, el delegado de CCOO en la Administración de Justicia José Carlos Alba remarcó que “la ministra tiene mañana una ocasión excepcional para dar un paso hacia la resolución de un conflicto que va a tener un enorme coste no solo para las personas trabajadoras sino también, y por desgracia, para la ciudadanía”.

 Por ello, el comité de huelga exige al Ministerio que vaya a la reunión con una propuesta económica que satisfaga las demandas de los miles de trabajadores que llevan más de mes y medio reclamando el reconocimiento al trabajo que desempeñan todos los días en los juzgados, tribunales y fiscalías, abandonando con ello la actitud clasista que viene demostrando desde hace meses.

 Tras la paralización de la LOEO, es el momento de alcanzar el resto de objetivos planteados en las movilizaciones. "Si el Ministerio se niega a asumir nuestras justas reivindicaciones, el conflicto se agravará y las movilizaciones, tal como se anunció, se intensificarán", concluye la nota d prensa.