SALUD

El Colegio de Enfermería de Córdoba demanda que el aumento de las matronas continúe teniendo en cuenta la ratio de mujeres

Recuerda que la provincia necesita un 25% más de matronas para alcanzar la media nacional y paliar un déficit especialmente acusado en los centros de Atención Primaria

Una matrona apoya a una madre en su proceso de lactancia materna.

Una matrona apoya a una madre en su proceso de lactancia materna. / CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

El Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba demanda que el aumento de matronas registrado en los últimos años en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), tanto en Atención Primaria como hospitalaria, continúe teniendo en cuenta la ratio necesaria de matronas por número de mujeres, y no por número de embarazos. Al hilo de las recientes declaraciones realizadas por la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, en el Parlamento andaluz, resaltando la incorporación de más de 300 enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología en Andalucía desde 2019 hasta 2022, -34 de ellas en Córdoba, un 36,2% más-; desde el colegio “nos alegra ver que la Consejería apuesta por ir aumentando las plazas de matronas en atención a las demandas de nuestra población”, ha afirmado la presidenta, Natalia Pérez, aunque recuerda que la provincia necesita un 25% más de estas especialistas para alcanzar la media nacional y paliar un déficit especialmente acusado en los centros de salud.

Una matrona asignada en todos los centros de salud

Los últimos datos facilitados por la consejera señalan que en la provincia cordobesa se ha pasado, en atención hospitalaria, de 82 matronas en 2018 a 104 en 2022; y en Atención Primaria, “y a pesar del descenso pronunciado de nacimientos”, según Catalina García, se ha duplicado el número, pasando de 12 a 24 en el mismo periodo, “y todos los centros de salud tienen asignada una matrona, adecuando la ratio de matrona en cada zona sanitaria por número de embarazos”, según la Consejería de Salud y Consumo.

 Sin embargo, desde el Colegio de Enfermería de Córdoba se demanda que se tenga en cuenta la población de mujeres y no solo de embarazos, ya que las competencias de las matronas no son solo la atención al embarazo y el parto, sino que también se extienden a toda la asistencia necesaria para una atención integral a la mujer, desde la pubertad hasta la menopausia; “y así podrían darse respuesta a las demandas de atención en planificación familiar, atención a la salud sexual de adolescentes y jóvenes, atención a la menopausia, y a los problemas de salud sexual de la población”, afirma la presidenta del Colegio cordobés, Natalia Pérez.

 Como ya se puso de manifiesto en el Primer Encuentro de Salud organizado el pasado 8 de mayo por el Colegio de Enfermería de Córdoba sobre Cuidados Obstétricos Ginecológicos en Córdoba, la provincia cordobesa necesita un 25% más de estas enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología para alcanzar la media nacional y prestar unos cuidados de calidad a las mujeres, paliando así un déficit que es especialmente acusado en Atención Primaria y en las comarcas del norte. En concreto, según los datos disponibles, la media nacional alcanza las 31,6 matronas por cada 100.000 mujeres, y la media de la OCDE roza las 70; por lo que las poco más de cien especialistas en Córdoba apenas superan las 25 matronas por cada 100.000 cordobesas.

 “En un contexto en el que las tasas de natalidad son cada día menores, creemos que es el momento de oro para que las matronas puedan desarrollar por completo sus competencias. Las matronas llevan años queriendo cuidar más allá de los paritorios y creemos que, si las políticas sanitarias lo permiten, estamos en el momento óptimo para ello”, ha reiterado Natalia Pérez.

 En todo caso, desde el colegio se aplaude el aumento de matronas registrado desde 2018 en el SAS, “y nos alegra que sigan en esta línea y ver que la Consejería apuesta por ir aumentando las plazas de matronas en atención a las demandas de nuestra población”.