A partir de este curso, los estudiantes de varias titulaciones de la Universidad de Córdoba (UCO) podrán realizar prácticas en servicios de apoyo a la Justicia de la Junta como la mediación, una vía extrajudicial que no se aborda en profundidad en las aulas. Esto es posible gracias al convenio que han firmado este jueves la UCO y la Consejería de Justicia, Administración Local y Función Pública y que "viene a abrir las puertas de la justicia en Córdoba a los alumnos que quieran ampliar su formación con ellas", ha anunciado consejero de Justica, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, en la firma del acuerdo.

El convenio permitirá que el alumnado de Derecho, Psicología, Relaciones Laborales, Máster en Abogacía y Máster en Resolución de Conflictos, entre otras titulaciones, complete su formación, desde la práctica, en los Puntos de Encuentro Familiar (PEF), el Servicio de Asistencia a Víctimas de Andalucía (SAVA) y el Punto de Información a la Mediación (PIMA). La duración de las prácticas, está aún por definir, pero, según ha reiterado el consejero de Justicia, abarcará meses. El siguiente paso será constituir una comisión técnica de seguimiento, en la que se concretará el programa en cada grado y máster.

Acuerdo por cuatro años

El convenio, tiene una duración de cuatro años, pero nace con vocación de continuidad a lo largo del tiempo, para convertirse "en un convenio estable y abierto al máximo de grados" porque "queremos hacer un esfuerzo por la resolución extrajudicial de conflictos y en ese aspecto queremos implicar a más alumnos, para que participen en esa mejora", ha señalado Nieto en la firma del acuerdo.

El rector de la UCO, Manuel Torralbo, por su parte, ha apuntado que "los servicios de la Consejería de Justicia tienen vocación de intentar desjudicializar nuestras relaciones sociales y que nuestros estudiantes se formen en la vía de la mediación es fundamental".

La Consejería de Justicia ya tiene convenios de este tipo con las universidades públicas de Almería, Huelva, Jaén y Málaga además del centro privado Loyola. Ahora se une la UCO y el objetivo es extender esta colaboración al resto de provincias. En la UCO, ya contaban con otro convenio que permite a los estudiantes realizar prácticas en los centros y servicios de Justicia Juvenil donde se trabaja en la reeducación de los menores infractores. Este curso, serán 37 alumnos los que desempeñen su formación práctica en este servicio.

"La orientación a la mediación para nosotros va a ser muy importante porque es un recurso poco utilizado, en parte porque en la formación que reciben en las facultades de Derecho, no ha sido una parte especialmente destacada en derecho y creemos que podemos ayudar a generar esa conciencia", subraya Nieto. 

Servicios de Justicia

En cuanto a los servicios en los que podrán desempeñar su función los alumnos, con el nuevo acuerdo, la UCO ha informado que los PEF son espacios neutrales que facilitan encuentros de los menores con el progenitor no custodio y otros familiares en casos de conflictividad, en los que los jueces determinan que las visitas se realicen de esta forma. El SAVA ofrece asesoramiento y apoyo a las víctimas de cualquier delito tanto desde el punto de vista jurídico como psicológico. El PIMA ofrece información y acompañamiento en procesos de mediación a quienes optan por intentar alcanzar un consenso a través de esta vía extrajudicial de resolución de conflictos o son derivados a la misma por los juzgados.