LABORAL

Empleo apuesta por la prevención laboral para evitar las caídas en altura

Reunión de la tercera comisión provincial de prevención de riesgos laborales de este año con participación de empresarios y sindicatos

Miembros de la comisión provincial de prevención de riesgos laborales.

Miembros de la comisión provincial de prevención de riesgos laborales. / CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

El Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Córdoba, perteneciente a la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, ha celebrado una nueva Comisión Provincial de Prevención de Riesgos Laborales perteneciente al tercer trimestre de 2022, que ha estado presidida por primera vez por la delegada con competencias en este ámbito, María Dolores Gálvez, y de la que forman parte la Confederación de Empresarios de Córdoba, CECO; los sindicatos UGT y CCOO; Fiscalía, Inspección de Trabajo y la Delegación Territorial de Salud y Familias.

En este foro, informa la Junta de Andalucía en una nota de prensa, se ha explicado la nueva campaña de prevención que la consejería tiene en la actualidad en marcha, referente a las caídas en altura bajo el lema Si subes seguro, seguro que bajas, para la que se ha pedido apoyo y colaboración a los integrantes de esta comisión, porque en palabras de la delegada, “este es un riesgo que se da en todas las empresas”.

Por la gravedad de sus consecuencias, la caída de altura es la tercera forma de accidente mortal en jornada de trabajo más frecuente, tras las patologías no traumáticas y los accidentes de tráfico. Representa, aproximadamente, uno de cada cuatro accidentes mortales en jornada de trabajo.

Tanto representantes institucionales, como empresarios y sindicatos, han mostrado su disposición para dar a conocer esta campaña a empresas y trabajadores a través de todos sus canales de difusión porque entienden que es un riesgo que puede considerarse transversal, común a multitud de sectores y ocupaciones y de especial gravedad en cuanto a sus consecuencias”.

La responsable territorial ha agradecido su colaboración para con este tema para el que ha avanzado que el el primer trimestre del próximo año “se desarrollarán jornadas y actividades en torno a este tipo de trabajos dirigidas principalmente a empresas de trabajos en altura, aunque también podrán participar todas aquellas que lo deseen”. 

Gálvez ha puesto de manifiesto que la apuesta por las energías renovables con la instalaciones de paneles solares, o la sustitución de cubiertas para mejorar el aislamiento de los edificios, “son actividades en auge que conllevan mayor número de trabajos en altura y por lo tanto mayor riesgo de accidentes. Pero un riesgo de los más fáciles de atajar en el ámbito preventivo. Es una causa de accidente sobre la que se puede actuar de manera directa y concreta”.

Según la normativa, a partir de 2 metros de altura se considera que las tareas que estamos realizando conllevan un riesgo para el trabajador, y por tanto será necesaria la adopción de medidas de protección colectivas y, en su caso, el uso de equipos de protección individual. No obstante, en ocasiones, incluso caídas por debajo de esa altura pueden comportar graves consecuencias desde el punto de vista preventivo.

Podemos decir que es un riesgo transversal, las caídas en altura están presentes en todos los sectores productivos, aunque algo más de la mitad ocurren en la construcción, el resto se reparten entre los sectores de servicios, industria y agrario.

Estadísticas de siniestralidad

En esta comisión también se ha ofrecido un análisis pormenorizado de las estadísticas de siniestralidad en la provincia y de las actuaciones realizadas por los técnicos de prevención de riesgos laborales. 

El número de accidentes en jornada de trabajo hasta septiembre de este año ha sido de 6.782, un 13% más que en 2021. El 49% se produjo en el sector servicios. Le sigue industria con el 21% de los accidentes, construcción con el 16% y cierra agricultura con el 13% de accidentes. Por índice de gravedad el 99% de los accidentes fueron leves, se registraron 39 accidentes graves y 9 mortales. El tipo de accidente más frecuente es el sobreesfuerzo físico sobre el sistema músculo-esquelético, que supone el 28%.

Como consecuencia directa de la pandemia por coronavirus, y tras las instrucciones marcadas por el Estado, se han declarado como accidente de trabajo en este periodo, 440 casos de covid-19 que han causado baja de los trabajadores, en el ámbito sanitario y de servicios sociales.

Se ha producido un aumento de los accidentes in itinere, que han alcanzado 748 en el periodo de enero a septiembre de 2022, lo que representa un incremento del 16% respecto al mismo periodo de 2021.