Zona de Gran Afluencia Turística

Preocupación ante la posibilidad de horarios comerciales libres en toda la ciudad durante cuatro meses

CCOO, UGT y el Consejo del Movimiento Ciudadano coinciden en que el sector "va a tener muchas dificultades" | Comercio Córdoba se muestra insatisfecho por la nueva etapa pero admite que es "la opción menos mala"

Comercio de barrio en Córdoba.

Comercio de barrio en Córdoba. / Archivo / A.J. González

Manuel Á. Larrea

Manuel Á. Larrea

Ni los sindicatos ni el Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) ocultan su preocupación. Sus vaticinios apuntan a que "el pequeño comercio va a tener muchas dificultades" con la posibilidad de que toda la ciudad pase a tener un horario comercial libre durante cuatro meses al año. Dificultades que, como señala Juan Andrés de Gracia -presidente del CMC-, pasan por "tener a sus trabajadores en las condiciones oportunas para poder dar este servicio" o "tener que incrementar plantilla cuando ya tienen unos costes bastantes altos".

Para el presidente de Comercio Córdoba, Rafael Bados, que se muestra insatisfecho también ante la nueva etapa que se abre, se trata de la "opción menos mala" puesto que la otra alternativa, como recuerda, sería "todo el año libertad horaria en todo el término municipal de Córdoba" debido a "la actual normativa que regula la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT)". Contra lo que sucede ahora, toda la capital podría tener un horario flexible durante los meses de mayor afluencia turística (abril, mayo, septiembre y octubre) con los cambios que se avecinan. En estos momentos solo el casco histórico dispone de esta condición de flexibilidad de horarios en Semana Santa y mayo.

"Desde Comercio Córdoba, la propuesta que hicimos (en el mes de septiembre a la Junta de Andalucía), y que apoyaron los grupos políticos municipales, era mantener la zona delimitada desde el 2012, la zona Patrimonio de la Humanidad", explica Bados, quien agradece al alcalde, José María Bellido, y al Ayuntamiento su apoyo en este aspecto.

Sin embargo, el no haber acreditado adecuadamente la solicitud de renovación del centro histórico como ZGAT y un cambio de normativa desembocarán en una liberalización de los horarios que se podría mantener contenida en cuatro meses cuando el Ayuntamiento desista de la solicitud presentada, paso que dará este lunes con la aprobación por parte del Pleno.

Para el presidente de la Federación provincial de Comercio, dejar esa zona como hasta ahora -limitada al casco histórico y en Semana Santa y mayo- resultaba "más interesante para los intereses del pequeño comercio". Una opción que se debería haber mantenido, en opinión también del presidente del CMC, ya que piensa que "para nuestra ciudad era más que suficiente".

El comercio local, ¿en riesgo?

Lo que para De Gracia son dificultades, para Manuel Casado, secretario general del Sindicato de Servicios de CCOO Córdoba, es la "puntilla" al sector del comercio y para las empresas que lo componen, ya que "no se pueden permitir contratar más personal". Y eso, añade, "va a repercutir en más desempleo en el sector".

El presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano pone la mira en las grandes superficies, que, según su valoración, serán las principales beneficiadas por la flexibilización de horarios comerciales. Frente a estas, se encuentra un pequeño comercio que "preocupa seriamente". "Para nosotros el pequeño comercio es básico en nuestra construcción de los barrios y los distritos y si esto provoca problemas en el pequeño comercio y en sus trabajadores, nos parecerá una mala medida", sentencia De Gracia. 

Ante esta nueva circunstancia, el presidente del CMC opina que podría generarse cierta división social entre quienes ven esta decisión como una forma de aumentar la capacidad de ir a comprar en más momentos durante el día y quienes consideren que pueda afectar más al pequeño comercio". Un subsector ya "afectado por el comercio electrónico", que "tanta falta hace en nuestra ciudad" y a cuya desaparición, advierte De Gracia, puede seguir contribuyendo esta decisión.

La conciliación laboral, en entredicho

Al margen del posible riesgo que, según indican sindicatos y CMC, puede suponer para las empresas locales, tanto CCOO como UGT apuntan a los trabajadores damnificados. "Nuestra reacción es negativa ante todo lo que sea liberar los horarios comerciales más aún de lo que están", señala Casado. Desde CCOO consideran, de por sí, "abusivo lo que está haciendo el ZGAT en Andalucía, de abrir cada vez más domingos y festivos". Más aún les resulta esta propuesta. Para el secretario supondría que las personas que trabajan en el sector "van a perder en conciliación" y "van a ver incrementada la carga de trabajo".

"Desde UGT no podemos permitir, no podemos tolerar que se vayan degenerando las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras del sector del comercio", expresa Juan Martínez, secretario general de la Federación de Servicios y Consumo de UGT Córdoba. Y se muestra convencido de que no se podría ofrecer el servicio necesario "sin tener que sacrificar derechos sociales de los trabajadores".

Contra la posible decisión

Ante la posible decisión de liberar horarios comerciales durante cuatro meses en toda la ciudad, los sindicatos comienzan a movilizarse. Desde UGT, aseguran que han presentado a la Junta de Andalucía motivos y peticiones para "que no se sigan ampliando esos horarios de apertura". "Esperamos que, por decreto ley, este Gobierno de la Junta no siga apretándonos las tuercas a los trabajadores, que a la postre siempre somos los paganinis de esta situación", comenta Martínez.

El secretario de la Federación de Servicios y Consumo asegura que harán "todo lo posible por conseguir que se mantengan los horarios de apertura lógicos y coherentes que hasta ahora han venido existiendo". En el mismo sentido se pronuncia CCOO. Por eso, Casado adelanta que el sindicato "va a emprender una campaña de movilización contra este tipo de medidas que no benefician al comercio, sino solo a unos pocos". "No queremos un comercio caníbal, queremos un sector en el que pequeños y grandes puedan convivir y el personal pueda conciliar vida laboral y personal", termina diciendo.

Suscríbete para seguir leyendo