El alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el presidente de Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Antonio Díaz, rubricaron ayer el convenio para impulsar la Oficina de Atención al Inversión, una herramienta de trabajo fundamental para la atracción de proyectos empresariales a la ciudad y que tiene como gran gancho la implantación de la base logística del Ejército.

Bellido considera «imprescindible apoyar a los emprendedores e inversores interesados en instalarse en nuestra ciudad y para ello se deben articular todos los mecanismos de apoyo públicos y privados disponibles, a fin de ofrecerles toda la asistencia necesaria para que su implantación de forma más rápida y eficiente posible».

«Con esta finalidad, el Ayuntamiento de Córdoba ha decidido crear la oficina de apoyo al inversor de la ciudad de Córdoba que estará liderada por la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO); la colaboración público-privada es una eficiente herramienta para la consecución de los retos que tiene ante sí la sociedad», recalcó.

El convenio firmado expone que la oficina “desarrolla una actuación conjunta del Ayuntamiento y de CECO para la consecución de un fin común como es el desarrollo económico y social de la ciudad mediante la implantación de nuevas empresas».

Por su parte, Antonio Díaz resaltó que «en el marco de la oficina debemos buscar la oportunidad de atraer proyectos industriales e iniciativas en el ámbito de la logística». «Nosotros queremos que Córdoba pueda formar parte de ese top 10 de las ciudades europeas de tamaño medio que destacan por su compromiso con el impulso empresarial», dijo.

La oficina contará con un servicio de orientación y apoyo al inversor, actividades de promoción y difusión de la ciudad como destino empresarial. Además, para la potenciación de la marca Córdoba y de las actuaciones de la oficina, se realizarán cuadernos descriptivos de la potencialidad de la ciudad para algunos de los sectores que se consideran estratégicos. H