Kiosco

Diario Córdoba

AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

La oposición resitúa el foco del caso Infraestructuras contra un Bellido que defiende su gestión

El alcalde defiende su actuación, mientras que el resto de partidos trata de extender la mancha de corrupción a la esfera política | El regidor propone crear una agencia de ordenación urbana para coordinar las compras en todas las obras municipales

El concejal no adscrito, David Dorado, ocupa ya su asiento en la oposición. CHENCHO MARTÍNEZ

Una vez más el caso Infraestructuras ha protagonizado parte del pleno del Ayuntamiento de Córdoba. La fallida comparecencia del alcalde sobre su gestión (que ha terminado con un anuncio de ayudas y nuevas rebajas fiscales y la retirada calculada/retirada forzosa de ese punto en el orden del día) no ha hecho sombra alguna al tema estrella del último tramo del mandato. Además, hoy, David Dorado, exdelegado de Infraestructuras y protagonista político de este asunto, estrenaba su condición como concejal no adscrito, y la Corporación en su conjunto, los nuevos equilibrios aritméticos: 14 concejales de PP y Cs en el gobierno y 15 en la oposición. También se dio la bienvenida al nuevo concejal socialista Joaquín Dobladez. Un pleno, por tanto, muy completo.

En su vertiente judicial, cabe recordar, el caso Infraestructura se divide en una doble causa que pretende esclarecer si en la Delegación de Infraestructuras se amañaron y fraccionaron contratos y si un grupo de empresas se pusieron de acuerdo para conseguir proyectos en el área municipal que más dinero maneja en obras y alumbrado. Hay imputados dos técnicos y la excoordinadora del área.

La comparecencia

La comparecencia sobre el caso Infraestructuras la solicitó el PSOE , antes incluso de que David Dorado pusiera el the end al verano municipal con el sainete de su salida voluntaria/expulsión forzosa del grupo municipal de Cs. El ya concejal no adscrito ha hecho uso hoy de su recién estrenada libertad de voto y ha comparecido ante los medios para reivindicar de nuevo su relato y verter acusaciones contra el alcalde y algunos altos funcionarios.

A vuela pluma decir que básicamente en la comparecencia sobe el caso Infraestructuras se ha dicho lo mismo que siempre. Por un lado, el alcalde trató de explicar por qué actuó como actuó, defender las medidas adoptadas para mejorar la fiscalización de los contratos y subrayar que el caso afecta solo a técnicos sin que haya imputado ningún concejal. La oposición, por contra, acusó a Bellido de ponerse de perfil, de haber actuado a rebufo de los tribunales y a tratar de extender la mancha de la corrupción hacia la esfera de la responsabilidad política.

En su intervención inicial como proponente de la comparecencia, el portavoz socialista, José Antonio Romero, dijo que se debe determinar si los órganos de control funcionaron y, de ser así, por qué la junta de gobierno local no actuó al conocerse el caso. Recordó al alcalde que tanto la asesoría jurídica, como la intervención, como el titular del órgano de apoyo a la junta de gobierno local le advirtieron del fraccionamiento de contratos y lamentó la situación de "colapso" en la que ha quedado la Delegación de Infraestructuras. "Pida perdón, dé explicaciones y cuente la verdad", exigió a Bellido.  

Intervención del alcalde

En su intervención Bellido negó la mayor y trató de argumentar que su proceder desde el estallido del caso Infraestructuras se ha guiado por "el sentido común y la responsabilidad". El alcalde reconoció que los sistemas de control no han funcionado, pero entiende que eso es una práctica que viene de mandatos anteriores y que no afecta a toda la Delegación de Infraestructuras sino solo a algunos servicios. Asimismo, Bellido repasó los hechos acaecidos desde que IU y Podemos elevaran su denuncia a la Fiscalía para concluir asegurando que no tiene nada que ocultar. "Si tuviera mochila no podría haber actuado con la firmeza que hemos actuado: nos ha costado un concejal", dijo.

El alcalde, José María Bellido, durante su intórvención. CHENCHO MARTÍNEZ

Por otro lado, Bellido sacó pecho de las medidas adoptadas por su gobierno para aumentar la fiscalización de la contratación (una nueva instrucción para los menores y para otra para las facturas, el control de compras de los materiales o la creación de una oficina de supervisión de proyectos para fiscalizar memorias técnicas) y propuso la creación de una agencia de ordenación urbana que bajo la Delegación de Urbanismo coordine todas las obras y actuaciones. "Tenemos que responder ante los ciudadanos y estamos aportando soluciones para que no se repitan", concluyó.  

La primera teniente de alcalde y portavoz de Cs, Isabel Albás, pidió respeto a los trámites judiciales ya que los dos casos están en los juzgados y aseguró que "los cordobeses no se merecen en este espectáculo". Además puso en valor las medidas adoptadas por el gobierno para controlar la contratación de menores.

Dorado, firme en su relato

David Dorado, por su parte, mantuvo el relato de los hechos que ha estado defendiendo desde este verano, cuando acusó por primera vez al alcalde y le exigió que dimitiera. En un tono menos bronco que en otras ocasiones, el ya concejal no adscrito se mostró de nuevo como el impulsor de todas las investigaciones que se han abierto en el Ayuntamiento por este causa (aunque la primera, como se ha dicho, la inició IU), y volvió a cargar contra los técnicos que a su juicio dificultaron su labor. En su intervención también preguntó si el Consistorio se personará en la segunda causa que abrió su propia investigación y, como el resto de la oposición, acusó a Bellido --del que dijo estar "decepcionado"-- de no asumir responsabilidades. "Dijo que mi cese fue por transparencia y puso el rasero tan alto que ni usted lo puede alcanzar ahora", insistió.  

No convence a la oposición

Tras la declaración de Bellido, Romero acusó al alcalde de no haber querido decir la verdad y de sembrar "por omisión o por dejadez sospechas de corrupción" en Córdoba. El PSOE cree que el regidor se ha puesto de perfil y que aunque esta trama "tiene su origen en 2012, usted y su equipo de gobierno han seguido haciendo practicas similares de fraccionamiento". Es más Romero aseguró que la práctica se ha mantenido incluso después de llegar este caso a los juzgados y que esta feria se firmaron dos contratos de 13.137 por 11.280 euros para el montaje y la climatización de la caseta de recepción de autoridades del Ayuntamiento en la feria.

Joaquín Dobladez, nuevo concejal del PSOE. CHENCHO MARTÍNEZ

La crítica de Vox se centró en el dato y en el supuesto abuso de los contratos menores y del fraccionamiento en este mandato: solo en 2021, dijo Paula Badanelli, se firmaron contratos menores por valor de 5 millones. "¿Puede usted pensar que alguno está robando?", preguntó la portavoz al alcalde, del que previamente había dicho que confía en su honradez pero que "se pone de perfil" en las situaciones en las que se requiere mano dura. "Parece que todo le resbale pero es el máximo responsable", le espetó para insistir en las dudas que les generan especialmente los contratos en el Imtur. "Lo único que le pedimos es que tome medidas contundentes para que nadie meta dinero en la caja".  

El portavoz de Izquierda Unida comenzó granjeándose la amistad de la prensa, a la que insultó tildándola de "untada", para echarle en cara a Bellido que se haya puesto de perfil en este asunto. Como Badanelli también admitió que no prejuzga que el alcalde sea un corrupto, pero que en "el 99,9%" de los episodios ocurridos en el mandato no ha facilitado la transparencia. Así, le recordó que votó en contra de la comisión de investigación del Imdeco o que no haya reclamado en los juzgados el dinero cobrado por Eva Timoteo. Respecto al caso Infraestructuras, Pedro García sostuvo que el alcalde "no ha contado la verdad" y que pese a tener conocimiento de lo que ocurría "estuvo un año y medio sin hacer absolutamente nada". Asimismo, entiende que no fue "contundente" con David Dorado pese a acusarlo directamente porque lo mantuvo de coportavoz 8 meses y 3 días.

Cristina Pedrajas, portavoz de Podemos, centró su mensaje en que la lucha contra la corrupción fue uno de los puntos firmados en el acuerdo de gobierno de PP y Cs: "Es una burla de usted y de su equipo; no se ha conocido un gobierno con más escándalos que el suyo y con más cargos puestos a dedo". La edil morada afeó al alcalde que no haya sido más contundente con los casos polémicos de este mandato (desde Eva Timoteo hasta Manuel Torrejimeno) y aseguró que respecto al caso Infraestructuras "se puede hablar con propiedad de trama". Al alcalde, además, lo acusa de no haberse movido con transparencia y de haber dejado que el técnico imputado siguiera trabajando, y de haberla dado "carta blanca" a Dorado solo para que culpara al gobierno anterior.

Cruce de acusaciones entre PP e IU

La intervención más apasionada fue la de Salvador Fuentes quien dijo a la oposición y "en especial" a Pedro García que no pueden dar ninguna "clase sobre honestidad". La tesis que el delegado de Hacienda sostuvo fue que abusos con los contratos menores o llamadas de atención sobre ellos se han producido en todos los mandatos, pero que nunca se ha elevado a categoría de "trama de corrupción" el relato aprovechando que hay una causa judicial abierta. En este tenor, el edil del PP recordó que 25 de los contratos que analizan los juzgados en el caso Infraestructuras son de la anterior delegada (Amparo Pernichi) pero que "jamás planteamos que había una trama de corrupción de PSOE e IU cuando todos sabíamos por los informes que hubo irregularidades y advertencias por los contratos menores".

Fuentes fue subiendo de tono en la medida en que García le espetaba desde su bancada. "¿Repasamos aquí facturita por facturita? Ustedes no pueden instalarse en el relato de una trama de corrupción cuando son tan responsables como el que más de la situación de Infraestructuras", aseveró Fuentes con un "¡eso es mentira!" del de IU de fondo. A continuación, Fuentes advirtió a la oposición que los llevarán a los juzgados si siguen virtiendo acusaciones sin pruebas, a lo que replicó García desde su asiento: !Como si me quiere llevar a Eurodisney!" . "Si no tienen nada que demostrar dejen de acusar al alcalde", concluyó el portavoz popular.

Cierre del alcalde

Bellido cerró la comparecencia pidiendo terminar con la escalada de acusaciones --"¡Ya está bien,!", exclamó-- y exigiendo a la oposición que deje de "extender la mancha" de sospechas sobre corrupción porque no es la primera vez que en este Ayuntamiento se condena a un funcionario (hizo referencia un caso antiguo que concluyó con la expulsión y condena de un técnico del Imdeco) y no por eso entonces al PP "se le ocurrió decir que había una trama de corrupción en el Imdeco".

Compartir el artículo

stats