Kiosco

Diario Córdoba

SALUD PÚBLICA

Los piojos resurgen con fuerza en Córdoba tras la pandemia del covid

La desaparición de los grupos burbuja y la normalidad en las relaciones sociales favorecen la propagación | Se aconseja revisar el cuero cabelludo al menos 3 veces a la semana y que las familias avisen en el colegio si sus hijos están afectados

Una niña es tratada de pediculosis en el centro No más Piojitos en Córdoba. MANUEL MURILLO

Los piojos, tras haber pasado la población lo peor de la pandemia del coronavirus, han resurgido con fuerza en Córdoba. No es que durante la crisis sanitaria estos pequeños parásitos hubieran desaparecido, pero sí se prodigaban menos por la reducción del contacto interpersonal. En los centros educativos y en las actividades extraescolares ya no existen desde este curso grupos burbuja, por lo que tanto en clase, como en el recreo o comedor los pequeños interactúan unos con otros. La población también ha retomado con muchas ganas las celebraciones, tipo cumpleaños u otras, que suelen ser eventos sin distancia social y de mucha interrelación. “Ya en este verano, en las piscinas y campamentos se han detectado bastantes casos de piojos”, señala Pepa del Río, responsable del establecimiento No más piojitos, ubicado en la zona de Jesús Rescatado.

Pepa no ha parado de limpiar cabezas este verano y con el comienzo del curso escolar su labor se ha intensificado más aún. “Por un lado, atiendo a familias que acuden con sus hijos de forma preventiva, sobre todo coincidiendo con el inicio del curso, aunque son las menos, y luego están las que nos piden cita cuando sus hijos o hijas ya tienen las cabezas llenas de estos diminutos insectos. Y si han llegado a esa situación es porque llevan con la infestación por lo menos un mes”, apunta.

También a tope de trabajo se encuentra en estos días Manoli Sánchez, del centro Piojitos Córdoba, en la zona de El Arenal. Sánchez señala que "este verano ha sido como ninguno en cuanto a la mayor aparición de piojos, por el boom de fiestas y el regreso a la normalidad en loa colegios".

Aunque es muy molesto (pues normalmente va asociado a picor en el cuero cabelludo), el piojo no transmite enfermedades, por lo que no constituye un peligro para la salud.

Detalle de una cabeza infestada por piojos. MANUEL MURILLO

¿Cómo prevenir la aparición de estos pequeños insectos?

Para prevenir los piojos, Pepa del Río aconseja que es "importante" revisar el cuero cabelludo de los niños al menos 3 veces a la semana, aunque se esté muy liado con el trabajo u otras tareas, porque es mejor prevenir los piojos, que tener que luego tratar su aparición.

La responsable de No más piojitos explica que cuando se detectan piojos en uno o varios miembros de la familia debe lavarse a alta temperatura (unos 60 grados) la ropa de cama y de baño, fundas de sofá, entre otras prendas de uso compartido, y se deben congelar los peines y otros útiles del cabello.

Para prevenir su aparición, aunque siempre los piojos tienen sus vías de escape, se debe usar productos naturales y aceites esenciales, como el árbol de té, pasar la liendrera o peine de púas finas todos los días, llevar el pelo recogido y completar todo el tratamiento y revisiones que se indiquen en caso de infestación, añade Manoli Sánchez.

Algunas familias no avisan en los colegios que sus hijos tienen piojos

Pepa del Río indica que los piojos siguen siendo un "tema tabú" y que hay personas que siguen sin avisar en la guardería o en colegio que su hijo o hija se encuentra afectado. Recuerda que infestarse de piojos no es una cuestión de suciedad, ni de clase social, edad, pelo corto o largo, sino que lo importante es comunicar si hay un caso al resto de personas con quienes la persona afectada haya tenido contacto.

En los colegios y escuelas infantiles, con bastante frecuencia, a las familias de los alumnos se les remiten circulares avisando de la existencia de pediculosis y solicitando su colaboración para evitar la expansión. Aunque también se dan casos en Secundaria y Bachillerato y hasta los padres y abuelos se pueden ver afectados.

Por su parte, el resurgir de los piojos también se está notando en la actividad de farmacias y herboristerías cordobesas, que están vendiendo en las últimas semanas más productos para prevenir y tratar estos insectos.

Uno de cada cuatro niños va a presentar este problema

Una reciente encuesta del Colegio de Enfermería de Córdoba, realizada a familias, refleja que uno de cada cuatro niños en edad escolar se va a ver afectado por los piojos durante el curso. Este colegio profesional aconseja, para evitar su propagación, que no se compartan peines, cepillos, gorras, bufandas o toallas. Además, también recomienda aplicar a los niños gotas de árbol de té detrás de las orejas e insta a las familias que avisen al colegio si en su casa hay algún caso para que alerten a los demás padres y evitar así la propagación del parásito.     

Compartir el artículo

stats