Kiosco

Diario Córdoba

renovables

El Movimiento Ciudadano ve con buenos ojos zonificar la instalación de placas en el casco

El CMC recuerda que el Pepch ya establece diferentes niveles de protección

Instalación de placas solares en un edificio. CÓRDOBA / ARCHIVO

El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) ve sentido a la propuesta dibujada por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, y avanzada por este periódico, sobre zonificar la instalación de placas solares en el casco histórico de la ciudad. La idea de la GMU pasa por permitir la instalación de placas, prohibidas en la zona patrimonial por una resolución que data del 2007, pero estableciendo diferencias según las zonas, su cercanía a espacios protegidos y el impacto visual que se produzca en cada una de ellas en función de la orientación solar.

Según el presidente del Movimiento Ciudadano, Juan Andrés de Gracia, la propuesta tiene sentido porque va en consonancia con el Plan de Especial Protección del Casco Histórico (Pepch), que ya establece varios niveles de protección según la zona. Si hay varios niveles de protección, incide De Gracia, «tiene sentido que la instalación no sea igual en todos lados».

En cualquier caso, desde el Movimiento Ciudadano también esperan ver la propuesta concreta para poder ahondar en el asunto.

No habrá barra libre

El presidente de la Gerencia, Salvador Fuentes, ha vuelto hoy a hablar del asunto, asegurando que la reivindicación de los vecinos de querer instalar placas en sus viviendas es «justa», pero que tampoco habrá «barra libre». Fuentes avanzó que ya se han reunido con representantes del Icomos y de la Unesco para ver cómo ejecutar la modificación de la resolución, de forma que la instalación de estas estructuras no genere contaminación visual ni «efectos espejo» en la zona patrimonial.

La propuesta habrá que trabajarla, y mucho, porque no solo se trata de ver dónde podrían instalarse las placas, sino también qué tipo habría que poner. En este sentido, hay unas instalaciones que se mimetizan con los tejados y que vendrían a ser la gran solución para aquellos lugares en los que las placas sean más visibles. Sin embargo, este tipo de placas son las más caras del mercado, de forma que Urbanismo ya plantea, incluso, dar algún tipo de ayuda para que no hay diferencias entre los vecinos del casco histórico de la ciudad.

Tal y como ya avanzó a CÓRDOBA, Fuentes estima que la propuesta definitiva se cerrará a finales de este mes «porque aún están pendientes dos reuniones importantes». La propuesta, después, se trasladará a los agentes sociales correspondientes para más tarde elevarla después al consejo rector de Urbanismo.

La idea de Fuentes es llegar a un «acuerdo de mínimos», pero ya dejó claro que no va a prohibir «en su totalidad» porque entiende que la reivindicación de los residentes es justa y que además se trata de una alternativa sostenible. Con el callejero en la mano, añadió, se irá analizando manzana por manzana para ver cuál es la mejor solución, siempre respaldada «con seguridad jurídica». Lo que tiene claro Fuentes es que no se va a crear otra oficina para llevar este asunto.

Compartir el artículo

stats