Kiosco

Diario Córdoba

LA UNESCO PLANTEA USAR LA EXPERIENCIA DE CÓRDOBA COMO EJEMPLO PARA OTRAS CIUDADES PATRIMONIO

Urbanismo regulará la instalación de placas solares en el casco por zonas

Cada área tendrá un nivel de protección que condicionará el tipo de instalación que se use | El Ayuntamiento prevé ofrecer ayudas para las opciones que sean más costosas

Placas solares instaladas en los tejados del barrio de Fray Albino. FRANCISCO GONZÁLEZ

Placas solares en el casco histórico de Córdoba sí, pero con diferencias según las zonas, su cercanía a espacios protegidos y el impacto visual que se produzca en cada una de ellas en función de la orientación solar. La Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba está ultimando estos días la propuesta para la modificación de la resolución que, desde el 2007, prohíbe la instalación de placas solares en los edificios del casco histórico, con la excepción de «aquellos en los que se aplique la ordenanza de zona renovada y siempre que cuenten con un informe favorable municipal y de la Delegación de Cultura». La iniciativa del Consistorio de aprovechar las ayudas europeas para incorporar placas solares a la sede de Capitulares, en un momento en el que las evidencias del cambio climático y la subida del precio de la luz llaman a tomar medidas en pro de la sostenibilidad, ha rebelado a las asociaciones de vecinos del casco antiguo, que exigen que se les permita beneficiarse de la incorporación de energía solar de autoconsumo en sus viviendas.

Propuesta definitiva, este mes

Para dar respuesta a esta solicitud, la Gerencia de Urbanismo ha llevado a cabo un análisis con expertos en diseño urbanístico, patrimonio y energías renovables con el fin de consensuar una solución que haga compatible el acceso a la energía solar de los vecinos del casco y la protección del patrimonio que exige la Unesco. El presidente de la GMU, Salvador Fuentes, estima que la propuesta definitiva se cerrará a finales de este mes «porque aún están pendientes dos reuniones importantes», aseguró, para trasladarla a continuación a los agentes sociales correspondientes y elevarla después al consejo rector de Urbanismo.

«Según las calles, la orientación del sol y el impacto visual que se genere, habrá que usar sistemas distintos»

Salvador Fuentes - Presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo

decoration

Zonificación del casco

Según Fuentes, la nueva norma establecería «una zonificación de todo el casco histórico de Córdoba con distintos niveles de protección de manera que, según las calles y la orientación del sol en cada una, así como el impacto visual o efecto espejo que se genere en cada caso se podrá usar un tipo de instalación solar u otra». El Ayuntamiento pretende así aunar las distintas sensibilidades en esta materia, «que van desde quienes rechazan por completo la instalación de placas en el casco a quienes quieren dar vía libre a todo tipo de instalación».

Placas y otros sistemas

La idea de Urbanismo es que, según la proximidad de las viviendas a los monumentos y zonas BIC, se autoricen placas solares convencionales «que en la actualidad no tienen nada que ver con las que se prohibieron en el 2007» o métodos alternativos como las tejas solares. «Somos conscientes de que hay sistemas más caros que otros, por lo que también prevemos ofrecer una línea de ayudas para sufragar parte de los gastos de las más costosas, con el fin de que la inversión sea asumible en todas las zonas», aclaró.

Placas ilegales

En los años, muchos particulares se han aventurado a instalar por su cuenta y riesgo placas solares sin la pertinente autorización urbanística. «Conocemos casos muy significativos de gran impacto visual, pero lo primero será contar con la propuesta de regulación, tras lo cual daremos un plazo para que esas instalaciones se adapten a la normativa y, si no lo hacen, se tomarán medidas para su retirada», explicó Fuentes.

La reciente reunión del alcalde de Córdoba y el presidente de la Gerencia con representantes del Icomos, a quien se ha solicitado su visto bueno, ha puesto sobre la mesa la preocupación de ambas partes por hacer que las zonas patrimoniales «estén vivas», asegura Fuentes, para lo cual «hay que adaptar la normativa a las nuevas necesidades». La idea de la Unesco, asegura, «es usar la experiencia de Córdoba como ejemplo para otras ciudades patrimonio que tienen el mismo problema».

Barrios por el clima

Las asociaciones vecinales y Barrios por el Clima, que aún no conocen la propuesta, insisten en que la norma del 2007 discrimina a los 32.000 cordobeses que viven en el casco histórico.

José Larios, que apoya la instalación de placas en el Ayuntamiento, no entiende que se prohíba la instalación en las viviendas pese a sus beneficios medioambientales y su rentabilidad social «cuando el paisaje aéreo del casco está plagado de todo tipo de elementos antiestéticos, desde antenas a parabólicas o tendederos».

Las asociaciones piden que se anule la resolución en lugar de modificarla, algo a lo que el Ayuntamiento se niega, y critican «la hipocresía del equipo de gobierno al tolerar la instalación no regulada de placas solares en cadenas hoteleras del casco». Reclaman además que la nueva norma ofrezca «un trámite de autorización e instalación fácil y rápido y que las soluciones que se planteen sean económicamente accesibles».

«Se prohíben las placas solares cuando el paisaje aéreo del casco histórico está lleno de elementos antiestéticos»

José Larios - Barrios por el clima

decoration

Por su parte, la postura del Consejo del Movimiento Ciudadano es «facilitar la vida en el casco histórico para que sea un espacio vivo, con residentes, comercios y vida de barrio», un objetivo que pasa por «ofrecer alternativas compatibles con la protección del patrimonio». En este sentido, defienden la propuesta de crear cooperativas para la gestión de huertos solares, una opción que la Gerencia de Urbanismo también tiene sobre la mesa, aunque se está estudiando de forma paralela a la revisión de la resolución del 2007.

Consultas constantes

El director comercial en Córdoba de Quántica Renovables, una de las empresas que trabajan en la instalación de placas solares en Córdoba, asegura que las consultas para la instalación de placas solares en el casco son constantes, tanto de empresas como de particulares, «aunque todos los intentos chocan con la norma de Urbanismo». Su empresa ha hecho estudios para hoteles, un aparcamiento y para el convento de los Capuchinos «y los tres han sido denegados».

«Las consultas de empresas y particulares del casco histórico son constantes, pero todas chocan con la norma»

Juan Antonio reyes - Dir. comercial de Quántica

decoration

José Antonio Reyes recuerda que en Córdoba la instalación de placas en la ciudad se bonifica con un 50% del IBI durante diez años y el 95% en las tasas de licencia de obra, a lo que se suman las ayudas de los fondos Next Generation, beneficios que no están al alcance de quienes viven en el casco histórico cordobés. «Una empresa amortiza la inversión en dos años y una vivienda en tres sin contar con el IBI», señala, por eso defiende la necesidad de «regular cuanto antes el acceso de las familias y evitar lo que está ocurriendo ahora, la instalación ilegal de placas cuya eficacia y rentabilidad ni siquiera está garantizada».

Compartir el artículo

stats