Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

La 'salida' de David Dorado hace saltar por los aires la aritmética municipal

Está pendiente de resolver el peso que tendrá su voto en las comisiones, si podrá formar parte de los consejos rectores de las empresas municipales o dónde se sentarán en el salón de plenos

La interventora, el alcalde José María Bellido y el secretario del Pleno, en una imagen de archivo. MANUEL MURILLO

La salida de David Dorado del grupo municipal de Ciudadanos y su conversión en concejal no adscrito por la derivada política del caso Infraestructuras --que estudia en vía judicial posibles amaños de contratos en la Delegación de ese mismo nombre-- ha hecho saltar por los aires la aritmética municipal y, a la postre, ha puesto a los grupos municipales a echar números.

La junta de gobierno local tomó cocimiento el pasado 5 de septiembre de una moción del alcalde, José María Bellido, por la que cesaba a Dorado de todos los puestos que ocupaba en los consejos rectores y en los consejos de administración de los organismos autónomos y de las empresas municipales del Consistorio (Imdeec, Imtur, GMU, Imgema, IMAE, Consorcio Orquesta de Córdoba, Aucorsa, Emacasa ni Vimcorsa). La moción fue paralela a la renuncia emitida por el propio Dorado, el 29 de agosto, en la que pedía salir de los consejos de administración de Emacsa y Aucorsa.

La primera teniente de alcalde y portavoz de Cs, Isabel Albás, ocupa desde entonces el sitio de Dorado en la mayoría de consejos, y también el delegado de Comercio, Antonio Álvarez.

En la actualidad, el Pleno de Córdoba cuenta con 29 concejales de los que 9 son del PP, 8 del PSOE, 4 de Cs, 3 de IU, 2 de Vox, 2 de Podemos y un concejal no adscrito.

Según fuentes consultadas, el concejal no adscrito David Dorado tiene derecho a votar en los plenos e intervenir en los mismos, así como a asistir con voz y con voto a las comisiones permanentes. Aunque la ley no fija el régimen jurídico completo de las facultades y derechos de los miembros no adscritos, deja un amplio margen que debe ser completado por las leyes de régimen local de cada comunidad autónoma y el reglamento orgánico de cada Ayuntamiento.

Primeras comisiones tras el cese

La celebración ayer de las primeras comisiones previas al pleno del día 22 (una de Hacienda y otra de Presidencia) --a las que Dorado, que se ha reincorporado a su trabajo, no asistió-- evidenció que de momento el criterio no parece estar claro.

El gobierno municipal ha pedido un informe para saber, entre otras cuestiones, qué peso debe tener el voto del concejal no adscrito en el cómputo global de las comisiones o si podrá formar parte o no de los consejos de las empresas municipales y organismos autónomos. En las comisiones el voto es ponderado y se calcula en función del número de concejales que tiene cada partido. El criterio expresado ayer in voce por el secretario general del Pleno, Valeriano Lavela, fue que el grupo de Cs siga votando como si mantuviese los 5 concejales y que Dorado votase de manera independiente. De este modo, en las comisiones en lugar de 29 votos que tiene el Pleno --ahí no hay duda porque el voto de los concejales se contabiliza de manera individual-- habría 30.

Dónde se sentará Dorado

El PSOE planteó ayer también en la comisión de Presidencia dónde se sentará Dorado en el salón de plenos: si lo hará en la bancada de la derecha, donde están situados los concejales de PP, Cs y Vox, o en la bancada de la izquierda, donde toman asiento PSOE, IU y Podemos. A las últimas sesiones plenarias, el ya concejal no adscrito ha asistido de forma telemática. Por ahora estas cuestiones no han sido despejadas.

Compartir el artículo

stats