Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

Los comerciantes acogen con cautela el proyecto en el antiguo Simago

El presidente de Comercio Córdoba, Rafael Bados, pide tiempo para conocer en profundidad el proyecto antes de hacer declaraciones | El alcalde cree que una mayor oferta comercial será buena para los establecimientos de la zona

Vecinos pasean junto al antiguo edificio Simago. FRANCISCO GONZALEZ

La posibilidad de que el antiguo Simago tenga de nuevo uso comercial ha sido recibido con prudencia por los comerciantes, que se reservan un tiempo para hacer declaraciones, una vez hayan estudiado en profundidad la propuesta. Por contra la noticia fue aplaudida por el alcalde de Córdoba, José María Bellido, que la calificó ayer de «magnífica» al entender que generará más oportunidades comerciales.

Rafael Bados, presidente de la Federación de Comercio Córdoba, explica a CÓRDOBA que había conocido la iniciativa por la prensa y que aguardarían a conocer más sobre la misma para pronunciarse. Asimismo, Bados espera mantener una reunión con el alcalde para abordar esta cuestión en los próximos días. 

Una de las últimas veces que la federación mostró su contrariedad por el supuesto apoyo a las grandes superficies comerciales del Ayuntamiento de Córdoba se remonta a octubre del 2020. Entonces, Comercio Córdoba y los centros abiertos acusaron al concejal Antonio Álvarez de poner el consejo asesor "al servicio" de estas grandes superficies.

Comercio Córdoba ha señalado en muchas ocasiones que el comercio de cercanía esta padeciendo las consecuencias de dos crisis consecutivas que ha provocado el cierre de muchos establecimientos y que tiene por delante también retos importantes como el de la digitalización y la venta online.

El alcalde, por su parte, también reconoció haberse enterado por la prensa de las intenciones de los nuevos propietarios de este inmueble para el que el Ayuntamiento de Córdoba inició y culminó una modificación de sus usos urbanísticos para que pudiera albergar un hotel, a pesar de que la empresa interesada en construirlo desistió después de hacerlo.

Ahora, según se conoció el lunes, la socimi formada por las firmas de inversión Inbest y GPF Capital, propietarias del inmueble, quiere invertir 600 millones en activos inmobiliarios prime, lo que afectará directamente a la puesta en uso comercial del emblemático edificio del antiguo Simago en Córdoba. 

El inmueble, ubicado en la calle Jesús y María 5, 7 y 9 y sin uso desde el año 2011, fue adquirido el pasado mes de agosto por la gestora independiente de fondos inmobiliarios Inbest Real Estate. Entre las primeras operaciones de la nueva somici estuvo la compra a El Corte Inglés de dos edificios comerciales por un importe superior a los 50 millones de euros. Ambos inmuebles situados en ubicaciones prime en Sevilla (5.500 metros cuadrados en Plaza del Duque de la Victoria) y Córdoba, los 6.660 metros cuadrados del inmueble del antiguo Simago.

Ambos inmuebles entraban en un paquete de edificios que El Corte Inglés consideraba como no estratégicos. En el caso de Córdoba, la empresa que preside Marta Álvarez desde julio de 2019 entiende que la oferta está suficientemente cubierta con el centro de Ronda de los Tejares y con el Hipercor de la Ronda de Córdoba.

Cambio en el PGOU

El Ayuntamiento de Córdoba inició y culminó en su día una modificación del PGOU y un cambio en la ficha del catálogo de Bienes Protegidos del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Córdoba, CC-2 Conjunto catalogado de la plaza de las Tendillas y su entorno. 

Esta modificación se inició tras plantearla El Corte Inglés, pues pretendía que el antiguo Simago cambiara sus usos con el objetivo de que pudiera acoger un hotel. Es más, El Corte Inglés estuvo en conversaciones con H10 Hotels, propietaria del hotel Colomera de la plaza de Las Tendillas para que usara el inmueble para su ampliación. Finalmente, H10 Hotels decidió comprar otro edificio en Duque de Hornachuelos para dicha ampliación.

Según explicaron ayer fuentes de la GMU a este periódico, esos cambios urbanísticos no afectarán a un futuro uso comercial del espacio, que es el que se le venía dando hasta que El Corte Inglés cerró su tienda de oportunidades. Es decir, que aunque se modificaran tanto el PGOU como el Pepch ante la posibilidad de abrir allí un hotel, ambos usos (comercial y hotelero) serían compatibles.

Más oferta, más demanda

Frente a la cautela de los comerciantes, Bellido entiende que esta información es también una buena noticia para el pequeño comercio que puede ver cómo se anima la zona desde el punto de vista de las compras y que el incremento de la oferta atraerá a más consumidores. «Es una magnífica noticia para la ciudad que el espacio pase a ser un espacio útil», declaró ayer Bellido.

El alcalde aseguró también que la Gerencia Municipal de Urbanismo se sentará con los empresarios para ver los trámites necesarios y que también se reunirá con la Federación de Comercio y Centro Córdoba. «Lo que no interesa a todos, incluido a los comerciantes, es que ese proyecto salga adelante. No nos olvidemos que estos proyectos también atraen, que haya más comercio beneficia también al pequeño comercio. Si hay superficies que atraen a más gente a comprar, creo que es bueno para todos», concluyó Bellido. 

«Me quedo en que hay interés en que haya algo y que después de tantos años un edificio cerrado albergue algo, eso es una magnífica noticia», concluyó recordando que hasta hace unos meses además de este gran inmueble en el centro se encontraba también vacío el de la calle Claudio Marcelo, que hoy ocupa Aldi.

Compartir el artículo

stats