Kiosco

Diario Córdoba

54 CONVENIOS EN VIGOR

La negociación de los convenios se reactiva tras el parón del covid

Los sindicatos exigen la cláusula de revisión salarial para salvar el poder adquisitivo

Movilizaciones de las empleadas de la limpieza, que deberán reiniciar a final de año la negociación de su convenio. A.J. GONZÁLEZ

El Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, ha hecho público el Informe Estadístico de la Negociación Colectiva correspondiente al primer semestre del 2022, que refleja una reactivación de la negociación colectiva tras el parón provocado por la pandemia. Entre enero y junio se revisaron 42 textos, a los que se suman otros 12 originarios, que dan cobertura a un total de 16.523 empresas y 111.109 trabajadores de Córdoba frente a los 3.270 del año anterior. Pese a todo, la cifra sigue lejos de la del 2019, cuando había 24.936 empresas y 145.138 amparados por el paraguas de un convenio colectivo.

De los 54 convenios vigentes, solo un mínimo porcentaje (6 de los convenios de empresa y 2 de los de sector vigentes) incluye la cláusula de garantía salarial, mecanismo que protege a los trabajadores contra la pérdida de poder adquisitivo, que será el caballo de batalla de los sindicatos de cara a la negociación colectiva de los convenios que están por negociar este año y el próximo ante el imparable ascenso del IPC de los últimos meses.

Según los datos del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, la subida media salarial de los convenios laborales revisados fue de un 2,97%. El secretario de Salud Laboral de UGT, Jaime Sarmiento, recuerda que tras la ruptura del quinto Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, los dos sindicatos mayoritarios decidieron pedir subidas salariales del 3,5% en el 2022, el 2,5% en el 2023 y el 2% en el 2024, con la exigencia de que los nuevos marcos regulatorios incluyeran una cláusula de revisión salarial que contuviera la pérdida de poder adquisitivo. Sin embargo, los últimos convenios firmados en Córdoba recogen en algunos casos incrementos por debajo de estas cifras. En la Industria vitivinícola y alcoholera se firmó un 3% en el 2022, con carácter retroactivo, un 3% en el 2023 y un 2% en el 2024. En Madera, la subida firmada fue del 1,5% para el 2021 y un 1,5% en el 2022, mientras que en el sector del Aceite, el acuerdo alcanzado fue de un 2% para 2021 y 2022. En el ámbito del Comercio, la negociación culminó con una subida acordada del 6,55% entre el 2021 y el 2024 frente al 2% para la industria panificadora y el 1% y el 2% en 2021 y 2022 para los trabajadores del Metal. Por su parte, el convenio del campo, que da cobertura a unos 70.000 trabajadores de Córdoba, tiene un convenio vigente hasta el 2023 que deberá aplicar la subida del salario mínimo interprofesional, con subidas de entre el 5% y un 9%, según las categorías. No es el caso de la hostelería, donde se acordó congelar los salarios y una subida del 1,9% en el 2023 o la limpieza, cuya patronal llegó a un acuerdo transitorio con UGT para un pago único de unos 200 euros con el compromiso de retomar la negociación el próximo mes de noviembre.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Aurelio Martín, destaca que «la negociación colectiva es fundamental para el avance en derechos laborales y más en las actuales circunstancias que hacen imprescindible no solo subir el salario sino garantizar otros derechos sociales». Recuerda Martín que los trabajadores que están amparados por un convenio, ya sea sectorial o de empresa, «tienen mayores garantías que los que no cuentan nada más que con el Estatuto Básico del Trabajador». De ahí su negativa a firmar el convenio de la limpieza, que consideran que perjudica a las trabajadoras «y lo único que hace es alargar la precariedad que viene sufriendo históricamente este sector».

Un otoño de movilizaciones 

Los sindicatos CCOO y UGT auguran un otoño cargado de movilizaciones para exigir mejoras salariales. Según Aurelio Martín, secretario de Acción Sindical de CCOO, «somos conscientes de las dificultades que tienen las empresas en la actualidad por la subida de los precios de la electricidad, los carburantes... y por eso hemos sido sensibles en la negociación como muestra el convenio de comercio que firmamos, con una subida cero para este año, entendiendo que el comercio venía de una situación muy complicada debido a a la pandemia». Sin embargo, apostilla, «igual que nosotros somos sensibles a los hándicap de las empresas también exigimos que las empresas sean responsables y que los beneficios que generan no lleguen solo a los directivos y a los propietarios de las mismas porque la principal riqueza de las empresas son sus empleados».


En relación con la inflación, Jaime Sarmiento (UGT) señala que «la culpa de la inflación no la tienen los salarios ni la negociación colectiva sino los beneficios empresariales y del capital». Por eso, coinciden con CCOO en que insistirán en la inclusión de la cláusula de garantía salarial en los nuevos convenios colectivos. «Muchos convenios ya cerrados han quedado muy por debajo de la subida del IPC», señala, algo que resulta especialmente «sangrante» en Córdoba, que se encuentra en puestos de cola en cuanto a la media salarial nacional, entre un 15% y un 20% por debajo y, al contrario de lo que defienden los empresarios, «esto no se traduce en mejores tasas de empleo». Según Sarmiento, «si se ha producido alguna mejora ha sido por el incremento del salario mínimo interprofesional y no por los convenios». 


Compartir el artículo

stats