Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Dos niños de Gabón evitan la ceguera tras ser operados en Córdoba

Los hermanos Ony y Divine han sido tratados en el hospital La Arruzafa de Córdoba, por la mediación de Infancia Solidaria, y ya han vuelto a su país

Los hermanos Ony y Divine, con su familia biológica y de acogida, en su regreso a su país natal, Gabón. CÓRDOBA

Ony y Divine, dos hermanos de 5 y 8 años de Gabón, llegaron a Córdoba el pasado mes de abril y este jueves pusieron rumbo de nuevo a su país. Los pequeños vinieron a Córdoba para poder ser operados en el hospital de La Arruzafa, gracias al convenio que la fundación de este hospital oftalmológico tiene con la oenegé Infancia Solidaria y al apoyo de la comunidad de monjas clarisas, que se encuentran presentes en este país africano, señala el delegado en Andalucía de Infancia Solidaria, Ángel Parejo.

El director médico del hospital La Arruzafa, Juan Manuel Laborda, explica que estos dos hermanos de Gabón sufren un grave síndrome congénito (un glaucoma terminal), que ya dejó sin visión hace tiempo a los padres de los pequeños y que también estaba perjudicando seriamente a estos dos menores antes de llegar a Córdoba. 

Como consecuencia de este síndrome, Ony vino ya a Córdoba con la visión del ojo izquierdo imposible de recuperar, «por lo que con la operación que le hemos llevado a cabo en el hospital La Arruzafa hemos tratado de mejorar al máximo la visión de su ojo derecho», expone el doctor Laborda.

En este hospital han conseguido bajar la altísima tensión ocular que registraban estos niños en sus ojos, como consecuencia de su enfermedad, y dejársela controlada, y que Ony, con su ojo derecho, y que Divine, con los dos, puedan ver lo máximo posible, dentro de las limitaciones que presentan, indica Juan Manuel Laborda. 

«Se ha podido evitar la ceguera a la que estaban predestinados si no hubieran sido atendidos en el hospital cordobés», destaca Ángel Parejo. 

Ángel Parejo, delegado en Andalucía de Infancia Solidaria, y su mujer, Beatriz, con los niños Ony y Divine. CÓRDOBA

Los dos niños han recibido atención bucodental

Divine y Ony han estado los últimos cuatro meses residiendo en Lucena, acogidos y acompañados por la misionera laica lucentina Inmaculada Pino que realiza su labor solidaria en Gabón, apunta Ángel Parejo. Inmaculada Pino contactó con Infancia Solidaria para que esta oenegé ayudara a que estos niños pudieran ser atendidos en el hospital La Arruzafa de Córdoba, como así pudo ser posible. 

Aprovechando su estancia en Córdoba para mejorar su visión estos dos hermanos también se han beneficiado de atención bucodental, llevada a cabo por la clínica ValleDental de Lucena, y Ony fue operado de una hernia umbilical en el hospital Reina Sofía, un problema que le detectaron en una revisión que le hizo el profesional de Pediatría que le asignaron por la sanidad pública. Por otro lado, Ony necesitaba también gafas, las cuales se las ha donado Óptica Reyes, de Lucena.  

Durante los últimos años, más de una decena de niños de países menos favorecidos han mejorado su visión a través del convenio entre Infancia Solidaria y la fundación del hospital La Arruzafa.

Compartir el artículo

stats