La Delegación de Infraestructuras, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Córdoba ha adjudicado el contrato menor de servicios relativo a los estudios previos en la posible fosa de víctimas del cementerio de San Rafael a favor de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, por el importe de 14.701,50 euros y con un plazo de ejecución de un mes.

Según informa el Ayuntamiento en una nota de prensa, los trabajos consistirán en la realización de un estudio de los terrenos y estructuras colocadas encima de una posible fosa existente en el cementerio de San Rafael, para determinar la afección de la misma y la incidencia que hayan podido causar en el subsuelo y en la propia fosa, con el objeto de determinar la viabilidad o no de la posterior delimitación y exhumación de los restos humanos que allí pudieran encontrarse.

A raíz de los trabajos encargados por la Junta de Andalucía en diciembre de 2019, se concluyó que el número de personas inhumadas podría estar en torno a 250. Este contrato viene a profundizar sobre dicho estudio, con el fin de determinar tanto la ubicación exacta de la posible fosa como el número de inhumados en ella. Antonio Álvarez, teniente de alcalde delegado de Infraestructuras, Sostenibilidad y Medio Ambiente, ha destacado que “este contrato es el paso previo que realizamos para llevar a cabo la posterior exhumación en el cementerio de San Rafael, si los estudios previos determinan su viabilidad”.

Esta actuación fue incluida en el ‘Plan de recuperación de Memoria Democrática’, unas ayudas económicas destinadas a las Entidades Locales para la realización de actuaciones relacionadas con la Memoria Democrática y convocadas por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), habiéndole correspondido para su ejecución la cantidad de 15.000 euros. Este proyecto viene enmarcado dentro del plan estratégico que marcó el Ayuntamiento de Córdoba, junto al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, la Junta de Andalucía y Diputación de Córdoba y contando con las asociaciones memorialistas, desde octubre del 2019.