Kiosco

Diario Córdoba

datos del sepe

Movilidad laboral: Casi 40.000 personas tienen que salir de Córdoba para trabajar

El número de cordobeses que abandonan la provincia por motivos laborales sube un 3% durante el primer semestre | El perfil de quien sale es el de un hombre de menos de 30 años y con estudios superiores

Varias personas cogen un autobús en la estación de autobuses de Córdoba. FRANCISCO GONZÁLEZ

Un total de 39.858 personas tuvieron que salir de la provincia de Córdoba en el primer semestre de este 2022 para trabajar. Así lo pone de relieve el informe sobre movilidad de trabajadores que cada trimestre publica el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). El éxodo laboral de esas casi 40.000 personas supuso una subida de cerca de un 3% con respecto a los datos del mismo periodo del año pasado, cuando salieron de la provincia un total de 38.756 personas por motivos laborales.

Ocurrió, además, y esto es algo habitual, que el saldo de esta movilidad laboral se quedó en cifras negativas, es decir, que salieron más personas de las que entraron. Concretamente, un total de 31.684 personas se instalaron en la provincia entre enero y junio de este ejercicio para emplearse. Mientras la cifra de quienes abandonaron Córdoba subió cerca de ese ya citado 3%, el número de los que entraron se redujo casi un 6% con respecto al mismo periodo analizado, teniendo en cuenta que fueron 33.541 las personas que llegaron a Córdoba por motivos laborales durante el primer semestre del año pasado.

La movilidad geográfica de la contratación. RAMÓN AZAÑÓN

[Pulse aquí para ver el gráfico ampliado]

Con estos datos, extraídos de los contratos firmados en el periodo que se analiza y, donde por lo tanto, también se encuentran aquellas personas que permanecieron en la provincia, el SEPE extrae lo que se conoce como tasa de movilidad, esto es, la proporción de contratos que obligan a cambiar de lugar de trabajo a una persona. Esa tasa era de un 15,46% en el primer semestre del 2022 y algo más reducida en el mismo periodo del año pasado, de un 15,05%. Lo que implica, por lo tanto, que la tasa de salida (los que se van para trabajar) sigue siendo más alta que la de entrada (los que vienen por motivos laborales). Concretamente, la provincia tiene una tasa de salida de un 17,43%, mientras que la tasa de entrada no llega al 14%.

Perfil

El SEPE ofrece también los datos disgregados por sexo, grupos de edad, nivel de estudios o nacionalidad. De esos datos puede extraerse que el perfil de la persona que se marcha de Córdoba para trabajar en otra provincia es el de un hombre, de menos de 30 años, que tiene estudios superiores.

En el caso del sexo, la tasa de movilidad de los hombres es bastante superior a la de las mujeres. Mientras ellos registran una tasa de 17,77%, la de ellas se queda en menos de un 12%. En datos absolutos, un total de 26.631 hombres abandonaron la provincia hasta junio para irse a otro punto del país a trabajar, por las 13.227 mujeres que hicieron lo mismo.

Por edad, el SEPE divide el estudio en tres grandes grupos: menores de 30 años, personas de entre 30 y 45 y mayores de 45. En este caso, el grupo que registra mayor tasa de movilidad es el de los menores de 30 años. Si bien en los datos absolutos el grupo más numeroso es el de entre 30 y 45 porque es en este sector donde se firman más contratos. Según los datos del SEPE, de Córdoba salieron para trabajar 13.911 personas menores de 30 años, 15.394 de entre 30 y 45 y 10.553 de más de 45.

Si se analiza el perfil de quien llega a Córdoba para trabajar el grupo más numeroso vuelve a ser el de los hombres, con 22.807 entradas en el periodo analizado por apenas 8.877 de mujeres que llegaron.

Por sectores, la mayor tasa de movilidad la registra la agricultura (19,89%) debido a esos trabajos temporales repartidos, sobre todo, por Andalucía. Mientras, el sector con menos tasa de movilidad es la industria, que no llega ni al 9%.

¿Dónde se van?

El destino laboral que más se repite entre los cordobeses es Sevilla, que además también es la provincia más emisora de trabajadores hacia Córdoba. Las provincias donde más se emplean los cordobeses son, aparte de la capital andaluza, Jaén, Málaga, Madrid y Granada. Mientras, las más emisoras de trabajadores son también Sevila, Jaén, Málaga, Huelva, Granada o Badajoz

¿Dónde se emplean los trabajadores salientes?

El grupo ocupacional más numeroso en el que se emplean los cordobeses cuando salen de la provincia por motivos laborales el de trabajos no cualificados, con casi 18.000 contratos firmados en este sentido. El segundo grupo más numeroso es el de restauración, personales, protección y vendedores de comercios, donde los cordobeses firmaron 6.647 contratos durante el primer semestre de este año fuera de la provincia.

El resto de grupos ocupacionales aglutinan bastante menor cifra de contratos. El tercero de la lista es técnicos y profesionales científicos e intelectuales (3.612 contratos), seguido de artesanos y trabajadores cualificados de industrias manufactureras, construcción, minería (2.921) y operadores de instalaciones y maquinaria y montadores (2.804). En los últimos puestos se sitúan los grupos ocupacionales de trabajadores cualificados en la agricultura y en la pesca (1.745), técnicos y profesionales de apoyo (2.367) y empleados de tipo administrativo (1.674).

Compartir el artículo

stats