Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Memorias de Herminio Trigo

La editorial Almuzara recoge en el libro ‘Memorias políticas’ las reflexiones del exalcalde de Córdoba, uno de los políticos que participaron en el proceso de transformación democrática

Herminio Trigo, con su libro ‘Memorias políticas’. FRANCISCO GONZÁLEZ

El exalcalde de Córdoba, Herminio Trigo, relata sus Memorias políticas. La transformación democrática de Córdoba en un libro que ha publicado recientemente la editorial Almuzara. El político cordobés reflexiona sobre su vida política y su trayectoria profesional que transcurrió en paralelo a la transformación democrática de Córdoba, de ahí el subtítulo de estas memorias que cuentan la forja de esta ciudad entre los años 80 y 90. «El sentimiento de ser útil es el que siempre me ha acompañado a lo largo de mi vida en la política. Hay a quien lo que le ilusiona del pensamiento de izquierdas es la lucha por una sociedad sin clases: la utopía. Creo que su existencia es necesaria para recordarnos a los que nos interesa más construir el camino hacia ese destino, que no nos desviemos demasiado y podamos sucumbir ante las tentaciones de una sociedad desigual e injusta», reflexiona Trigo.

En 277 páginas, Herminio Trigo (Córdoba 1943) recorre su infancia en el barrio del Alcázar Viejo, y su adolescencia, su descubrimiento de la ideología y de la política, las primeras elecciones municipales y algunos capítulos históricos de la capital cordobesa como el atentado terrorista de ETA en 1996, la remodelación del Plan Renfe, el impulso a la cultura con la recuperación de la Posada del Potro y el Gran Teatro, entre otros. Además, rememora la construcción de una ciudad que a finales de los 70 aún estaba muy retrasada y que hubo que dotarla de equipamientos básicos y de servicios públicos fundamentales. También refleja el avance que supuso el diseño del plan estratégico y la apuesta que se hizo desde aquellos primeros mandatos por la participación ciudadana.

Alcalde de la ciudad entre la salida de Julio Anguita en 1987 y su propia salida en 1995, Herminio Trigo también cuenta su propia evolución política, desde su inmersión en el Partido Comunista --contra cuya dirección tuvo que «luchar, a veces con dureza», reconoce-- y de ser la mano derecha de Anguita en Capitulares, pasando por la creación de Izquierda Unida, después por la aparición de la corriente crítica que él mismo integró, Nueva Izquierda, y, durante un tiempo, por el PSOE, partido del que terminó saliéndose en 2017.

Además de algunas fotografías, las memorias recogen íntegros los discursos que el político cordobés pronunció en el 12º Centenario de la Mezquita en presencia de los Reyes; en la inauguración del Gran Teatro tras su reforma o el discurso que dio de despedida en el Ayuntamiento el 26 de enero de 1995, después de 7 años como concejal y 9 como alcalde.

Especial atención dedica Trigo a dos capítulos de su trayectoria política. Por un lado, al trazado ferroviario de la línea AVE, cuya ejecución desataría una fuerte confrontación política que habría de prolongarse durante gran parte de su mandato, pero también eliminaría la centenaria barrera que dividía la ciudad en dos realidades muy desiguales y la transformaría en una Córdoba moderna a la altura de las grandes capitales culturales. Y por otro lado, su destitución tras la contratación de Francisco López como funcionario interino que supuso su dimisión y su inhabilitación durante 6 años (Y me echaron, se titula el episodio dedicado a esta historia). Trigo relata aquellos acontecimientos que precipitaron su ocaso como alcalde y su regreso a la enseñanza como una persecución del PP y ajusta cuentas con el pasado (señala ‘culpables’ con nombres y apellidos), dos décadas después de haberse marchado de Capitulares. Así, relata que días antes de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo, ya se la avanzó Federico Trillo al entonces coordinador general de IU en Andalucía, Luis Carlos Rejón. «Le dijo que me iban a condenar a 6 años de inhabilitación, justamente lo que después dictaron los magistrados en su sentencia», dice. Por último, habla del indulto que le concedió el Gobierno y cómo volvió a ocupar su plaza de maestro, profesión en la que se jubiló. 

Compartir el artículo

stats