Kiosco

Diario Córdoba

SUCESO

Denunciado el conductor de un coche de caballos por llevar pasajeros en horas prohibidas por el calor

Circulaba por el jardín de la Media Luna a las 18.25 en un día con aviso por altas temperaturas | Los hechos se consideran infracción grave e implican multa de 500 a 2.000 euros

Imagen de archivo de una inspección de la Policía Local a un coche de caballos. CÓRDOBA

La Policía Local de Córdoba ha denunciado al conductor de un coche de caballos por llevar a viajeros durante el horario en el que no está permitido por el calor. Los hechos ocurrieron a las 18.25 horas del viernes, en el jardín de la Media Luna en dirección al Paseo de La Victoria, cuando los agentes interceptaron al conductor de un carruaje de caballos circulando con pasajeros pese a estar activado por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) un aviso por altas temperaturas. Según la denuncia formulada, este comportamiento supone el incumplimiento del Decreto 8403/16, de 3 de octubre, que impide esta actividad durante un aviso por calor excesivo y en base a la Ley 11/2003 de Protección Animal.

Los hechos, según ha podido saber este periódico, están considerados una infracción grave, lo que implica una sanción que oscila entre los 501 euros y los 2.000. En este sentido, se considera grave "no mantener a los animales en buenas condiciones higiénico-sanitarias o en condiciones fijadas por la normativa aplicable".

En Córdoba hay un decreto en vigor que proviene de junio del 2018, cuando el que entonces era delegado de Movilidad, Andres Pino, dispuso que "durante el verano, en aquellos días en que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indique que existe alguna de las alertas por exceso de temperatura (amarilla, naranja o roja), el sevicio de coches de caballos se interrumpe entre las 14.00 y las 19.00 horas".

El decreto indica que el calor que suele caracterizar a Córdoba en verano es duro "no solo para los cocheros, sino también para los animales de tiro del coche de caballos". En este sentido, añade que "con las temperaturas que se alcanzan, el animal se deshidrata con mucha rapidez si no se le da agua en la cantidad debida, produciéndose incluso el desfallecimiento del mismo". De ahí que se decidiera en aquel momento prohibir el servicio de coches de caballos entre las 14.00 y las 19.00 horas los días de avisos por altas temperaturas.

Compartir el artículo

stats