Kiosco

Diario Córdoba

TESTIMONIO

Noheli Rizzo: «Comparto piso para tener unos ahorros»

Noheli Rizzo es enfermera y se ha independizado en Barcelona. CÓRDOBA

Noheli Rizzo, de 29 años de edad, trabaja en Barcelona como enfermera desde finales de junio pasado. Oriunda de Ecuador, su familia se encuentra asentada en Córdoba, donde ella estudió el grado superior de Técnico de Laboratorio. Más tarde, estudió Enfermería en Huelva. 

Antes de realizar esta última carrera, se independizó a los 22 años de edad porque estuvo trabajando cuatro años para una cadena multinacional de distribución. La ruptura con su pareja sentimental la llevó a regresar a casa, porque su sueldo no le permitía vivir sola. Fue entonces cuando se formó como enfermera. En la actualidad, Noheli Rizzo comparte piso y admite que «el sueldo me daría para vivir sola, pero para ahorrar, porque sabes que lo necesitas para vivir más adelante, comparto piso con una compañera. Aquí compartimos piso todos, aunque no es lo más cómodo, me apetecería vivir sola», admite.

Su vivienda cuesta 890 euros mensuales, por lo que ella abona 445 euros. A esto se añaden otros gastos como la luz, el agua y el gas, y esta joven entiende que tendría que gastar el 100% de su sueldo si viviera sola «y, prácticamente, no llegaría a fin de mes si quiero vivir en un piso en condiciones», destaca.

De este modo, subraya que «no es habitual que menores de 30 años se puedan permitir vivir solos y si puedes, tampoco te vas solo. Mucha gente lo que hace es que o tiene una pareja para independizarse o no se independiza. Si no, tiene que compartir piso. Los gastos de un alquiler solo son prohibitivos», lamenta. 

Respecto a su carrera, Noheli comenta que su madre está contenta porque ha logrado un trabajo para ejercer su profesión, «pero no con que haya tenido que salir de Córdoba. Si Córdoba me ofreciera las posibilidades que me ofrece esta ciudad, no me hubiese ido. He tomado esta decisión porque quiero poder volver y tener unas condiciones laborales parecidas a las que tengo aquí», explica.

En esta línea, comenta que en la sanidad «cuando acabas de terminar los estudios, entrar en el sector público es más complicado y el privado, para las enfermeras, es más precario». En Barcelona trabaja en el hospital Vall d’Hebron, donde apunta que hay alrededor de 180 enfermeras de Andalucía, «y Andalucía no tiene enfermeras después, cuando nos hemos formado allí», apunta haciendo referencia a las condiciones laborales que se ofrecen en la comunidad autónoma. Así, Noheli Rizzo manifiesta que se ha marchado a Cataluña «porque la calidad del empleo es mejor y aquí hay más probabilidades de que te sigan renovando, que no sea un primer contrato de verano y a la calle, que es lo que pasa allí. También hay otras oportunidades en lo público, con condiciones laborales iguales», señala.  

Compartir el artículo

stats