Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA Rafael Luque Presidente de Asadipre Córdoba

«La consejería debería de frenar la sangría de unidades en los colegios»

El presidente en Córdoba de la Asociación Asadipre, Rafael Luque. CÓRDOBA

Rafael Luque (Córdoba, 1975), director del colegio Concepción Arenal, es desde junio el presidente en Córdoba de la Asociación Andaluza de Directores y Directoras de Infantil, Primaria y Residencias Escolares (Asadipre) de la enseñanza pública.

El curso empezará en septiembre y la climatización de los colegios públicos de Córdoba no está todavía solucionada. ¿Qué medidas urgentes habría que tomar?

Los centros educativos públicos deben de estar climatizados. Es un servicio público que debería contar con climatización como las bibliotecas u otros centros públicos de las ciudades que están bastante más mimados que los colegios. Es urgente y totalmente necesario la climatización de los centros escolares públicos. En Córdoba, se instaló hace cosa de dos años una maquinaria para atemperar la temperatura de las aulas, pero a fecha de hoy, creo que solo en dos centros está funcionando. Las máquinas están instaladas en las cubiertas, pero no funcionan. Había un compromiso por parte del Ayuntamiento de Córdoba de que funcionarían en mayo de este año y a fecha de hoy todavía no funcionan. Sería importante, incluso antes de la climatización, cambiar la infraestructura eléctrica de los centros, que está obsoleta total. No se pueden poner aires acondicionados, porque la luz salta. Eso hay que acometerlo lo antes posible.

¿El colegio Concepción Arenal dispone de climatización?

No, el Concepción Arenal es uno de los 19 centros escolares de Córdoba que tenemos la maquinaria, pero no está climatizado. No funciona. Yo pongo el ejemplo de que nos han puesto un Ferrari en la cubierta del cole, pero no tenemos gasolina para alimentarlo. En esa situación estamos, junto con otros 17 ó 18 colegios más de la capital.

¿Sería partidario de reducir el horario escolar el próximo curso si el calor aprieta?

Por supuesto. Hay un protocolo establecido de 2019 ante otra ola de calor. Yo creo que es necesario. Al igual que se ha hecho en el último curso, si hay olas de calor con unas temperaturas excesivas sería conveniente disminuir el horario. Además de climatizar los centros, habría que dotar los patios y los espacios de recreo de mayor vegetación y sombras para poder hacer uso y disfrute de esos espacios al aire libre.

Este último curso ha sido difícil tras la pandemia.

Es cierto que llevamos dos años difíciles. Yo pienso que los grandes protagonistas y los grandes héroes han sido nuestros alumnos, el alumnado. Nuestros alumnos se han adaptado perfectamente a ese otro tipo de enseñanza, a través de videoconferencias. La verdad es que este último curso se ha avanzado mucho en la pérdida de conocimientos por la pandemia y se han cubierto los objetivos educativos.

«Además de la climatización, habría que dotar de sombras a los espacios de recreo», asegura

decoration

¿Ha cambiado en algo el covid las clases? ¿Qué cambios permanecerán?

Hay cosas que han venido para quedarse como las nuevas tecnologías, ya que se han dotado a los centros de mayores recursos informáticos para que los alumnos que no podían acceder a ellos, los tuvieran. Ahora contamos con plataformas para poder ponernos en contacto con las familias y para poder trabajar con el alumnado. Yo pienso que estos recursos mejoran la calidad de la enseñanza y han venido para quedarse.

¿Es partidario de la digitalización, de las pantallas en las clases?

Por supuesto. La Consejería de Educación ha apostado estos dos últimos años por dotar a los centros públicos de mayores recursos informáticos. Lo que sí es cierto es que debe de haber partidas no solo para dotar, sino también para mantenerlos. Hay muchos tipos de equipos como pantallas digitales, ordenadores y tablets y con los gastos de funcionamiento de los centros es muy difícil de sostener. Creo que la consejería debería apostar por ampliar el presupuesto para el gasto para mantenerlos, reponerlos o arreglarlos.

Pero no solo desde ese punto de vista, ¿es positivo para los niños?

Sí. Todo lo que sea adquirir conocimientos informáticos es positivo. Vivimos en una sociedad, en la que nuestros hijos nacen casi con un gen informático que la anterior generación no tenía. Además, toda la educación a través de las nuevas tecnologías es mucho más atractiva para nuestros alumnos y eso hay que aprovecharlo. Te da muchas más posibilidades y es mucho más interactiva.

¿Cree que la baja natalidad es la que pone en peligro a la educación pública? O, al menos, eso es lo que sostiene la Administración para cerrar aulas...

Desde la Consejería de Educación debería de marcarse una hoja de ruta para frenar esta sangría de unidades que se está produciendo en los centros públicos. El descenso de natalidad es una oportunidad única e irrepetible para conseguir una bajada de la ratio en Infantil y Primaria.

¿Cuál sería el número ideal de alumnos por profesor?

Los directores siempre hemos sostenido que sería de 20 alumnos por profesor para mejorar la calidad. Cuántos menos alumnos, la enseñanza sería más personalizada. Pero si se quedara en 20 alumnos por profesor en todos los niveles de Infantil y Primaria sería un paso importante.

¿Sabe cuántas aulas se cerrarán en Córdoba para el próximo curso?

En concreto, no lo sé. Pero sí sé que la mayoría se cierran siempre en la escuela pública y habría que intentar también que se redujeran al mismo nivel en la pública y en la concertada. Cada año hay un mayor número de aulas suprimidas en la escuela pública.

¿Beneficia a la educación concertada?

La pública como la concertada no pueden estar una en frente de otra, tenemos que ir conjuntamente, ya que las dos forman parte del sistema educativo. La consejería debería de apostar mucho más por la escuela pública. El contenido de la escuela pública con los recursos que disponemos es insuperable. Ahora bien, el continente de la escuela pública debe ser mucho más atractivo para las familias como para el alumnado. Eso debe ir de la mano tanto de la consejería como de los distintos ayuntamientos cordobeses.

El colegio que dirige, el Concepción Arenal, tiene muchos alumnos con necesidades especiales de educación. ¿Qué beneficios aporta la integración?

Somos uno de los centros de Córdoba y provincia con más alumnado de necesidades específicas de apoyo educativo, están alrededor de 60 alumnos. El porcentaje rondará el 20%. Todos los centros hemos apostado por una verdadera integración del alumnado en las aulas ordinarias. Es fundamental que la atención de especialistas de lenguaje, audición y pedagogía terapéutica se haga dentro de las aulas. Contamos con dos aulas específicas de autismo, que también se integran. Es fundamental que sean alumnos más de nuestros centros. Los beneficiados no son solo los alumnos de necesidades educativas, sino que también el otro alumnado, porque adquiere unos valores que no se pueden conseguir de otra manera. La simbiosis entre alumnos benéfica a ambos. Siempre son necesarios más medios para la integración, sobretodo especialistas.

¿Qué le pediría a la nueva Consejería de Educación?

Desde Asadipre pedimos que se apueste de una manera real por la enseñanza pública y que la doten de recursos humanos para convertir la escuela pública en el referente de la educación andaluza. También sería importante reducir la carga burocrática que soportan los equipos directivos de los centros y que se aumente la partida del gasto para el funcionamiento de los centros.

Compartir el artículo

stats