Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Medalla de oro a la naturaleza

El cordobés Alfonso Roldán, cuya obra se centra en mostrar la fauna de capital y provincia, ha recibido el premio al mejor fotógrafo de la Federación Andaluza de Fotografía

15

Dos ejemplares de águilas reales en Sierra Morena. ALFONSO ROLDÁN

«Yo empecé como cualquier otro aficionado; con mi mochila al hombro y la posibilidad remota de dar con algún animal allá donde fuera, pero ahora… Ahora todo es diferente». El cordobés Alfonso Roldán, fotógrafo profesional de naturaleza, ha sido galardonado recientemente con el premio al mejor fotógrafo de la Federación Andaluza de Fotografía. En este concurso ha competido contra todos los profesionales del área en la comunidad autónoma y, sobre todo, ha conseguido el oro en la categoría general (retrato, paisaje, bodegón…), mostrando el arte de la naturaleza cordobesa en sus fotos.

Cámara Canon, trípode, teleobjetivo de 500 milímetros, sistema de detección de ojos y muchos fotogramas por segundo, Roldán confiesa que estos han sido solo algunos de los elementos clave en sus fotografías. Además, recalca la importancia de la edición fotográfica en la actualidad. «Hoy día, todas las fotos se editan», afirma. Sin embargo, añade que, «por mucho que se modifique, una mala foto nunca tendrá la posibilidad de ser excelente», es esencial contar con materia prima de valor. Estas son palabras de Roldán que trascienden y conducen a las raíces de su proyecto, de él como fotógrafo, de sus retratos, de la naturaleza y de los animales que en ellos aparecen. El denominador común que los vincula es Córdoba.

Alfonso Roldán

Hay quien se sorprende al descubrir que imágenes como estas tienen su origen aquí. Quizá, al final será cierto que vivimos ajenos a las maravillas que esconde la tierra. Nos hemos acomodado al trabajo, al círculo social, los mismos bares, la misma monotonía de siempre. Viajamos en coche, pero no tenemos ni idea de lo que hay más allá de la carretera. Sin embargo, los espacios naturales de Córdoba no deberían pasar inadvertidos y este fotógrafo contribuye a ello.

Espacios naturales

Alfonso Roldán recuerda las maravillas que ofrece la naturaleza en Córdoba. En el Parque Natural Cardeña-Montoro, declarado Espacio Natural Protegido en 1989, por ejemplo, destaca la presencia de los únicos robles Melojo de la provincia, de una belleza espectacular. Asimismo, vinculadas a la vegetación, cuenta con especies como el lobo, el águila imperial, el buitre negro, la nutria, el águila calzada o el lince, una especie protegida en peligro de extinción. 

El Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, por su parte, cuenta con una admirable cobertura vegetal que mantiene a una gran comunidad de vertebrados. Actualmente, el parque acoge tres colonias de buitre leonado, así como la segunda de buitre negro en Andalucía, además de águilas reales y perdiceras. Más de treinta especies de mamíferos recorren sus senderos, incluyendo el lince ibérico, el meloncillo, el jabalí y el ciervo.

Pareja de abejarucos inmortalizados en Córdoba. Alfonso Roldan

El Parque de las Sierras Subbéticas representa un refugio de vida en pleno corazón de Andalucía. Este paraje está dotado de la mayor diversidad florística de la provincia de Córdoba, con más de 1.880 especies, así como es punto de encuentro de un gran número de especies amenazadas. Su fresco microclima ha atraído a especies como el topo ciego, el torcecuello o la cabra montés. Igualmente, los recovecos han determinado la presencia de aves rupícolas, como el halcón peregrino, el búho real o la chova piquirroja.

En paralelo, las reservas naturales Lagunas del Sur de Córdoba destacan como lugares de invernada y nidificación de aves migratorias. Además, tienen aguas permanentes y, entre su fauna acuática, sobresale el pejerrey, distribuido de forma reducida en la Península. Por último, están los Sotos de la Albolafia, un paisaje situado en el tramo del río Guadalquivir que queda delimitado por el Puente Romano y el de San Rafael. Allí se pueden apreciar a simple vista una gran cantidad de aves blancas como garcillas, gaviotas y garcetas.

Fauna cordobesa

Roldán explica que su obra se centra en la fauna cordobesa, no porque sea mejor que otras, sino porque su trabajo va mucho más allá de irse un día con la cámara a sacar fotos alternativamente. Ser fotógrafo de naturaleza requiere facultades acerca del comportamiento y las condiciones de las especies. «Hay fotógrafos que van todos los días a estos lugares», explica, «nosotros estudiamos esto, sabemos qué animales hay en cada parte de Córdoba, los conocemos y logramos que se acerquen». Roldán añade que hay quienes regalan sus fotografías a revistas solo porque su nombre aparezca debajo, lo cual está perjudicando al resto de fotógrafos que quieren que se valore su trabajo.

Familia de jabalíes fotografiada en Sierra Morena. Alfonso Roldán

Incendios, cambio climático, contaminación ambiental, extinción de especies… Estos procesos crecen como la espuma, así como el uso abusivo que se hace de los bienes naturales, la irresponsabilidad y el estilo de vida inconsciente. Córdoba merece ser cuidada, merece ser premiada. Por ello, Roldán se ha coronado en esta ocasión, no solo por su arte en la fotografía, sino porque ha compartido su premio con nuestras raíces. Ver sus fotografías recuerda la belleza del lugar en que vivimos.

Preservar

La naturaleza es todo aquello que se ha formado de manera espontánea en el planeta Tierra. Es, con mucho, una de las cosas más puras y preciadas y, sin embargo, no la miramos, no la vemos. Roldán puntualiza: «No se cuida lo que no se ama y no se ama lo que no se conoce». Por eso su trabajo es esencial, porque fotografiar es revelar, preservar y cuidar en el tiempo. La fotografía es el arte y la técnica de obtener imágenes duraderas, y una imagen puede mover el mundo.

Compartir el artículo

stats