Kiosco

Diario Córdoba

CRÓNICA POLÍTICA

El apagón informativo

Desbandada municipal: los concejales salen huyendo a sus territorios vacacionales | El Ayuntamiento echa la persiana del curso político y apaga la luz (en Alcolea un poco antes)

La cena de mayores en Alcolea, a la luz de los móviles, por el apagón. | CÓRDOBA

La última semana de julio huele a vacaciones municipales. El pleno escoba (el que despacha los asuntos de última hora y adelanta la sesión de agosto) despidió el jueves el curso político con una exhibición subrepticia de puyas voladoras. Auténtica esgrima dialéctica para cuya comprensión era necesario haber cursado un máster de lógica aristotélica (si a es b y b es c entonces a es c) o bien haberse bebido previamente dos chupitos de tequila con gusano. Todo para desmentir que pidió información de mociones de censura al secretario municipal y no a google, justo después de tomarse con b un (c)afé informal y terminar disparando al pianista. ¿Que no lo entienden? Yo tampoco.

En cualquier caso, lo que quedó en los titulares es que el gobierno local pudo aprobar con los votos de Vox y PSOE los dos documentos jurídicos que harán posible que el Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones abra sus puertas, si todo va bien, en otoño. Además se acordó que PP y Cs tratarán de buscar socios para que la gestión del edificio, y en concreto, su déficit de explotación, no recaiga solo en las arcas municipales y se socialicen las pérdidas con la Diputación (que ya puso 1,5 millones en la obra), la Junta de Andalucía y el Estado. A ver si pillamos algo que es año electoral.

También se aprobó en el pleno la comparecencia del alcalde, José María Bellido, en septiembre para hablar de la delegación de Infraestucturas, que ha quedado mangas por hombro desde el estallido del caso Infraestructuras. La doble cuestión judicial que estudia si en dicha delegación se troceaban y amañaban contratos para adjudicarlos a amiguetes ha tenido esta semana dos réplicas.

La primera réplica ha consistido en que el contrato para cambiar las luminarias de la calle Cruz Conde (una reivindicación que provocó hasta concentraciones de vecinos y comerciantes a las puertas de las elecciones municipales del 2019) vuelva a la casilla de salida por criterios de prudencia, es decir, que tendrá que reiniciarse. La realidad es que este pliego de contratación había sido informado por uno de los dos técnicos del área señalados por la Fiscalía y que la adjudicataria podría haber sido una de las empresas cuestionada también en la investigación, y se ha preferido parar.

La segunda réplica se ha sentido en Alcolea, aunque ya había sacudido antes Cerro Muriano y Villarrubia. Todas estas barriadas han tenido problemas con la luz en la celebración de sus ferias porque el suministro eléctrico que contrata el Ayuntamiento a Endesa no ha llegado a tiempo. La oposición dice que quien llega tarde es el gobierno. Por eso han inaugurado las fiestas a la luz de los móviles: romántico sí, pero poco práctico.

Suponemos que de todo esto le preguntará también la oposición al alcalde, que anunció hábilmente que convocará un pleno extraordinario para someter su gestión a la confianza del Pleno. Con un año de mandato aún por delante, José María Bellido quiere saber quiénes están al lado de los 9 concejales del PP y los 5 de Cs y quiénes no lo están.

Mucho más versallesco que esto de los apagones fue la toma de posesión del presidente andaluz, Juanma Moreno, y la jura de cargos de sus consejeros, tres de ellos cordobeses: José Antonio Nieto, Rocío Blanco y José Carlos Gómez Villamandos. Este último, por cierto, hizo doblete el martes al jurar por la mañana como consejero de Universidad y pasar el birrete de rector de la Universidad de Córdoba a Manuel Torralbo por la tarde. Ni una hora de vacaciones, vamos.

Con los nombres de los consejeros había quinielas (en ninguna salía el exalcalde Nieto y ni él mismo esperaba su designación), pero no hubo ni una filtración, prueba indiscutible de que Moreno ejerce de dueño absoluto de su destino. El presidente llamó a todos los elegidos la misma mañana del lunes. De entre las 13 primeras llamadas se le cayeron dos candidatos (uno por incompatibilidades y otro por motivos de salud), por lo que de los 13 consejeros actuales, dos han sido segundo plato. «¿Seré yo, maestro, seré yo?». Siempre se dice, pero esta vez es verdad: Córdoba sale reforzada con la decisión de Moreno al darle a la provincia tres consejeros, un presidente del Parlamento (Jesús Aguirre), y un coordinador que hará funciones de secretario general en el PP-A (Antonio Repullo).

Mientras seguimos perdiendo referencias geográficas como la Boutipan en pos de franquicias americanas, el curso político cordobés va echando la persiana y apagando las luces hasta septiembre. ¡Cuídense, nos vemos en los chiringuitos!

Compartir el artículo

stats