El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) ha exigido al gobierno municipal que se desbloqueen y se agilicen los proyectos ciudadanos pendientes y que llevan años de larga reivindicación. En concreto, el CMC hace referencia al centro cívico Higuerón, centro cívico Noroeste y sala de artes Fidiana "que cuentan con presupuesto pero que no acaban de ser una realidad". Se unen a la situación de cierre que recae sobre el centro cívico Sebastián Cuevas, el uso a medio gas del centro cívico cerro Muriano o el del Naranjo y la falta de personal y servicios del resto de la red, sostiene el CMC en una nota de prensa. 

El centro cívico del Higuerón lleva cerrado desde hace tres años y aún no cuenta con el proyecto de rehabilitación de sus instalaciones, que además afectan al centro de salud de la barriada. Mientras tanto, la actividad municipal se desarrolla en un local d"e dimensiones inadecuadas y de escasas posibilidades de uso". Tras encargar distintos trabajos a profesionales externos, ahora se está a la espera de que la Gerencia de Urbanismo termine el proyecto y lo saque a contratación. "Eso significa que aún le queda al menos un año o dos de trámites hasta que pueda ser una realidad", afirma el CMC.

El centro cívico Noroeste lleva en trámites cinco años al menos y sigue sin tener el proyecto acabado, teniendo que seguir utilizando el distrito las dependencias insuficientes del equipamiento municipal de Moreras que "no reúne las condiciones requeridas a este tipo de instalaciones ciudadanas". El proyecto se decidió que se acabara de redactar en Gerencia de Urbanismo, una vez que se han contratado nuevos arquitectos e ingenieros. "Pero nada se sabe de qué se esté concluyendo su redacción y, por tanto, nada de que se recoja lo acordado con el consejo de distrito, al menos le queda un año de trámites de forma inexplicable", se explica en la nota.

Por último, la sala de artes Fidiana, que es un equipamiento ciudadano de características especiales, "debería de tener resuelta la adjudicación del proyecto y que este estuviera ya en redacción", continúa la nota. Es un proyecto que quiere ser un ejemplo de arquitectura sostenible, algo tan necesario en nuestros días. "No obstante, se desconoce en qué situación se encuentra y si se está desarrollando ya el proyecto. Lo ideal es que el equipo redactor se conectara con el consejo de distrito para que le pueda trasladar las aspiraciones que se tiene sobre el diseño del equipamiento. Por lo que urge aclarar la situación en que se encuentra", concluye la nota.