Kiosco

Diario Córdoba

BALANCE DE LA LEGISLATURA EN CÓRDOBA

3.640 dependientes están en lista de espera en Córdoba, un 37% menos que en 2019

Al inicio del mandato había casi 5.000 solicitantes sin resolución en Córdoba y ahora hay 4.334

Un trabajador de una residencia de mayores de Córdoba atiende a un usuario. FRANCISCO GONZÁLEZ

La nueva Consejería de Integración Social, Juventud, Familias e Igualdad implantada por Juanma Moreno para la legislatura que empieza sucederá a la de Igualdad y Políticas Sociales que desde el 2019 hasta ahora ha gestionado Ciudadanos, con la consejera Rocío Ruiz a la cabeza. A punto de que se produzca el relevo, el balance de la actuación de los últimos tres años y medio revela los pasos que se han dado para reducir la lista de espera de Dependencia. Antonio López, delegado provincial en Córdoba, estima que pese a la irrupción de la pandemia, se ha producido un recorte de casi un 37% en el número de personas dependientes sin prestación. En este sentido, afirma que a los expedientes incluidos en las estadísticas se suman otros 100.000 en Andalucía y unos 10.000 en Córdoba que no estaban contabilizados en el sistema, pero sí incluidos en los ficheros internos y que han debido gestionar junto al resto de casos.

Atendiendo a los números oficiales que recoge la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, si se comparan las cifras actuales con las de enero del 2019, justo después de las elecciones autonómicas, el mayor descenso se ha producido entre los que una vez reconocido el derecho, logran disfrutar de él. Esta cifra ha experimentado muchas oscilaciones en los últimos tres años y medio por impacto de la pandemia. Sin embargo, a día de hoy hay 3.640 cordobeses dependientes esperando la prestación cuando entonces había algo más de 6.700, lo que supone un descenso del 45%. Esta no es la única lista de espera. Antes de llegar a este escalón, es necesario superar el primer paso que va desde que se presenta la solicitud hasta que se obtiene la resolución, ya sea positiva o negativa.

En enero del 2019, de las 42.343 solicitudes presentadas en la provincia, la Junta de Andalucía había resuelto 37.703, entre las cuales 8.753 fueron denegadas. De las 28.950 restantes, 4.640 estaban a la espera de disfrutar de la ayuda correspondiente. Esa cifra ha menguado, pero en menor proporción que la anterior, ya que actualmente de las 32.079 personas reconocidas como dependientes en Córdoba, 28.439 tienen una prestación asignada. Otras 4.334 siguen esperando, lo que supone un descenso del 6,6% respecto a enero del 2019. El número de beneficiarios total se ha incrementado un 22% en estos años, pasando de 22.217 a 28.950.

Por grado de dependencia, en este momento hay 1.753 grandes dependientes y 1.218 dependientes severos en Córdoba esperando la ayuda que necesitan mientras que en enero del 2019 la cifra ascendía a 2.117 grandes dependientes y 1.627 dependientes severos. Entre los dependientes moderados, la lista de espera se ha reducido drásticamente, de 2.989 hace tres años y medio a 569 en la actualidad.

Un 41% más de prestaciones

El número de prestaciones asignadas ha crecido un 41,2% durante la legislatura que ahora concluye con la gestión de Ciudadanos. La cifra de usuarios de residencia crece muy poco (de 3.283 a 3.529) mientras cae ligeramente el de dependientes atendidos en centros de día (de 1.359 a 1.328). Por contra, se disparan los beneficiarios de ayuda a domicilio (16.739, 7.600 más que en enero del 2019) y el de teleasistencia (de 9.445 a 13.120). El número de cuidadores en el entorno familiar reconocidos en Córdoba, que reciben una asignación mensual por atender a la persona dependiente, también ha aumentado aunque de forma más moderada y si hace tres años y medio había 5.794 prestaciones asignadas de este tipo, ahora hay 6.447. Esa es la herencia que recibe el PP al inicio de su mandato.

Más cuidadores que cotizan

El número de cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia acogidos al convenio especial se ha disparado en los últimos años, y si en enero del 2019 había en Córdoba 129 personas inscritas y por tanto, cotizando a la Seguridad Social, ahora hay 927, siete veces más, según los datos que publica el Imserso. Esto es así debido a que desde el año 2019 los acogidos a este convenio especial ya no tienen que abonar las cotizaciones como antes, sino que es el Estado quien asume el pago. El cambio beneficia principalmente a las mujeres, ya que casi el 89% de las personas inscritas en el sistema son féminas. En cuanto a los tramos de edad, el 37,8% son menores de 50, un 20,2% tienen entre 51 y 55 años, el 21,9% entre 56 y 60 y el 20% restante tienen más de 60 años.

Por otro lado, la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales han presentado esta semana su balance sobre la evolución del sistema de dependencia, que aseguran que «se recuperan lentamente, pero de manera desigual». Señalan que el tiempo medio de atención en España es de 378 días, 43 días menos que el año pasado, si bien critican que «vamos hacia un sistema ‘low cost’ en el que las prestaciones y servicios son cada vez de menor intensidad e insuficientes para las necesidades de las personas en situación de dependencia». Asimismo, reivindican una reforma de la ley que agilice los procedimientos y recupere las intensidades e incompatibilidades que se produjeron hace una década, al tiempo que instan a las comunidades a acometer reformas para simplificar procedimientos, ya que «cada 11 minutos fallece en España una persona esperando prestación».

Compartir el artículo

stats