Kiosco

Diario Córdoba

MODA

Metamorfosis otoñal

El diseño cordobés se prepara para la temporada de otoño e invierno tras los buenos resultados obtenidos los últimos meses

Los cinco modistas entrevistados para este reportaje. CÓRDOBA

Casi la totalidad de creadores de moda establecidos en Córdoba capital coinciden: el comienzo del fin de la pandemia ha propiciado buenos resultados en ventas para un público que vuelve a las calles con ganas de celebrar y de lucir bien en el proceso. La ajetreada vida en los talleres no cesa, como tampoco las fechas señaladas en los calendarios de quienes quisieron asistir a un evento social multitudinario y no pudieron.

Ante este panorama, las celebraciones atrasadas siguen teniendo lugar en los meses sucesivos a la primavera y el verano, por lo que los encargos de los diseñadores y modistos no dan un respiro para las esperadas vacaciones. Sucede en el caso de firmas como Matilde Cano, que no notarán una bajada de las ventas como acostumbraban al llegar el frío. La alta demanda de la primavera y verano se extenderá este 2022 hasta unirse con las celebraciones de Navidad. «Cada vez hay más bodas en otoño», incide Francisco Tamaral, bajo sospecha de que la situación sanitaria ha implementado una tendencia que acabará quedándose: la de celebrar los eventos en los meses más fríos.

No notará, por el contrario, ese cambio el joven modisto Josué Selfa, acostumbrado a una clientela que pide diseños muy concretos para eventos sociales en los que la elegancia prima. Cada creador se mueve en una serie de variables y tiene sus principios inamovibles a la hora de presentar sus creaciones. Los hay quienes no se dejan llevar por ninguna tendencia. Otros, en cambio, disfrutan con la posibilidad de crear, imaginar o, incluso, cometer el atrevimiento de las combinaciones imposibles de colores.

Los tejidos también son determinantes. El brillo es una seña de identidad de Matilde Cano y Francisco Tamaral jugará con los bordados y las lentejuelas para crear una ilusión en las formas sobre la silueta femenina. En Silbon no dejan de lado lo clásico, la elegancia y la clase que aportan tejidos como el tartán, el príncipe de gales o la pata de gallo. Claro que siempre está la posibilidad de dar una vuelta de tuerca a lo de siempre para sorprender. Aportar ese punto de frescura y luminosidad, o esa elegancia a la que se niegan a renunciar muchos cuando llega el frío. «Un buen reloj no falla», según Pilar Ruiz de Silbón. «El look perfecto se consigue con unos buenos zapatos», incide Marisa Cano. «Las joyas pasarán a un segundo plano», adelanta Josué Selfa. «La luminosidad de los accesorios es imprescindible para contrarrestar la oscuridad de los meses invernales», alude Rafael Valverde.

Si en algo coinciden todos es en la importancia de la calidad en los tejidos, en el esfuerzo en que sean atemporales y, sobre todo, en lograr su durabilidad para propiciar más puestas y así reducir el impacto ecológico que supone la compra de abundantes prendas.

Definitivamente el diseño ha debido adaptarse, al igual que el resto de sectores, a la complejidad de los últimos tiempos. Aunque la moda ya estaba acostumbrada de siempre a continuados cambios de gustos, tendencias, novedades y reflejos de los momentos sociales que se viven en cada momento. Épocas complejas dan lugar a producciones complejas, también en la moda, donde cada vez se imponen más las preferencias personales, la exclusividad, la calidad y la durabilidad. El diseño cordobés demuestra que sabe moverse en estos parámetros y sortea cualquier tempestad. Un buen ejemplo de ello es la reciente llegada de Juana Martín a la Semana de la Moda de París (la primera mujer española en lograrlo), así como el éxito innegable de Palomo Spain.

Cada vez más alfombras rojas se llenan de diseño cordobés, con esa esencia contenida de discreción, elegancia, carácter y, sobre todo, preferencia por la calidad de los tejidos y las confecciones. Para lo que depara la próxima temporada de otoño e invierno no iba a ser diferente. Todavía queda verano por delante y ahí está la oportunidad de continuar dando salida a las propuestas de primavera. Otros nombres afamados, como Andrew Pocrid, prefieren no dar detalles aún de lo que propondrá para la temporada.

Si el cliente se quiere hacer una idea de lo que vendrá, no tiene más que volver a ponerse en esas manos expertas, en la mente creativa en la que siempre confió para dejarse aconsejar a cerca de lo último.

Tras las olas de calor, tras el final de la pandemia y todos los contratiempos del día a día, queda la ilusión de la moda local para buscar la redención en el color y lograr esa metamorfosis que permite seguir adelante con mejores perspectivas, aunque sea por la posibilidad de sentirse bien por dentro y por fuera.

Pilar Ruiz: Elegancia en la creación de un estilo ‘preppy’ actual

Si hay un referente de elegancia y masculinidad con origen cordobés, ese es el caso de Silbon. En una industria compleja y en constante cambio como es la de la moda, esta firma aborda los nuevos retos sin olvidar que las tendencias no pueden ir por encima de la calidad de las prendas.

Pilar Ruiz, diseñadora de Silbon PILAR RUIZ, DISEÑADORA DE SILBON. Propuestas para el otoño de diseñadores cordobeses

«Los outfit para invierno son los mejores porque son más elaborados, con capas de prendas que dan más juego en la creación de looks», explica la diseñadora Pilar Ruiz. En este aspecto, su propuesta para la temporada se inspira en los yuppies de los años 80, aquellos jóvenes ricos americanos (al estilo de Christian Bale en American Psycho) que conquistaban Manhattan con sus negocios heredados. La firma añade, además, un punto preppy a sus siluetas clásicas con patrones actualizados para dar un aire renovado. «Este año volverán los estampados clásicos ingleses, es decir, los cuadros tartán, príncipe de gales o pata de gallo en tonos marrones, burdeos y camel», prevé Pilar Ruiz, en lo que denomina una intención de «llevar al cliente lo de siempre al gusto de hoy». Como novedad, la marca lleva poniendo un esfuerzo notable en incorporar tejidos ecológicos y con un bajo impacto en el medio ambiente, de manera que en el futuro el efecto de la producción de sus prendas sea mínimo. «Aunque nuestros clientes siguen demandando nuestra icónica sudadera raquetas, hemos detectado que cada vez piden logotipos más pequeños, lo que es un claro indicio del impacto que está teniendo la moda europea en nuestro país», advierte la diseñadora.

Francisco Tamaral: Un festival de tul combinado con bordados y lentejuelas

La exclusividad y la artesanía son las máximas sobre las que se erige el atelier de este creador. Desde la calle Concepción satisface a una exigente clientela que busca sorprender con trajes de flamenca o en bodas y todo tipo de momentos especiales. Al contrario de lo que podría pensarse, Tamaral asegura que «para los que nos dedicamos a la ceremonia, los meses otoñales se parecen cada vez más a la temporada alta, ya que crece la tendencia de celebrar las bodas en estas fechas», aclara.

Francisco Tamaral, diseñador. O.BARRIONUEVO

Las nuevas propuestas en las que trabaja se ajustan, sobre todo, a «las líneas fluidas y los volúmenes relajados. Es lo que define a las invitadas que eligen a Francisco Tamaral», señala. La seda será la protagonista de su nueva colección, con combinaciones de tul, bordados y lentejuelas semimates sin dibujo. «Otros tejidos en tendencia serán el tafetán de seda y las taffetas decoupé en seda o lurex, así como las gasas de seda», añade.

Respecto a los colores predominantes, abundarán las gamas de malvas, morados y rosados, así como las paletas de verdes, que comienzan en el lima hasta llegar al camel, pasando por los verdes secos. Para las invitadas que estén planeando sus looks para los eventos de otoño, no duda en recomendar combinaciones como el malva y morado o la apuesta por el verde jungla o verde hielo, ya que «los vestidos monocromáticos son siempre un acierto, sobre todo para las madrinas», asegura. Respecto a las novias, Tamaral apuesta por los volúmenes en los hombros, combinando con crepes y gasas, sin dejar pasar los tules bordados en algodón para las románticas.

Marisa Cano: Versatilidad y luminosidad en la colección ‘Winter Garden’

La firma Matilde Cano es un imprescindible de los eventos cordobeses, con la juventud entre esa clientela que siempre espera glamour con un toque divertido y diferenciador. Para la temporada de otoño Marisa Cano, diseñadora de Matilde Cano, habla de la colección Winter Garden, inspirada en la vegetación, el musgo y las flores.

Marisa Cano, diseñadora de Matilde Cano O.BARRIONUEVO

En esta misma línea, los colores de la naturaleza saturada, las gamas de verdes, los naranjas quemados, ganan protagonismo para crear esa sensación de olores intensos entre el musgo y las flores de un bosque. Las líneas y los tejidos fluidos son una característica reconocible de la marca, sin pasar por alto la feminidad, ya se trate de vestidos más ceñidos o vaporosos. «Para esta temporada vuelve el efecto bailarina y las faldas cúpula, por lo que incorporamos tul para dar ese volumen», explica Marisa. Tampoco olvidan unos hombros predominantes, que siguen en tendencia.

«Dada la celebración de ceremonias que no se han podido llevar a cabo durante la pandemia, nuestra clientela quiere vestidos versátiles con los que puedan estar maravillosas en cualquier celebración pero que también puedan disfrutar de fondo de armario», explica la diseñadora, optimista respecto a una temporada en la que «va a haber continuidad de ventas y no vamos a notar ese déficit habitual», asegura. Respecto a los complementos, recomienda los cinturones joya, las boas de plumas para el toque invernal y novedoso, así como «un buen zapato», ya que es la mejor apuesta para conseguir un look del todo perfecto.

Rafael Valverde: Inspiración cordobesa con un toque de extravagancia

El diseñador cordobés Rafa Valverde sueña a lo grande desde su atelier en la calle García Lovera, aunque nunca pierde la capacidad de sorprenderse por la luz y los detalles de su ciudad. Precisamente Córdoba es el punto de partida de la colección que prepara para los meses de otoño e invierno. «Siempre estamos en continua investigación en el taller, con inspiración sobre nuestras calles, sus costumbres y gastronomía», explica el diseñador.

Rafa Valverde, diseñador O.BARRIONUEVO

Partirán de la elegancia en los cortes y las siluetas, a los que añadirán detalles maximalistas para aportar un toque de extravagancia. Mezclarán tejidos como distintas texturas para resaltar el contraste de formas y luces, al igual que sucede entre las calles de Córdoba. «Estos últimos meses nos ha llamado la atención trabajar con palabras de honor, el juego de cut-out y las transparencias, así que todo eso lo incorporaremos en nuestra colección cápsula», añade el modisto.

Aunque la atemporalidad es uno de los sellos de su firma, la temporada de otoño demanda colores más sobrios, como los tonos grises o perlados, con toques vibrantes como rosas y verdes «así aportamos a lo de siempre un poco de luz y frescura», incide el creador. Su clientela suele recurrir a sus modelos para acudir a eventos importantes con un toque de frescura, para cuyo fin Valverde siempre recomienda «añadir accesorios luminosos», ya que la oscuridad de los meses fríos debe contrarrestarse con la actitud de quien quiere brillar, sin importar la época del año ni las inclemencias del tiempo.

Josué Selfa: La sensualidad del negro que invita a la ensoñación

El joven diseñador de Palma del Río se introdujo de forma profesional en este mundo en 2013, aunque el arte ha sido su modo de ver y existir desde siempre. Se formó en el atelier de Victorio y Lucchino antes de lanzarse a crear su propia firma, así que sus creaciones no pueden obviar ese aura inexplicable del sur.

Josué Selfa ultima una de sus creaciones en su lugar de trabajo. CÓRDOBA

El negro es su color fetiche. Su última colección, Debajo de la mantilla, suspira una cigarrera, supuso un homenaje al duende de la mujer andaluza, su fuente inagotable de inspiración. La colección para la próxima temporada otoñal no será una excepción. El negro seguirá siendo el color predominante, con «tejidos muy nobles que se adapten muy bien a la silueta del cuerpo de la mujer y la favorezcan», explica Selfa. Tampoco olvida la importancia de los volúmenes, con los que trata de crear «una sensación que vaya más allá de lo tangible», explica.

«Sin duda, la temporada de otoño e invierno es un momento de menor número de celebraciones, aunque sí supone la llegada de numerosos eventos privados y acontecimientos de so

Compartir el artículo

stats