Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

María, 96 años: «Estas son mis vacaciones de verano»

La residencia Domusvi tiene plazas concertadas y de pago | Por 79 euros al día, están como en un hotel con atención profesional

En la residencia Domusvi de Aguilar | María, en el centro, con Eugenia y Rosana. CÓRDOBA

«Como en un hotel», así se siente María Moya, una usuaria de la residencia Domusvi de Aguilar de la Frontera que pasará diez días en una de las plazas de respiro familiar privadas de que dispone el centro y que son la alternativa a la saturación de las concertadas en estas fechas.

María tiene tres hijos y vive con uno de ellos todo el año, pero por primera vez, se ha decidido a acudir a una residencia porque no tiene ganas de viajar, asegura. «Aquí estoy muy a gusto, estas son mis vacaciones de verano, estoy encantada de la vida», explica, «este sitio es muy bonito, la comida está muy buena y he hecho amigas, hablo con todo el mundo». Es la primera experiencia, pero ya se está planteando incluso mudarse a vivir allí. Según Eugenia y Rosana, trabajadoras de la residencia, esta semana han llegado dos personas a las plazas de respiro, María para diez días y otro usuario para dos meses, además de una tercera para el fin de semana, ya que su familia tiene un evento.

«El perfil de las personas que hacen uso de este recurso es muy diverso, desde grandes dependientes física y cognitivamente a otras personas que están bien pero quieren estar atendidas cuando sus hijos tienen que estar fuera por algún motivo, además de los que se plantean la estancia a modo de prueba, por si les gusta cómo se vive aquí, solicitar plaza». El precio del respiro familiar es de 79 euros por día, «lo que incluye vivir como en un hotel, en espacios amplios, con mucha luz y habitaciones y baños adaptados, con el plus de contar con atención profesional las 24 horas».

Los interesados en acceder a las plazas a través de la ley de Dependencia, deben contactar con la Consejería de Igualdad y hacerlo con antelación suficiente para tramitar la solicitud y reservar una plaza, si hay disponibilidad. Quienes deseen hacerlo por privado, «pueden hacerlo sin tanta antelación, llamando a la residencia unos días antes». Rosana y Eugenia coinciden en que «es un recurso poco conocido, pero muy beneficioso para todas las partes».

Compartir el artículo

stats