Kiosco

Diario Córdoba

INFORME

¿Cómo será el entorno de la base logística del Ejército en Córdoba?

Las instalaciones tendrán a su alrededor un parque empresarial y logístico de 55 hectáreas con parcelas de todos los tamaños

Terrenos en los que irá la base logística y el parque empresarial. MANUEL MURILLO

La futura base logística del Ejército de Tierra tendrá justo al lado un polígono empresarial y logístico de 55 hectáreas. El plan parcial que afecta a las cerca de 200 hectáreas de terreno ya ha sido modificado y se encuentra en manos de la Gerencia de Urbanismo de Córdoba, que tendrá que aprobarlo en un consejo rector previsto para este mismo mes. El estudio del arquitecto Luis García de Viguera, autor del plan parcial originario diseñado para el que iba a ser el mayor parque empresarial de la ciudad y que no vio la luz (fue bautizado como Viasur), ha aprovechado gran parte del mismo pero adaptándolo a los nuevos tiempos y convirtiéndolo en un espacio de gran versatilidad preparado para que se instale cualquier tipo de empresa e incluso un hotel.

La junta de compensación será la encargada de gestionar este proyecto. En esa junta de compensación se encuentran los propietarios de los terrenos (las familias Martínez Sagrera y López Crespo, la Junta de Andalucía -a través de AVRA- y el Ayuntamiento de Córdoba, al que le corresponde, además, el 10% de los aprovechamientos, es decir, la superficie que se queda en cualquier plan parcial). Hay que tener en cuenta que el suelo que se cede al Ministerio de Defensa para la base logística del Ejército de Tierra como derecho de superficie procede de la parte de los terrenos de AVRA y de la totalidad de los que corresponden al Ayuntamiento de Córdoba tanto por ser propietario como por el 10% que le pertenece.

La base, 85 hectáreas

De las cerca de 200 hectáreas totales, 85 ocupará la base logística militar, que tendrá posibilidades de ampliación. El resto de los terrenos dispondrán de más de 70 parcelas de entre 3.000 y 20.000 metros cuadrados que podrán albergar tanto empresas dedicadas a la logística como cualquier actividad propia de un polígono industrial, por lo que queda descartado el uso residencial. Esas parcelas tienen la posibilidad de contar con una superficie mayor si se agregan unas a otras, de forma que el tamaño no sea un hándicap.

La configuración de las parcelas dibujada en los planos ahora mismo es orientativa -no ha sido facilitada a este periódico-, ya que será el proyecto de reparcelación el que defina exactamente la composición de ese parque empresarial y logístico. Ese proyecto de reparcelación se encuentra en la fase final de elaboración. Paralelamente se trabaja en el proyecto de urbanización, el que permitirá la ejecución de viales y zonas verdes. Además, hay un proyecto más, el del enlace de los terrenos con la autovía A-4, que está redactado y en fase de supervisión. Otros trabajos que se realizan son los de la conexión con la red de agua potable y con el saneamiento, así como el proyecto de la subestación y la línea eléctrica.

Así será el entorno de la base logística del Ejército en Córdoba. CÓRDOBA

[Pincha aquí para ampliar el gráfico]

La intención de Urbanismo es, según explica su presidente, Salvador Fuentes, que el plan parcial modificado se vote en un consejo rector en julio para que entre en exposición pública en agosto y quede aprobado en septiembre. Su idea es aprobar cuanto antes también la reparcelación y la urbanización.

La base logística contará con un cerramiento que tendrá un coste de cerca de 4 millones. Ese cerramiento separará la base militar del resto del parque empresarial. Se trata de una doble valla con un camino de servicio en su interior junto al que habrá otra metálica más. El plan contempla que las parcelas de menor tamaño, ideales para pequeños talleres, cafeterías y comercios, se ubiquen junto a este cerramiento.

Fuera de las instalaciones militares habrá 70 parcelas de entre 3.000 y 20.000 metros

decoration

En el vial que separa la base del resto del parque estarán los tres accesos a la instalación militar. Junto al principal, el más cercano a la entrada del parque, se ubicará el edificio de mando, cerca del que estarán el cuerpo de guardia, el museo, el edificio sociocultural y el comedor; mientras que a la derecha se situará la zona de vida, en la que habrá dos residencias, la escuela infantil y las instalaciones deportivas. Junto al segundo acceso estarán los distintos talleres. En cuanto a la entrada final, su finalidad será servir de acceso a todo el material y a los vehículos a los centros de diagnosis, mantenimiento, calibración y almacén. Dentro de la base, y cerca del cuartel general y de las dos residencias, estará el helipuerto, el centro de mantenimiento, con más de 100.000 metros cuadrados y robotizado, y el centro de abastecimiento, que es un almacén con una altura de 35 metros cuadrados junto al que se ubicará la pista de pruebas y la galería de tiro enterrada de 200 metros. Dentro de la base habrá 5.000 aparcamientos.

El proyecto de urbanización del espacio interior que ocupará la base está ya acabado y supervisado, así como el del cerramiento. En la zona de la base la edificabilidad será de 500.000 metros cuadrados mientras que a la parte logística e industrial se le asigna un metro cuadrado techo y suelo por parcela.

Los cambios

Entre las modificaciones que incorpora el nuevo plan parcial está la recolocación de dos dotaciones que se encontraban en el área que será destinada a la base logística del Ejército y que hay que situar en otro lugar. Una de esas dotaciones es la zona verde, que se reubica en el otro extremo del plan ampliando el espacio que había destinado a ese fin. La otra es un equipamiento que se traslada junto a otra parcela del mismo fin. Además, la subestación eléctrica, por el mismo motivo que en los dos casos anteriores, se desplaza y se ubica ahora junto al punto limpio previsto en el parque empresarial.

Un vial de gran capacidad

El principal vial de acceso al parque se caracteriza por su gran amplitud, ya que tendrá tres carriles por sentido, que estarán separados por una mediana ajardinada, con aparcamientos a ambos lados, acerados y dos grandes glorietas con un radio interior de 80 metros y exterior de 115. El vial que separa la base del resto del parque empresarial y logístico no tendrá aparcamientos en la zona de la valla.

El principal vial tendrá tres carriles por sentido y dos glorietas con un radio interior de 80 metros

decoration

En medio de todo el plan hay una manzana reservada como suelo urbano para la antigua Procter and Gamble, hoy Limagrain -que pertenece a los propietarios privados-. Esa manzana se queda exactamente igual que en el plan original, que fue aprobado de forma definitiva en junio del 2009. Un año después se aprobaba el proyecto de urbanización. Ya solo faltaba culminar la tramitación del proyecto de reparcelación, ya que incluso recibió el visto bueno la remodelación del enlace con la A-4. Todo ello ha habido que retocarlo para encajar la base en La Rinconada.

Pese a las modificaciones, parte de la filosofía inicial se mantiene. Aquel parque que no prosperó con la crisis tendría zonas verdes, plazas de aparcamiento, grandes avenidas, equipamientos (deportivos, comerciales y sociales) y una red viaria interna de gran capacidad. En aquel caso había parcelas de uso industrial de entre 1.000 y 20.000 metros y de comercial de 75.000 a 170.000 destinadas. Había zonas de servicios, de actividades logísticas para medianas y grandes industrias y para actividades auxiliares, con la posibilidad de contar con parcelas de hasta 120.000 metros cuadrados.

Córdoba se muestra en Madrid como ciudad para invertir

Córdoba es una ciudad atractiva para invertir. Esa es la idea que se trasladará mañana en Madrid a los asistentes a la jornada organizada por el Ayuntamiento y la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO). El objetivo de la jornada Córdoba para invertir, que tendrá lugar en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), es mostrar que la ciudad es un lugar ideal para poner en marcha un proyecto, ya que está bien comunicada y está dotada de todos los servicios necesarios para crear y hacer crecer cualquier iniciativa. Se trata de una de las actuaciones que se realizan dentro de la Oficina de Apoyo al Inversor, creada a raíz de la elección de Córdoba como lugar para implantar la base logística del Ejército de Tierra. Razones para venir e invertir es el título de la mesa redonda que abrirá la jornada y en la que participarán el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; el presidente de la CEA, Javier González de Lara y Sarria; el presidente de CECO, Antonio Díaz; el alcalde de Córdoba, José María Bellido; y el jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), Amador Enseñat y Berea. Córdoba, nuevas oportunidades: la base logística del Ejército de Tierra será la siguiente sesión, en la que intervendrán el jefe del mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), Fernando García y García de las Hijas; el director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Luis Cebrián Carbonell; y el secretario general de la CEOE, José Alberto González-Ruiz Martínez. Por último, para cerrar el acto, el empresario Antonio Vázquez Romero hablará de Córdoba como actor global y sus ventajas competitivas.

Compartir el artículo

stats