Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

EVOLUCIÓN DE LA EDAD DE LA MATERNIDAD EN LAS DOS ÚLTIMAS DÉCADAS

Los nacimientos de madres con 40 o más años crecen un 159% en Córdoba

Los alumbramientos en la cuarentena eran hace 20 años apenas un 2% y ahora superan el 7% | Cada vez se practican menos amniocentesis al existir otras pruebas y estudios menos invasivos

En la actualidad existe un mayor control de los embarazos. CÓRDOBA

El número de mujeres que da a luz en Córdoba con 40 años o más ha aumentado un 159% en las dos últimas décadas (entre 1999 y 2019), dejando de ser algo anecdótico como ocurría en el pasado siglo. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), 177 mujeres de más de 40 años tuvieron hijos en la provincia de Córdoba en 1999. Una década después, en el 2009, se contabilizaron en Córdoba 291 nacimientos de madres a partir de la cuarentena.

Por su parte, en el 2019 hubo 459 nacimientos de madres de 40 o más años. Los 177 nacimientos de madres de más de 40 años en 1999 supusieron el 2,2% del total de nacidos ese año, que fueron 7.951, mientras que los 271 alumbramientos de madres de más de 40 años del 2009 representaron un 3,2% del total de alumbramientos del año, que fueron 8.309. Y los 459 nacimientos del 2019 de madres que habían entrado en la cuarentena supusieron el 7,6% del total de los 5.998 alumbramientos de ese año.

Nacimientos en Córdoba de madres con 40 años o más. CÓRDOBA

Por su parte, en el año 2020, de un total de 5.649 nacimientos, 415 correspondieron a madres de 40 años en adelante, un 7,3% del total. El dato de 2021 por edad de la madre aún no está cerrado.

La edad media de la maternidad ha aumentado en la provincia cordobesa igualmente en las dos últimas décadas, según los datos del INE. Si en 1999 esa edad media era de 30,2 años, en el 2019 había ascendido hasta los 31,1 años. 

Motivos para retrasar la maternidad

La directora de la unidad de gestión clínica de Ginecología y Obstetricia del hospital Reina Sofía, Ana Ortiz, explica que el retraso en la edad de la maternidad se viene apreciando desde los años 90 y, entre los motivos que explican este fenómeno, están la precariedad laboral y nivel socioeconómico, que impide a un número no pequeño de parejas poder tener un hijo en un momento dado y que se les vaya pasando el tiempo mientras logran más estabilidad, al margen de la mayor carga horaria laboral. Otro motivo que influye en la maternidad por encima de los 40 años, es contar con una nueva pareja, distinta a la que se tenía antes, y también hay mujeres que van postergando la idea de ser madres y deciden en un instante determinado que quisieran quedarse embarazadas, a veces en solitario.

Ana Ortiz: "El retraso en la edad de la maternidad se viene apreciando de los años 90"

decoration

Ortiz señala que a partir de los 35 años se incrementan los riesgos para la embarazada y su bebé. Balbino Povedano, uno de los jefes de Ginecología y Obstetricia del hospital QuirónSaludCórdoba, precisa que a partir de esa edad aumentan el riesgo de problemas perinatales, aborto, prematuridad, pérdida fetal, complicaciones como la hipertensión producida por el embarazo o la diabetes gestacional y crece la tasa de cesárea. 

Ana Ortiz, directora de la unidad de Obstetricia y Ginecología del hospital Reina Sofía. CÓRDOBA

Mayor edad media para tener el primer hijo

Povedano apunta que la edad media en España para tener el primer hijo se ha retrasado a los 31,5 años (datos del INE de 2021). Según este experto, la mayoría de los estudios reflejan un auge de las complicaciones perinatales a partir de los 35 años, y que por encima de los 40 años está demostrado que aumenta el riesgo de bajo peso al nacer, partos prematuros y muerte fetal intraútero o muerte neonatal tras el nacimiento.

Sin embargo, tanto las madres más jóvenes, como las más mayores, se benefician en la actualidad de mejoras en el control del embarazo, respecto a las que existían hace un par de décadas. 

Balbino Povedano: "Las complicaciones perinatales suben a partir de los 35 años"

decoration

Mejores controles de los embarazos

Povedano destaca que ahora existe, de forma general, un mejor control del embarazo, con análisis trimestrales, cribados de detección de preeclampsia y ecografías avanzada de alta resolución. Además, añade que las unidades de medicina fetal están mejorando la detección de enfermedades en el embarazo y anticipando las posibles soluciones y los avances en las unidades de neonatología han mejorado el pronóstico de morbilidad perinatal.

En esta misma línea, la doctora Ana Ortiz resalta que en los últimos años se practican bastantes menos amniocentesis (prueba que se realiza durante el embarazo para diagnosticar ciertos trastornos genéticos, defectos congénitos y otros problemas de salud en el feto), ya que existen otras pruebas menos invasivas que se efectúan en el primer trimestre de gestación y que pueden indicar si existe alto o bajo riesgo de alteraciones cromosómicas, como pueda ser el síndrome de down. 

Balbino Povedano, uno de los jefes de Obstetricia y Ginecología del hospital QuirónSalud Córdoba. CÓRDOBA

A más edad, menos tasa de fertilidad

El especialista en Ginecología y Obstetricia del hospital San Juan de Dios José Alcolea destaca que el retraso en la maternidad conlleva a su vez que existan menos opciones de fecundidad, ya que la fertilidad disminuye a partir de los 35 años y sobre desde los 40, lo que repercute en un repunte del uso de técnicas de reproducción asistida a partir de esas edades. Técnicas que han mejorado mucho, pero que no siempre logran que las parejas puedan ser padres. Tener los hijos más tarde está influyendo a su vez en que cada año se contabilicen en España y en Córdoba un menor número de nacimientos. Si en los años 80 la tasa de natalidad era del 20 por mil, ahora es de solo el 7 por mil, recalca Balbino Povedano. 

Jose Alcolea, vocal de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y especialista del hospital San Juan de Dios de Córdoba. AJ.Gonzalez

Alertan del mayor riesgo en los partos extrahospitalarios

El cordobés José Alcolea, especialista en Ginecología y Obstetricia y vocal de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), alerta del aumento creciente de partos extrahospitalarios (dar a luz en la casa, en la playa...) sin tener en cuenta los posibles riesgos de la decisión para la madre o recién nacido si surgen complicaciones. «El parto, aunque es un proceso fisiológico, puede conllevar hemorragias, desprendimiento prematuro de la placenta, prolapso del cordón umbilical, distocia (que el bebé no salga), que el recién nacido necesite reanimación, entre otras complicaciones. Por eso, lo más seguro es dar a luz en un hospital, con medios profesionales y técnicos que contribuyan a garantizar el parto humanizado que se desee, ya que en caso de secuelas o muerte del niño, el hecho se podrá acabar judicializando y causando mucho dolor», apunta Alcolea.


Compartir el artículo

stats