Kiosco

Diario Córdoba

Movilización

Los sindicatos se concentran para exigir una revisión salarial anual y el ajuste de los sueldos al IPC real

CCOO y UGT apuntan, ante la sede de CECO, a las empresas como una de las partes responsables de la situación actual y denuncian la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores

Concentración de CCOO y UGT en favor de una subida laboral, ante la sede de CECO en Córdoba. MANUEL MURILLO

Entre pancartas y tras el lema de Salario o conflicto, decenas de manifestantes convocados por CCOO y UGT se han concentrado, este miércoles, ante la sede de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) para exigir una revisión salarial anual que se materialice en sueldos dignos mediante la adaptación al IPC real. Los sindicatos han alertado de que la pérdida de poder adquisitivo se ha acentuado con la subida de los precios y han apuntado a las empresas como una de las partes responsables de una situación que podría desencadenar, según han advertido, en una nueva crisis.

Para la secretaria general de CCOO en Córdoba, Marina Borrego, se trata de "un día muy importante" por reivindicar "los derechos de las personas trabajadoras". "Reivindicamos un salario digno para las personas trabajadoras, porque ya llevamos alertando muchísimos años de que estamos perdiendo mucho poder adquisitivo y la clase trabajadora no puede ser la que esté pagando siempre la subida de precios y que la economía no vaya bien", ha expresado Borrego. La representante sindical recuerda que asciende a un 13% esa pérdida, un hecho que se suma a un alto IPC y a "todo lo que llevamos arrastrando desde el 2008". Por su parte, Vicente Palomares, secretario general de UGT en Córdoba, considera que "no hay visos de que esto se corrija al menos en el corto plazo", algo que "es peligroso porque podemos volver a la misma senda en la que nos encontrábamos a partir del 2008".

Los sindicatos apunta a los empresarios como una de las partes responsables de la situación actual y como una de las piezas fundamentales en el cambio que buscan. En opinión de Borrego, "están siendo, ahora mismo, muy egoístas y muy avariciosos, no quieren perder ellos nada". Para Palomares, el problema va más allá de la pérdida de poder adquisitivo. El secretario general de UGT Córdoba considera que "el empresariado de este país tiene que tener una visión más amplia" ya que "si no hay poder de consumo, no va a haber necesidad de fabricar y, por lo tanto, se van a volver a perder puestos de trabajo". Y no se puede decir, según el representante sindical, "yo subo los precios para no tener pérdidas, pero el trabajador sí puede tener pérdidas porque tiene que comprar esos productos a un precio mucho mayor". Un factor que lleva, indica UGT, a un doble empobrecimiento.

La secretaria general de CCOO en la provincia ha recordado, además, que "en esta pandemia que hemos tenido hace solamente dos años, se ha dado más de 30 millones de euros a los empresarios para que no se perdiesen las empresas y no se perdiese el empleo". "Y creo que eso lo hemos pagado todas y todos los trabajadores de este país y creemos que es el momento ahora de revertir esas ganancias que está teniendo la patronal en la clase trabajadora, porque no vamos a consentir perder ya ni un céntimo más", ha afirmado. El representante de UGT no solo cree que, de seguir así, se vaya "a caer en picado en una crisis de la que luego es muy difícil salir", sino que todo este panorama está generando un "conflicto social en alza".

Soluciones y movilizaciones

La negociación colectiva, como ha explicado Marina Borrego, "está ahora mismo con un IPC de un 10,5%". En Córdoba, "está por debajo del 2% y no podemos estar con una patronal cicatera que no nos quiere subir los salarios, tenemos que estar en frente", ha señalado la representante sindical. Palomares ha indicado que, si bien "es verdad que hay un pacto de un aumento salarial en los próximos tres años", debe "haber una revisión salarial en función del IPC real". Eso, para el representante de UGT, "es lo que marca que el trabajador no sea, como siempre es, el que paga al final los platos rotos de todo este desastre".

Marina Borrego y Vicente Palomares expresan las reivindicaciones de los sindicatos ante los medios. MANUEL MURILLO

Para ello, además del papel que juegan los empresarios, "el Gobierno tiene que poner medidas". Aunque Palomares reconoce que el Ejecutivo "ha puesto medidas que, desde luego, palian un poquito la situación", opina que "tiene que controlar algunos sectores energéticos". Porque, en su opinión, subyace en la energía una de las causas de los problemas económicos actuales. "Hablamos del IPC y luego hablamos del IPC subyacente, pero es que el subyacente está directamente afectado por varias cuestiones muy concretas que son precisamente las energéticas", ha añadido. Con el objetivo de atajar esa traba, "tiene que haber un control aún mayor, sobre todo de las petroleras porque con las eléctricas se está ya haciendo algo, para que esto no siga desbocado". Y se ha referido al transporte -sector que ya se puso en huelga por la subida de los precios- porque "si el combustible sube, sube el transporte y sube todo lo que implica eso".

Asimismo, Palomares insiste en que "no se puede ir en una línea opuesta a la que está dando Europa". Como ha señalado el secretario general de UGT, "Europa está dando dinero, mucho dinero y ese tiene que invertirse bien, tiene que invertirse para que las familias tengan poder adquisitivo. Si no lo hacemos así, iremos por el camino contrario". Y eso, como ha asegurado, no lo van a permitir los sindicatos.

Esto empezó, como ha recordado Borrego, con una movilización en Madrid "con todos los negociadores de CCOO y UGT", un "pistoletazo de salida" en la reivindicación de "estos derechos de los trabajadores". Ahora, como ha resaltado la responsable de CCOO, "ya estamos en todas las provincias". Pero esto, según ha precisado, "no se va a quedar aquí". Borrego apunta a "un otoño caliente si la patronal no recula y entra a firmar una negociación colectiva y un pacto de gobierno que haga que estas ganancias que están teniendo con las subidas de precios se redistribuyan también para las personas trabajadoras". Entre las acciones que se llevaran a cabo, ha señalado que se harán asambleas y se crearán plataformas conjuntas. Y ha concluido con un mensaje a las industria: "Pedimos a la patronal responsabilidad y corresponsabilidad con todas las personas que hemos hecho un gran esfuerzo en la pandemia para que todos estemos cubiertos".

Compartir el artículo

stats