Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA José Manuel Belmonte Escultor y autor de la trilogía sobre los patios de Córdoba

"Yo me río de las modas de los que intentan dictar qué es la modernidad, cada artista tiene una caligrafía propia"

José Manuel Belmonte en su taller junto al molde de La Regadora. Este miércoles inaugura 'El pozo de las flores'. MANUEL MURILLO

Lleva 42 años trabajando y viviendo del arte. José Manuel Belmonte es uno de los artistas a la vez más internacionales y más de barrio de Córdoba, por su forma de entender lo que hace. Este miércoles presentará en la plaza Juan Bernier su tercera obra dedicada a la fiesta de los patios, El Pozo de las Flores, la penúltima de un cuarteto que él ideó y que no sabe si llegará a rematar. Quedamos en la plaza de San Juan de Letrán, en el bar Millán, donde se deja ver los fines de semana cuando sale del taller. Le acompaña Luis Caparrós, el vecino que le sirvió de modelo para su escultura anterior, la del abuelo y el nieto que luce en la plaza Manuel Garrido del Alcázar Viejo. Antes de irse para que podamos hablar asegura estar encantado de tener una escultura en Córdoba inspirada en él, por más que con ella Belmonte "me robara el alma".

"Soy el amo del destino y el capitán de mi alma". Esta frase del poema Invictus de William Ernest Henley es la que luce en su estado de whatsapp. ¿Ha tenido que lidiar muchas batallas en su profesión de las que haya salido victorioso?

La verdad es que sí, he salido airoso de todas, por eso me siento muy realizado con lo que hago. Y lo del capitán de mi alma también viene al pelo porque el arte me ha dado una enorme libertad al no tener que aguantar jefes ni horarios ni calendarios, lo cual no significa que no trabaje tanto o más que cualquier otra persona.

¿Cuántas horas ha dedicado a 'El pozo de las flores'?

Esta obra la he tenido que hacer en tiempo récord, trabajando sábados y domingos hasta de madrugada, ha sido una auténtica contrarreloj. Jugaba con la ventaja de que la tenía muy clara en mi cabeza y solo había que plasmarla en el barro. El contrato con el Ayuntamiento lo firmé el 15 de enero y tenía que estar terminada y colocada el 3 de mayo, hasta que a Juanma Moreno se le ocurrió convocar elecciones autonómicas y como no se podía inaugurar nada, se retrasó.

¿Los escultores tienen miedo escénico como los actores?

Siempre, mucho miedo escénico y vergüenza. Desde que se colocó en la plaza el martes, me ha parado mucha gente por la calle para darme la enhorabuena y me resulta violento, es como si hablaran de otra persona. Yo me considero una persona humilde, yo no trabajo para conseguir fama o dinero. Solo aspiro a ganar el dinero suficiente para seguir creando y cuando me adulan de esa manera, me da un poco de vergüenza.

Esta obra la he tenido que hacer en tiempo récord, trabajando sábados y domingos hasta la madrugada, ha sido una auténtica contrarreloj"

decoration

Sus esculturas deben ser como sus hijos a los que da a luz y luego los ve marchar.

Son mis hijos mientras están en el taller, mientras estoy en el proceso de creación. En el momento en que salen para la fundición y se colocan en la calle, ya no me pertenecen a mí sino a la ciudadanía, es como si se independizaran para vivir fuera de casa. La suerte de los monumentos a los patios es que el público los ha hecho suyos muy rápido. Ese es para mí el culmen del artista, que tu obra transmita, que haya gente que se identifique ella, en este caso, no solo los cuidadores de los patios sino incluso los turistas que cuando vienen de patios, para certificar que han venido a Córdoba, se hacen la foto con las esculturas.

El tema de los patios, ¿acaba aquí?

El proyecto que yo presenté a la que era concejala de Ferias y Festejos, Amelia Caracuel, era para cuatro esculturas, una en cada una de las principales rutas. La primero se hizo en el 2014, la segundo se instaló en el 2015 y luego hubo un parón por el cambio de gobierno, la pandemia y ha costado retomarlo. Yo tenía interés por lo menos en acabar la trilogía. No sé si habrá ocasión de hacer la cuarta, lo que sí sé es que el patio es una fuente inagotable de inspiración porque es un vergel y porque está cargado de historias.

¿Quiénes han posado esta vez para la escultura?

Una amiga mía de sesenta y pico años que es guapísima, morena, cordobesa, de nombre Lola, y la hija de un amigo que se llama Marta y que tenía en la cabeza como posible modelo desde hace años y que me pareció que iba a la perfección en este proyecto.

Me preocupan muchos los jóvenes porque en las facultades parece que se les adoctrina hacia un gusto estético determinado y eso coarta la creatividad y el lenguaje de cada uno"

decoration

¿Qué quería contar esta vez?

Para mí, esta obra es quizás la que tiene más sentido, supone un homenaje a las mujeres que son las que han hecho que la tradición de los patios se mantenga a lo largo del tiempo, las que han estado al cuidado de los recintos y las macetas. Este proyecto surgió de los recuerdos que guardo de mi abuela, que era casera de una casa patio de la plaza de la Paja. Recuerdo cuando llovía y nos pedía que sacáramos cubetas para recoger el agua de lluvia para las plantas o cuando me encaramaba al jazmín para hacerle la moña con la que adornaba todos los días su pelo. Son escenas que están en mi memoria y que me llevaron a pensar que había que rendir homenaje a las abuelas que han cuidado los patios con tanto mimo y primor. En la escultura hay un cruce de miradas, una complicidad entre abuela y nieta. La abuela está sentada con una maceta en las manos, tomando esquejes, y la niña la mira apoyada en una silla vacía que quiero que sirva como photocall, para integrar al espectador en la escultura. Creo que vendrá bien a Córdoba porque es una forma muy económica de promocionar los patios de cara al turismo. También surgió porque en la época de patios la regadora tiene el brazo gastado de la gente que se hace la foto y en la del abuelo y el niño, se suben a la escalera... Esta vez he querido ponérselo fácil a los visitantes para que se hagan la foto cómodamente.

Usted se mantiene fiel a la figuración, ¿alguna vez se sintió atraído por el arte conceptual?

De momento no, pero siempre digo que me da mucho coraje que cuando se habla de figuración, se asocie a lo clásico y antiguo, cuando el realismo siempre va a estar ahí. El máximo exponente del arte español es Antonio López, un hiperrealista, y si buscamos la modernidad o contemporaneidad, que es un concepto absurdo porque contemporáneos somos todos, tenemos a Miquel Barceló que es figurativo o a Jaume Plensa, que hace esculturas gigantes figurativas y triunfa por todo el mundo. Yo me río de esas modas que quieren implantar algunos sectores de la cultura, que intentan dictar lo que es la modernidad. Cada artista tiene un lenguaje y una caligrafía propia. La figuración no significa que busque las cosas perfectamente proporcionadas, estéticamente correctas. A mí no me va el hiperrealismo, es un alarde técnico que no me interesa y además no tengo paciencia para estar tanto tiempo con una obra. Mi cabeza siempre va por delante de mis manos, yo busco transmitir sentimientos, contar historias.

‘El pozo de las flores’ tiene una silla vacía como photocoll, para integrar el espectador en la escultura»

decoration

Hablando de arte contemporáneo, ¿qué le parece la exposición 'Futuros Abundantes', de la Fundación Thyssen en el C3A?

Para mí, cualquier propuesta artística que enriquezca Córdoba culturalmente me parece fantástica y espero que el recorrido de la fundación sea positivo. Lo que siempre me ha molestado es que el C3A vaya de espaldas a la ciudad, que esté gestionado desde Sevilla y que no cuente con el mundo de la cultura cordobés. Es un espacio ideal para crear un centro de arte multidisciplinar con música, artes escénicas, artes plásticas, con presentaciones de libros, que estuviera lleno de vida. Creo que es por eso que no consigue atraer al público.

¿Cree que su obra encajaría en el C3A?

Por supuesto, y creo que sería bueno, como demostramos con la exposición de Córdoba Contemporánea Islas al mediodía, que vieron 18.000 personas, lo que supuso un récord de público. Pero el C3A no cuenta para nada con nosotros, ni siquiera nos invitaron a la inauguración de la exposición y es algo que no entendemos, parece que hay una intención de marginarnos cuando nosotros lo que defendemos es la pluralidad, la democratización, la transparencia en el arte y la visibilización de los artistas. A mí me preocupan muchos los jóvenes porque en las facultades parece que se les adoctrina hacia un gusto estético determinado y eso coarta la creatividad y el lenguaje de cada uno.

Siempre me ha molestado es que el C3A vaya de espaldas a la ciudad, que esté gestionado desde Sevilla y que no cuente con el mundo de la cultura cordobés"

decoration

Tiene seis o siete esculturas callejeras en la ciudad. La calle es suya. Se sentirá ya profeta en su tierra.

No, la calle no es mía, pero me encantaría que la política legislara que igual que por cada equis metros cuadrados tiene que haber un espacio ajardinado, juegos para niños y mobiliario urbano, obligara a poner arte urbano. Tenemos un Plan Renfe sin esculturas, por ejemplo. Yo llenaría Córdoba de esculturas. Y sí, me siento profeta en mi tierra desde hace muchos años, me siento muy querido y admirado. Mucha gente me dice que por qué no me voy al extranjero, pero yo pienso que Córdoba es el lugar ideal para un artista, es una fuente de inspiración constante. Es la obra la que tiene que viajar, no yo. Yo he expuesto en Taipei, en Shangai, en Pekín, en octubre expongo en Alemania y mandaré las obras en un container. La obra es la que tiene que hablar del artista y viajar, el artista debe permanecer donde mejor se encuentre.

¿Qué aporta la escultura callejera a una ciudad?

La escultura pública aporta dos cosas. Por un lado, tiene una funcionalidad estética porque contribuye a embellecer un espacio. Y por otro, sirve para homenajear a figuras de ciudades y pueblos, que es algo muy necesario. Por ejemplo, Córdoba está pidiendo a gritos un monumento a Julio Anguita y otro a Antonio Gala. Hay infinidad de personajes que merecerían que se honrara su memoria de esta forma.

Me encantaría que la política legislara e igual que por cada equis metros cuadrados tiene que haber un espacio ajardinado, juegos para niños y mobiliario urbano, obligara a poner arte urbano. Yo llenaría Córdoba de esculturas"

decoration

¿Los artistas tienen becarios trabajando al lado?

Para mí es muy complicado porque yo soy un currante, no soy docente y no puedo perder la mitad del día enseñando a otra persona. Y luego está el peligro, yo no puedo dar a un chaval en prácticas una radial para que aprenda, por eso no he aceptado a nadie todavía. El arte para mí es algo muy personal, no me gusta delegar mi trabajo en otra persona, creo que así se pierde calidad. Consigues más dinero, pero yo no me sentiría a gusto dejando que otra persona hiciera mi trabajo.

¿Cómo se las apaña para ser tan prolífico?

Soy prolífico porque tengo muchas ideas y necesidad de crear. Cuando me llegue el momento, me jubilaré... empezaré a cobrar una pensión, pero seguiré haciendo lo mío porque un artista nunca para.

Córdoba está pidiendo a gritos un monumento a Julio Anguita y otro a Antonio Gala. Hay infinidad de personajes que merecerían que se honrara su memoria de esta forma"

decoration

¿Tener tanta obra en Córdoba despierta envidias o ha hecho que se le suba a la cabeza?

No lo sé. Yo no envidio a nadie, solo intento aprender de cualquier persona y creo que esa debe ser la actitud. Mis maestros de la Escuela me decían "eres muy bueno pero no te lo creas nunca". Y así debe ser, creo que en el momento en que un artista se lo cree, se estanca y empieza a copiarse a sí mismo. Es como si montas una exposición y se vende un tipo de obra y los galeristas te animan a seguir por ese camino para ser más comercial. Si dejas que eso te coarte la libertad estás perdido, yo lo que quiero ante todo es ser libre para crear. Trabajar mucho es lo que hace que tengas los pies en el suelo y no se te suba a la cabeza, porque ves lo que cuesta hacer una obra de arte y eso te baja los humos. Es verdad que existe eso que llaman el ego de los artistas, pero yo intento que cuando cierro la puerta del taller que se quede dentro para ser persona.

¿Cuántas horas trabaja al día?

Empiezo a las ocho o las nueve hasta las dos, preparo la comida, como con mi madre que tiene 88 años, cierro un poco los ojos y a las cinco me vuelvo al taller hasta las nueve o las diez. Mi estudio está en el Polígono de Las Quemadas, soy un artista poligonero, tengo mis horarios de lunes a viernes y mi mes de vacaciones, eso no me lo quita nadie. La creatividad no está en el taller, sino en la calle, de donde tomas las ideas y si te encierras demasiado, las ideas no fluyen.

Mis maestros de la Escuela me decían: "Eres muy bueno, pero no te lo creas nunca". Y así debe ser, creo que en el momento en que un artista se lo cree, se estanca y empieza a copiarse a sí mismo"

decoration

Ha tenido un año completito, ¿en qué está trabajando ahora o se va de vacaciones?

Tengo muchos proyectos pendientes, pero desde octubre del año pasado que empezamos con la exposición de Vimcorsa, empalmé con otra sobre realismo español en Ceuta, una en La Coruña, luego en Tomelloso y por último, he concluido con la exposición en el Colegio de Abogados de Córdoba. Entre medias, ha habido charlas, conferencias y la escultura de los patios. Ahora mismo estoy totalmente agotado, así que toca descansar, espero que hasta septiembre.

Mi estudio está en el Polígono de Las Quemadas, soy un artista poligonero, tengo mis horarios de lunes a viernes y mi mes de vacaciones, eso no me lo quita nadie"

decoration

¿Trabaja solo por encargo?

Para nada. Hace tiempo que me di cuenta de que el encargo me limita creativamente porque hay que seguir las directrices de quien encarga la obra, así que hay que contrarrestarlo estoy obligado a hacer cosas personales al mismo tiempo. Yo voy intercalando cuando puedo. El encargo es lo primero porque eso es lo que paga las facturas, pero siempre hay que alimentar el alma y el espíritu con las cosas que a mí me conmueven y me provocan sentimiento.

Compartir el artículo

stats