Kiosco

Diario Córdoba

ESCULTURA

José Manuel Belmonte cierra el círculo de su trilogía sobre los Patios de Córdoba

El escultor cordobés inaugura 'El pozo de las flores', instalada en la plaza del poeta Juan Bernier, la tercera obra que hace sobre esta temática en la ciudad

25

Inauguración del nuevo conjunto escultórico de homenaje a los Patios de Córdoba, obra de José Manuel Belmonte FRANCISCO GONZÁLEZ

Lola, vestida de verde y con abanico, escucha atenta a José Manuel Belmonte, el escultor cordobés que habla de su nueva obra El pozo de las flores. Lola observa su reflejo en bronce, una mujer sentada que sostiene una maceta de geranios y que mira a su nieta, que forma parte del conjunto escultórico que cierra la trilogía de los patios firmada por Belmonte en Córdoba. A la espera, quizá, una cuarta obra que culminaría el proyecto inicial: hacer un tributo en las rutas más importantes de los patios. De momento están las rutas de los patios de Santa Marina, el Alcázar Viejo y San Lorenzo.

La nueva obra, inaugurada este miércoles ante un público numeroso y entregado, está ubicada en la plaza del poeta Juan Bernier, que ocupa el espacio del extinto monasterio de Santa María de Gracia y los flancos de las calles Santa María de Gracia y Arroyo de San Andrés.

El homenaje a los patios de El pozo de las flores se completa con La Regadora, ubicada en la Puerta del Rincón desde el año 2014, en el entorno de Santa Marina; y con la escultura que recrea una escena entre un abuelo y un nieto regando una pared de macetas que se instaló un año después, en 2015, en la plaza Manuel Garrido Moreno, en el barrio del Alcázar Viejo.

'La regadora', de José Manuel Belmonte y una de las pocas esculturas femeninas que hay en Córdoba. MANUEL MURILLO

Hoy en la inauguración, el artista ha confesado que el proyecto inicial, acordado con la exconcejala Amelia Caracuel en el mandato de José Antonio Nieto, estaba formado por un total de cuatro obras.

"La regadora es un icono de la ciudad y no hay nada mejor para un escultor que la gente haga suya su escultura", ha reflexionado este cordobés que en primer lugar agradece a todos sus modelos su generosidad por prestarse a "este homenaje de las verdaderas protagonistas de los patios: las cuidadoras". José Manuel Belmonte, que se ha quedado hasta que se ha ido el último vecino y se ha hecho fotos junto a su obra con todo aquel que se lo ha pedido (el conjunto incluye una silla que sirve a la perfección de photocall, además de un pozo y una reja con macetas) ha dicho también que espera que tenga la misma buena acogida que los anteriores obras. "Espero que los cordobeses lo hagan suyo, lo cuiden y lo respeten porque es patrimonio de todos".

Un abuelo y su nieto forman parte de la segunda escultura de Belmonte sobre los patios de Córdoba. A.J. GONZÁLEZ

Una inauguración muy esperada

A la inauguración han asistido autoridades municipales encabezadas por el alcalde, José María Bellido, y las delegadas de Casco Histórico, María Luisa Gómez Calero, y de Cultura, Marián Aguilar, así como representantes del consejo de distrito Centro, como la nueva presidenta Lourdes Medina, y de las asociaciones de los patios Claveles y Gitanillas y Amigos de los Patios.

El alcalde ha dicho de Belmonte que es alguien "que siempre está cuando se le llama" y que hoy es un día de alegría porque hay en la ciudad "un nuevo monumento que haremos nuestro de inmediato". Para Bellido, el secreto de que estas esculturas conecten tanto con los cordobeses es que han sabido transmitir el estilo de vida tranquilo y sencillo de los cuidadores de los patios, los valores inmateriales y la forma de vivir que hizo a los Patios valedores de la distinción de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Para Mariví Cabrera y Pilar Chofles, el secreto radica en la destreza de este escultor para esculpir a la mujer cordobesa. " Lo que hizo Julio Romero de Torres con la pintura, lo está haciendo José Manuel Belmonte con la escultura", asegura la primera, mientras que la segunda aplaude que tanto Lola como Marta, las dos modelos de esta nueva obra, sean de su peña de la Fuenseca.

Además de estas tres obras, José Manuel Belmonte tiene en la ciudad de Córdoba un grupo escultórico dedicado a Juan de Mesa, una obra del 2004 que fue ubicada primero en la plaza de las Doblas y más tarde, a la espalda de la iglesia de San Pedro.

Compartir el artículo

stats