Kiosco

Diario Córdoba

MERCADO INMOBILIARIO

La cifra de viviendas proyectadas cae un 74% por la crisis de materiales

El decano del Colegio de Arquitectos estima que los precios han subido más de un 30% desde principios de año | Construcor explica que la incertidumbre ha llevado a suspender iniciativas, pero descarta la alarma

Edificios de viviendas en construcción, en Córdoba. A. J. GONZÁLEZ

El sector viene alertando de su situación en los últimos meses y, finalmente, la estadística refleja las consecuencias del importante aumento de los precios de los materiales de construcción, que ha sido motivado por distintos factores, entre los que cabe citar la guerra de Rusia en Ucrania y el incremento del coste de la energía. La información facilitada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba indica que la cifra de viviendas proyectadas para los próximos meses se ha desplomado un 74% durante el primer semestre del año respecto al mismo periodo del 2021. Apenas se construirán 297 inmuebles en la provincia frente a los 1.163 visados hace un año. 

Este dato representa una fuerte caída en comparación con la actividad registrada en ejercicios anteriores y la estadística señala que habría que remontarse a los momentos más difíciles de la última crisis económica (los años 2012, 2013 y 2014) para obtener resultados más bajos. Además, si se toma el dato de la capital de forma aislada, apenas se han visado 129 pisos durante el primer semestre, lo que se traduce en una caída interanual del 86%. 

Viviendas proyectadas en Córdoba.

[Pincha aquí para ampliar el gráfico]

A nivel provincial, solo la ciudad de Córdoba tiene proyectada la construcción de viviendas de protección oficial. En concreto, se trata de 22 pisos que representan un 7% del total de los autorizados en la provincia. De este modo, la mayor parte de los proyectos contemplan viviendas en régimen libre, con 275 inmuebles de estas características que suponen el 93% del total de lo visado.

Inicio de la recuperación

Desde el año pasado, el sector de la construcción asiste a un fuerte aumento de los precios de los materiales y la dificultad para conseguirlos en algunos casos. A los efectos de la pandemia de coronavirus en la actividad económica se han sumado otras circunstancias como la guerra de Rusia contra Ucrania, la inflación, el aumento de los precios de la energía y el paro en el transporte. Esta situación ha llevado a diferentes escenarios, como la necesidad de revisar los costes de los proyectos para garantizar su viabilidad, los cambios de constructora o la falta de licitadores en los concursos públicos.

El decano del Colegio de Arquitectos de Córdoba, Juan Eusebio Benito, confirmó ayer que «el sector está teniendo muchos problemas por el incremento de los costes, da una inestabilidad total y el que puede, está esperando». De este modo, aludió a las características de la actividad en la construcción, en la que un proyecto puede prolongarse durante varios años, y las dificultades para trabajar con presupuestos que han sido elaborados tiempo atrás, cuando los costes eran inferiores.

Este responsable lamentó que «la inflación y el aumento de los precios están siendo progresivos», y estimó que desde principios de año, en líneas generales, «los materiales han subido más de un 30%».

De su parte, el secretario general de Construcor, Francisco Carmona, precisó que, pese a las cifras de visados, «no vemos una alarma», sino que «de momento, se observa que, ante la situación de una incertidumbre que no asegura a las empresas poder disponer de presupuestos cerrados sobre el coste de ejecución, se ha decidido suspender la puesta en marcha de nuevos proyectos hasta que el panorama se estabilice».

De hecho, avanzó que «se están empezando a estabilizar los precios de los materiales. No se están produciendo esas alzas tan pronunciadas como las de meses atrás, parece que se está entrando en una estabilización e, incluso, algunos registran descensos muy leves. Estamos en una especie de meseta», explicó.

El secretario general de la patronal de la construcción comentó también, sobre la evolución de la cifra de proyectos, que «llega un momento en el que estas oscilaciones suelen ser habituales. Cuando llevas tres años con un ritmo ascendente importante en el número de visados, quizá hay un momento en el que la actividad se ralentiza. Hay que vender y terminar las viviendas que hay en el mercado», señaló.

En este sentido, concluyó que «los datos no apuntan a una recesión en los ritmos de actividad del sector. El empleo sigue creciendo», y no descartó que proyectos que ahora se encuentran suspendidos se reanuden en los próximos meses si se dan las condiciones para ello.  

Compartir el artículo

stats