Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA Juan Eusebio Benito Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba

«La subida de precios hace que podamos estar peor que en 2008»

El decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba, Juan Eusebio Benito. MANUEL MURILLO

Juan Eusebio Benito repetirá otros cuatro años al frente del Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba. En el 2018 se presentó a unas elecciones que finalmente ganó ante otros dos oponentes (el antiguo decano Felipe Segundo Romero y Silvia Jiménez Vozmediano). Las urnas no han sido necesarias esta vez, ya que no se han presentado candidaturas oponentes, algo que Benito entiende como una consecuencia del buen trabajo realizado durante los últimos cuatro años. Al decano lo acompañarán Esther Vázquez (tesorera), Víctor M. Díaz (secretario), Ángela Bascón (vocal uno) y Miguel García (vocal dos).

¿Cuáles son los principales retos para del colegio para este nuevo mandato y lo ya conseguido en estos cuatro años?

El equipo que formamos hemos trabajado bastante estos últimos cuatro años y creo que ese es el motivo por el que no se ha presentado nadie, porque ha habido cierto grado de satisfacción por parte del colectivo. Hemos tenido un objetivo principal que es el de la divulgación de la arquitectura. Esto se ha traducido en una ley nueva aprobada en el Parlamento andaluz, pero lo llevábamos en el programa desde antes. Por otro lado, dentro de la divulgación, al propio colectivo queríamos llevar la formación mediante cursos y becas, y se están desarrollando muchísimas actividades. Y ahora, además, el colegio está presente en todos los estamentos, antes no estábamos en algunos y ahora formamos parte de la Asociación de Patrimonio, el Consejo Social, la Unión Profesional… en todas las instituciones municipales.

En el 2020, el Día de la Arquitectura se celebró bajo el lema Arquitectura para vivir mejor, ¿se vive bien en Córdoba desde el punto de vista arquitectónico?

La arquitectura que se ha hecho y se hace en Córdoba tiene un nivel alto, también en dotaciones, equipamientos y zonas verdes, pocas ciudades en Andalucía y España tienen ese nivel. Todo esto gracias a que, desde los planes generales, el primero que conocí fue de la época de Rebollo y el de los años 80, todo el planeamiento general ha cuidado mucho la composición de la ciudad. Y con respecto a la altura, Córdoba es una ciudad que, afortunadamente, está liberada de edificios altos, esa discreción, esos espacios libres, definen la calidad de vida en Córdoba a nivel de imagen urbana y de usos de la ciudad.

Hablando de alturas, en Córdoba hay muchos bloques sin ascensor, ¿ve posibilidad de que la declaración ARRU se extienda a más zonas de la ciudad aparte del Santuario?

Hay fondos Next Generation para hacerlo. El mismo colegio ha creado una oficina de rehabilitación donde se aporta información al ciudadano sobre las medidas que se pueden aplicar en sostenibilidad, conservación energética, residuos y se toca la accesibilidad. Desde el colegio existe una preocupación en este sentido.

¿La subida de precios actuales supondrá una ralentización en la construcción?

Los precios están subiendo de una forma descontrolada y lo más grave es que no se le ve el final. Yo, por ejemplo, en obras que he hecho, en dos meses se ha presentado un proyecto y ha habido que modificarlo porque los precios iban variando y se quedaban desiertas las ofertas. Es un problema importante y de calado.

¿Se siguen notando los efectos de la crisis del 2008? Imagino que la del covid todavía está aquí.

Entiendo que el coronavirus ha afectado al aislamiento de las personas, en el trabajo, pero se ha ido resolviendo de forma telemática lo que se podía hacer así. Pero el tema energético es la clave de los precios, los materiales se conciben todos a través de energía. Los materiales están a precios desmadrados y no sabemos cuándo va a tocar techo. La crisis del 2008 tardó unos años en recuperarse, pero me da la impresión de que ahora podemos estar incluso peor, por eso de que no se le vea el límite a la subida de los precios.

¿Cómo es la relación con la Gerencia de Urbanismo? ¿Se están agilizando las licencias?

El colegio mantiene conversaciones con la Gerencia y nos atienden las demandas, pero no se resuelven. Es verdad que tenemos comunicación, pero es inconcebible tardar 16 o 18 meses para dar una licencia para una casita de dos plantas en un barrio. Los espacios que hay para informar son extremadamente dilatados, desde que registras un documento, sea declaración responsable o un proyecto de nueva planta, hasta que se asigna un técnico pasan tres meses. Ese técnico está saturado y puede tardar de 10 a 13 meses en informar, luego lo devuelve. El tema de la Gerencia requiere una actuación importante que, por lo menos, desde la Delegación de Urbanismo, eso sí, se está haciendo. Y otro tema importante para nosotros es la reciente aprobación de la ley Lista, que establece la colaboración público-privada. Cuando el colegio visa un proyecto lo lleva informado exhaustivamente. Aunque la última palabra y el que lo aprueba es el Ayuntamiento, ya lo ve un técnico avalado por el Colegio de Arquitectos, contar solo con el aval del colegio acortaría los plazos. Hay presentado un acuerdo que se basa en la ley Lista y que avalaría esto, que además se aplica en otros lugares de Andalucía. Se podrían acortar las licencias sustancialmente. Hay municipios en Córdoba, como Lucena, donde las licencias pueden tardar cuatro o seis meses, un periodo que es razonable.

¿Saben algo de la ordenanza para las inspecciones técnicas de edificios (ITE)?

Es un tema complicado, todo lo hecho antes de que entrara el Código Técnico, hace más de 20 años, desde las envolventes y la conservación energética, no era exigible. Tengo la sensación, pero no lo puedo afirmar rotundamente, de que la Gerencia está haciendo caso omiso a esto, no está exigiendo, tiene otras prioridades. Lo que sí es fundamental es el tema de la accesibilidad, porque hay barrios donde la falta de accesibilidad es un verdadero obstáculo que disminuye la calidad de vida.

¿Tiene edificio favorito en Córdoba?

Es muy difícil, hay muchos edificios porque aquí se hace arquitectura de cierta calidad. Decantarme por uno en particular es complicado, quizá alguna vivienda unifamiliar, también hay edificios públicos que son buenos proyectos. Por barrer para mi casa, diría el Colegio de Arquitectos, un edificio modernista recuperado. Pero hay muchos más.

Compartir el artículo

stats