Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Deporte sin riesgo en verano

Los especialistas recomiendan una correcta y frecuente hidratación y evitar la práctica deportiva a más de 30 grados | Siguiendo las recomendaciones, no es necesario dejar de hacer ejercicio durante este periodo

Jóvenes realizando ejercicio en el parque Cruz Conde. CHENCHO MARTÍNEZ

Con el verano llegan las patologías por calor, muy frecuentes entre deportistas durante el periodo estival. Sin embargo, evitando las temperaturas superiores a 30 grados y manteniéndose fresco e hidratado, se pueden mantener prácticamente invariables las rutinas de ejercicio físico.

Sobre las horas a evitar cuando se hace ejercicio físico, el jefe de servicio de Medicina Interna del hospital Reina Sofía, José López Miranda, comenta que «más que las horas, es la temperatura», estableciendo un límite de 30 o 35 grados a partir del cual la práctica deportiva es peligrosa, «porque lleva a padecer una patología por calor». Entre estas patologías se encuentran, como expone López Miranda, desde calambres o golpes de calor hasta casos más graves como un cuadro de rabdomiólisis o incluso necrosis consecuencia del calor.

«También depende del día», explica este médico experto. «Durante una ola de calor como la de hace unos días, yo aconsejaría evitar hacer deporte, salvo muy temprano por la mañana o después de las diez, siempre que la temperatura exterior esté por debajo de los 30 grados».

Sobre ruedas | Personas transitando por un carril bici. luis ruiz ogallas

Ropa que transpire

Para evitar estas afectaciones, José Luis Jiménez Gallardo, especialista de Medicina Interna del hospital Quirónsalud Córdoba, recomienda usar ropa que transpire y elimine de forma eficaz el sudor, teniendo cuidado de que no se produzcan quemaduras en zonas fotoexpuestas, hidratarse con bebidas no carbonatadas ni azucaradas, preferiblemente agua, e intentar mantener una alimentación variada y saludable, dejando las comidas copiosas, si es posible. 

Haciendo hincapié en la necesidad de una hidratación correcta, Jiménez Gallardo explica que en pacientes jóvenes «debemos hacer caso al mecanismo de la sed y no retrasar su ingesta» y, en el caso de pacientes mayores, «en los que el mecanismo de la sed es menos sensible», administrar entre uno y dos litros de líquido, aparte de los alimentos, «pese a no tener sed». Este médico especialista también aconseja «no realizar ejercicio físico extenuante, sobre todo, en las horas centrales del día, dejando los ejercicios de alta intensidad para las horas menos calurosas».

Bajo el sol 8 Hombre haciendo ‘running’ en Córdoba. luis ruiz ogallas

Gimnasios

Manuel Mediavilla, instructor del gimnasio Top Health, explica que en verano la práctica de deporte en los gimnasios apenas varía. «Es verdad que viene más gente a primera hora de la mañana o entre las 21.00 horas y las 23.00, pero no se llega a masificar», añade. También comenta que depende del tipo de gimnasio, «si es uno donde va gente de un mayor poder adquisitivo, hay una mayor excedencia en verano, porque la gente se puede ir de vacaciones más tiempo, mientras que en gimnasios con menor poder adquisitivo sí hay mayor masificación en verano».

Sobre si existe alguna modificación de las rutinas de ejercicio, Manuel Mediavilla expone que «no tiene por qué modificarse las prácticas si estás en un entorno con buena temperatura, como un gimnasio en el que está puesto el aire acondicionado». Pese a ello, comenta que se debe individualizar, pues, aunque no es muy habitual, «si una persona viene y me dice que se encuentra muy cansada, muy floja, sí habría que modificar la intensidad del entrenamiento». 

Compartir el artículo

stats