Kiosco

Diario Córdoba

CORDOBESES DEL AÑO Salvador Guzmán Director del IES Aguilar y Eslava

«Queremos seguir siendo un referente de la educación pública»

«La vinculación de la Fundación con el centro es simbiótica, no se entiende uno sin el otro», explica

Salvador Guzmán, director del IES Aguilar y Eslava de Cabra. MORENO

El IES Aguilar y Eslava de Cabra ha sido galardonado con el Premio Cordobés del Año en la categoría de Valores Sociales en su 175 aniversario como centro de «segunda enseñanza».

¿Qué supone este premio para uno de los pocos institutos históricos de España?

Sin duda, se trata de un gran reconocimiento y una gran satisfacción recibir este premio concedido por un medio de comunicación emblemático en la sociedad cordobesa, y en un año muy especial para nuestra institución. Después de cursos difíciles, es el reconocimiento al esfuerzo y la dedicación de muchas personas a lo largo de tanto tiempo, manteniendo al instituto como un referente en la educación y la cultura en Córdoba y en Andalucía.

Este galardón se suma a otros como la Placa de Honor de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio por parte del Ministerio de Educación o la Medalla de Andalucía concedida por la Junta en el año 2019.

El instituto y la Fundación Aguilar y Eslava han recibido importantes reconocimientos que subrayan la relevancia social de nuestra institución. Quiero pensar que es fruto de un trabajo continuado y bien hecho, y por eso lo tomamos como un incentivo para seguir trabajando.

El carácter de histórico que tiene el instituto le llevó a impulsar en su momento la creación de la Red de Institutos Históricos Educativos de Andalucía. ¿Qué le supone y a qué le compromete?

Junto a un puñado de profesores después de un primer encuentro en Granada, de la mano del profesor Luis Castellón, del instituto Padre Suárez, creamos la Asociación Nacional para la Defensa del Patrimonio de los Institutos Históricos, que tuvo su primera sede en el Museo Aguilar y Eslava y de la que fui su primer secretario. Así iniciamos una serie de actividades de defensa y reivindicación de los institutos históricos, y con ellas unas jornadas. Posteriormente impulsamos ante la Junta la declaración de Institutos Históricos Educativos de Andalucía, que supuso que 17 centros en nuestra comunidad autónoma hayan sido reconocidos por sus singularidades. Con este fin se constituyó la Red de Institutos Históricos Educativos de Andalucía, que tuvo su primer encuentro en Cabra en el año 2018, pero que, desafortunadamente, no ha terminado de iniciar sus actividades y proyectos. Confiamos en que, superada la crisis sanitaria, podamos retomar este importante proyecto.

¿Cuál es la realidad actual del centro educativo egabrense?

Es un centro educativo público, renovado en sus instalaciones y que cuenta con importantes recursos educativos fruto de la transformación digital. Somos un centro mediano con medio millar de alumnos y un claustro de 55 profesores que imparte ESO, las tres modalidades actuales de Bachillerato; Secundaria para Adultos y un ciclo de grado medio de Atención a Personas en situación de Dependencia, al que se unirá el curso que viene otro de grado superior de Integración social.

Hablar del IES obliga a hacerlo también de la Fundación Aguilar y Eslava. ¿Qué representa esta para la acción educativa?

La Fundación Aguilar y Eslava se preocupa y ocupa por la conservación, recuperación y divulgación de su patrimonio documental, científico y educativo. El Museo Aguilar y Eslava se ha convertido en una de las principales entidades culturales de nuestra provincia. En el año 2018 culminó sus dos últimos proyectos culturales, la recuperación del Oratorio de la Purísima, un espacio tradicional desaparecido y que recupera la memoria de su fundador, y la creación del Centro de Estudios Vargas y Alcalde, que recoge lo más valioso de la Biblioteca Histórica Aguilar y Eslava, así como su Archivo Histórico. La vinculación de la Fundación con el centro educativo es simbiótica, no se puede entender el uno sin el otro.

Por último, ¿qué retos de futuro tiene el Aguilar y Eslava?

Seguiremos trabajando en la misma línea, queremos seguir siendo un referente de la educación pública de nuestra provincia, mantener y mejorar, si es posible, su prestigio social y académico. Y seguir cuidando el capital simbólico del viejo instituto de Aguilar y Eslava, que se expresa en la memoria de tantas generaciones de estudiantes que han pasado por sus aulas.

Compartir el artículo

stats