Kiosco

Diario Córdoba

La magia del flamenco vuelve a llenar las calles de Córdoba

Miles de ciudadanos disfrutan de la Noche Blanca del Flamenco más ecléctica

El evento ofrece una panorámica actual del arte jondo, desde lo tradicional a lo más vanguardista | Cante, baile y guitarra vuelven a fundirse con el rico patrimonio histórico en una docena de espectáculos

58

La Noche Blanca del Flamenco vuelve a Córdoba Manuel Murillo / Chencho Martinez / Oscar Barrionuevo

Tras una ausencia de dos años, el quejío y el sentir flamenco han vuelto a atraer este sábado a miles de ciudadanos en las calles más céntricas de Córdoba con la alianza de la temperatura, que ha dado un respiro para poder disfrutar de una programación de la Noche Blanca del Flamenco de más de ocho horas bajo la luz de la luna en la que se ha plasmado la realidad actual del cante, el baile y la guitarra, ofreciendo una panorámica de los caminos por los que se mueve este arte, que esta noche se ha fundido en las misteriosas y milenarias calles y plazas de la ciudad con los sones cubanos, el tango, la rumba, la salsa y la música urbana y electrónica.

Todo un abanico de estilos en torno al duende del flamenco en el que ha tenido cabida desde lo ortodoxo a lo más nuevo y rompedor y que ha comenzado a desplegarse en la zona peatonal de La Viñuela, donde un numeroso grupo de personas ha podido admirar el premiado espectáculo Sin Ojana, a cargo de la compañía cordobesa Chicharrón Circo Flamenco, que ante un asombrado público ha sacado de su carromato su particular fusión de arte jondo y técnicas circenses. Una innovadora propuesta que, entre el humor y el drama, pretende desterrar del mundo la hipocresía y la mentira.

Estrella Morente durante su espectáculo en la Noche Blanca del Flamenco de Córdoba. MANUEL MURILLO

Mientras tanto, la plaza de las Tendillas iba recibiendo a cientos de cordobeses y visitantes, que, abanico en mano, esperaban disfrutar de Estrella Morente. Y allí, junto a otras autoridades, también se ha citado el alcalde de Córdoba, José María Bellido, para escuchar el torrente de voz de la cantaora granaína, que, enfundada en un traje negro con lunares blancos, ha comenzado su actuación con las alegrías Caña, a las que ha seguido entre aplausos el fandango Albaycin.

Flamenco y patrimonio histórico

La larga noche flamenca ha continuado en uno de los escenarios con más historia de la ciudad, el Patio de los Naranjos de la Mezquita Catedral, ya que el objetivo de esta velada única también es dar a conocer la riqueza patrimonial de la ciudad, que, una vez más, ha servido de escenario para estas actuaciones. En la antesala del principal monumento de Córdoba se ha podido saborear el repertorio del guitarrista Dani de Morón. Simultáneamente, en la plaza de Matías Prats, se desplegaba la fusión de Hamid Ajbar Flamenco, que ha unido música y danza de las culturas arábigo-andalusí y la flamenca, con la mezcla de cante flamenco, los moaxajas y zejeles andalusíes y los ritmos orientales.

Dani de Morón en el Patio de los Naranjos. ÓSCAR BARRIONUEVO

El baile ha hecho su aparición al filo de la madrugada al otro lado del río, junto a la Torre de la Calahorra, con el sevillano Farru, que ha dado a conocer su nuevo espectáculo con la silueta iluminada de la Mezquita de fondo, a la vez que en la plaza de San Agustín se producía el encuentro entre José Valencia y Ezequiel Benítez, que unieron fuerzas para ofrecer la herencia cantaora de Lebrija y Jerez.

Pero a la noche le quedaba mucho más y dentro de la programación estaba prevista la actuación de Diego Amador y José María Bandera para ofrecer, en el Compás de San Francisco, su particular homenaje a Paco de Lucía, mientras que en la plaza de la Corredera estaba prevista la actuación de Argentina con su espectáculo Idilio, en el que al flamenco se unen los sonidos del otro lado del Atlántico. Muchos eran los que bastante antes de la hora del comienzo del concierto se encaminaban hacia la céntrica plaza para no perderse el que prometía ser uno de los montajes con más ritmo de la noche, ya que la cantaora onubense ha triunfado con los sones cubanos en los que se ha adentrado últimamente. 

Lo más innovador

Alrededor de las 2.30 horas, en la plaza del Conde de Priego, estaba prevista la actuación de Soleá Morente, la pequeña de la saga familiar, para ofrecer una de las propuestas más rompedoras de la noche, a la que también se uniría, en el cine de verano Fuenseca, la rumba y el pop de Lucía Fernanda con su espectáculo Yelem, un montaje que hunde sus raíces en el abuelo de la artista, el Habichuela, y en su padre, el cantante de Ketama Antonio Carmona.

Espectáculo en la Posada del Potro. Óscar Barrionuevo

Y el fin de la fiesta flamenca tenía previsto llegar a los Jardines del Alcázar en torno a las 04.30 horas con Lin Cortés, que con su fusión flamenca invitaría a recibir el nuevo día. Paralelamente a estos once grandes espectáculos, el Quiosco de la Música y la Posada del Potro también se han unido a esta velada dando protagonismo a los artistas cordobeses. 

Compartir el artículo

stats