Una convocatoria electoral es sinónimo de encuestas. Junto con los sondeos de intención de voto, en CÓRDOBA hemos preguntado a nuestros lectores sobre sus planes para este domingo 19 de junio, fecha de las elecciones andaluzas.

Y es que, en los últimos días, coincidiendo con los últimos esfuerzos de la campaña electoral, el fantasma de la abstención ha empezado a sobrevolar sobre los comicios andaluces. Las altas temperaturas de los últimos días y la coincidencia de los comicios con el puente del Corpus en las provincias de Granada y Sevilla, hacen temer a los candidatos que los electores opten por la playa en lugar de por las urnas y de ahí sus continuas llamadas a la movilización.

Uno de los que más ha insistido en la llamada a las urnas ha sido el candidato del PP-A, Juanma Moreno. “Nos preocupa. Estas temperaturas no son normales en primavera. Nadie pensaba que iba a venir una ola de calor tan temprana y tan intensa. Lo normal es que los ciudadanos busquen refugio en la playa. Puede que muchos de nuestros votantes al final ese día consideren que esto está ganado y no voten”, indicó Moreno a mitad de semana.

De igual manera, desde la izquierda los partidos de PSOE-A, Por Andalucía y Adelante a Andalucía llevan desde el inicio de la campaña llamando a la movilización masiva de sus simpatizantes para que la abstención no sea elevada en esta jornada.

¿Playa o urnas?

Es por ello que CÓRDOBA ha realizado una encuesta entre sus lectores para saber qué van a hacer el 19J: ir a votar, voto por correo, irse a la playa (u otra actividad de ocio alternativa) o no votar.

El resultado no deja dudar a dudas, los participantes optan mayoritariamente por ir a votar el domingo. De hecho, siete de cada diez confirman que lo harán.

Un 17% afirma que se irá a la playa el domingo, de los que un 2% ya ha votado por correo. Un 9% no votará y un 4% ha votado por correo.

Récord del voto por correo

Para estas andaluzas se ha registrado un récord en las solicitudes de voto por correo que con 176.598 peticiones ha duplicado los registros de los comicios de 2018, lo que lleva a pensar que muchos electores han sido previsores a la hora de compatibilizar el ocio y el ejercicio del derecho al voto.