Kiosco

Diario Córdoba

LA INICIATIVA TERMINA ESTE VIERNES 17 DE JUNIO

El primer día de la 'Shopping Week' deja resultados dispares en el comercio de Ciudad Jardín

Los comerciantes lamentan la falta de afluencia durante el programa y el desconocimiento de la clientela

Iván Aitor García León atiende a un cliente en su tienda 4 Elements en la segunda jornada de la Shopping Week de Ciudad Jardín MANUEL MURILLO

El único indicio notable de la celebración de la Shopping Week, que llega a su fin este viernes 17 de junio, fue el desfile inspirado en el bosque encantado que recorrió el jueves las calles de Ciudad Jardín, a pesar del intenso calor, y que dejó caras perplejas entre los viandantes. Este viernes, el desconcierto se ha trasladado a los negocios por el escaso impacto que ha generado la iniciativa. Los descuentos aplicados, en algunos casos de hasta el 50%, no han sido suficientes para atraer a un público más acostumbrado a la dinámica habitual de su barrio que a estas novedades.

"Normalmente hay mucho despistado, aunque lo ponga en redes", cuenta Iván Aitor García, dueño de la tienda de ropa y deportes urbanos 4 Elements. Reconoce que la mayor parte de la clientela, "muy específica", desconocía el descuento del 20% que ha aplicado en todos los productos textiles. Después de 11 años suministrando pintura para grafitis, skates o gorras, su público está lo suficientemente establecido como para verse atraído únicamente por las promociones. Para el cliente que acaba de pasar por caja con una camiseta, el descuento que acaba de obtener supone una sorpresa agradable "La verdad que ni idea de qué es lo de la Shopping Week", reconoce. Pese a todo, Iván está contento con la iniciativa e intentará apurar hasta la madrugada para atender a los rezagados o a los que huyen del calor.

No hará lo mismo Laura Romero, dependienta de la tienda de ropa Label. "Ayer no tuvo impacto porque no hubo movimiento de clientes. No sé si fue por el calor, pero la iniciativa no fue suficiente como para quedarnos hasta las tantas y, a este paso, hoy tampoco lo haremos", explica. Se han adelantado a las rebajas con descuentos de hasta el 50%, que mantendrán hasta agosto. Una mujer mayor entra para preguntar por unas bermudas de caballero. "¿Qué es eso del nombre en inglés?", pregunta entre avergonzada y sorprendida.

Ambiente de compras en la zapatería Bossi durante la segunda jornada de la 'Shopping Week' de Ciudad Jardín MANUEL MURILLO

En la zapatería Bossi no optaron por aplicar descuentos especiales debido a sus precios ya de por sí económicos, aunque reconocen que sí percibieron movimiento en la calle al paso del desfile de disfraces. "No patrocinamos nada ni pusimos ningún tipo de descuento", reconocen. Los dependientes de la óptica Costasol decidieron informar ellos mismos a su clientela, a través de las redes, del 5% de rebaja aplicado sobre los descuentos ya existentes. "Yo creo que al ser viernes vendrá más gente", declaraban con esperanza tras el mostrador, "aunque nuestro jefe nos ha dicho que no nos quedemos más tarde de la hora del cierre", añadían. 

Mal en ventas y afluencia

Pedro Rodríguez, dependiente de la zapatería Karamba! suspira al pensar en el desarrollo de estas dos jornadas. "Espero que esta tarde vaya mejor que ayer", comenta esperanzado, "porque por ahora vamos mal en ventas y afluencia", reconoce, pese a los carteles del 10%,15% y 20% de descuento. Ve entre los motivos una "mala organización" por parte de los responsables del proyecto, que no se han implicado lo suficiente con los comerciantes.

En esta misma línea responden en la tienda de ropa Elite. "Si de verdad querían ayudar al comercio de cercanía deberían haberse molestado en reunirse con los comerciantes, incitarlos a poner propuestas en común", declara la dependienta mientras atiende a unas clientas que tampoco estaban al tanto de la Shopping Week. Entre ellas hablan de lo que podía haber sido y no fue; una ruta de la caña por los bares del barrio, empanadillas gratis desde el puesto de Mamma Leone o bailes en directo por parte de los alumnos de la academia. "Será por ideas. Ideas tenemos muchas, pero dinero muy poco", añade la dependienta en tono reivindicativo.

El foco comercial de un barrio con gran afluencia de estudiantes y que resiste con la demanda una vecindad envejecida, cuesta acertar con la respuesta del consumidor. En este caso, causalidades aparte, el intenso calor no ha ayudado.

Compartir el artículo

stats