Kiosco

Diario Córdoba

construcción

Firmada la compraventa de la Torre del Agua con un reinicio de las obras "inmediato"

La nueva promotora fija un plazo de terminación de los trabajos de 14 meses | Queda el 30% del edificio por ejecutar con un presupuesto que se sitúa en torno a cuatro millones de euros

Representantes de la promotora que se ha hecho con la Torre del Agua, ante el edificio. MANUEL MURILLO

El proyecto de la Torre del Agua ha dado un paso más. Este miércoles se ha producido la firma de las escrituras de compraventa del activo, cuyas obras de terminación arrancarán, si todo marcha según lo previsto, la semana que viene. Así lo ha explicado a este periódico Rafael García Merina, representante de la promotora, empresa filial del grupo Agrifluide, que es la que se ha hecho con el inmueble.

Una vez firmadas las escrituras, ha indicado García Merina, el reinicio de las obras es "inmediato" y se plantea, por lo tanto, empezar con los trabajos la semana que viene. La constructora que se hará cargo de las obras es Edimovisa y ambas empresas han fijado un plazo de terminación de 14 meses. Es decir, como muy tarde, la Torre del Agua estaría acabada en septiembre del 2023.

Eso sí, García Merina entiende que lo que queda de obra, que es alrededor de un 30% de lo proyectado, se puede acabar en el plazo de un año, acordándose 14 meses con la constructora para cubrirse "un poco las espaldas".

Con respecto al presupuesto que hace falta para concluir la torre, el representante de la filial de Agrifluide ha informado de que se sitúa en torno a los cuatro millones de euros. "Lo que ahora nos va a costar la obra es prácticamente el doble de lo que hubiera costado si el edificio se hubiese terminado en su tiempo", ha indicado García Merina.

Sobre si la coyuntura actual, con una inflación destacada y un precio de la energía disparado, puede afectar al desarrollo de los trabajos, ha explicado que "lo que queda son cosas materiales que están acopiados en obra y no tienen por qué sufrir alteración, el precio que nos ha pasado finalmente la constructora ha contemplado todas estas circunstancias actuales".

Estado en el que se encuentra actualmente la Torre del Agua. A. J. GONZÁLEZ

Los pisos que se ponen a la venta

En el acuerdo al que se llegó con los cooperativistas la promotora se comprometió a respetar tanto la ubicación de los pisos como el precio al que los adquirieron, con subidas que no serán más del 2% por los impuestos a aplicar. De los compradores iniciales, 23 mantienen su adquisición. En total, el edificio está compuesto por 38 viviendas, de las 15 restantes, según ha indicado García Merina, el 50% ya están vendidas. Al firmarse las escrituras, solamente quedan entre seis y siete pisos disponibles.

Alegría entre los cooperativistas

El abogado Rafael Perales Romero, perteneciente a Perales Romero y Calvento Abogados, que representa a los cooperativistas, ha celebrado la firma de las escrituras, una operación que calificado como "un éxito" que devuelve a los compradores originales un gran rayo de esperanza.

Tres años con las obras paralizadas

Llamada a ser uno de los reclamos urbanísticos de la ciudad de Córdoba, la Torre del Agua empezó a alzarse en abril del año 2017. Dos años después, en el verano del 2019, las obras quedaron paralizadas pocos meses antes del plazo que había para acabarlas. El estado de ejecución de la obra era muy avanzado, pero Teginser, encargada de los trabajos, los abandona. La paralización no afecta solo a los propietarios, sino a más de una treintena de empresas.

Su nombre, Torre del Agua, se debía a su llamativo diseño, obra de Rafael Castelló y Soledad García Domenech. Una torre de 49 metros, 14 plantas y 38 viviendas, todas ellas con piscina privada.

A principios de este 2022 los cooperativistas empiezan a ver la luz. Tras algunas ofertas para hacerse con el activo y terminarlo, parece que una promotora da en el clavo. La Caixa, además, también da su brazo a torcer y se compromete a devolver lo depositado por los cooperativistas más un 10% de intereses si ellos renuncian a los procesos judiciales abiertos contra la entidad (los cuales estaban ganando los propios cooperativistas).

Es en marzo cuando los cooperativistas respaldan el acuerdo y ahora, en junio, se firman las escrituras de compraventa que parecen arrojar luz a un caso que se alarga demasiado en el tiempo.

Compartir el artículo

stats